viernes 1 de marzo de 2024 07:09:05

SENADO: EL KIRCHNERISMO VUELVE A LA CARGA POR EL PLIEGO DE UNA JUEZA CLAVE PARA CRISTINA Y NEGOCIA CON LOS QUE NO LE DIERON APOYO

Tras haber fracasado en su intento para aprobar la continuidad de la jueza Ana María Figueroa, el oficialismo busca reunir el número para sesionar en la primera semana de agosto.

Tras fracasar en el Senado su intento para aprobar el pliego de la Jueza Anama María Figueroa, quien debe decidir en causas clave que involucran a Cristina Kirhcner, el oficialismo hace gestiones contrarreloj y busca convencer a quienes no le dieron apoyo para convocar a una sesión para la primera semana de agosto.

El bancada que encabeza José Mayans negocia con el peronismo disidente para tratar de destrabar el bloqueo que sufre el Senado y avanzar con 75 pliegos que promueven jueces y fiscales, entre los que está el de Figueroa, la camarista que el próximo 9 de agosto cumplirá 75 años, edad límite para ejercer el cargo.

“Van por la revancha en el Senado”, deslizó un dirigente radical que trataba de encajar todas las piezas de este rompecabezas que tiene como resultado final cumplir el objetivo de atender las necesidades judiciales de Cristina Kirchner.

El kirchnerismo ya fracasó en su intento de reunir al Senado para votar el pliego de la jueza Ana Figueroa.

El kirchnerismo ya fracasó en su intento de reunir al Senado para votar el pliego de la jueza Ana Figueroa.

Está claro que el primer paso lo dio Alberto Fernández cuando el viernes pasado decretó la intervención del Partido Justicialista en Jujuy, que estaba encabezado por Rubén Armando Rivarola, después de que un grupo de diputado votara a favor de la reforma constitucional de la provincia que impulsó Gerardo Morales.

La medida había sido exigida por Guillermo Snopek, uno de los que se plantó en la fallida sesión de la semana pasada por falta de quórum. Pero todavía pesaba la decisión de desacoplar de la boleta nacional encabezada por Sergio Massa y Agustín Rossi, ña nómina que el Senador presentó junto a la diputada Carolina Moisés.

Es que Moisés y Guillermo Snopek pedían también que no haya interna en Jujuy y sean la única lista en la boleta que lleva como precandidato presidencial al ministro de Economía. Incluso, la diputada había presentado un pedido de impugnación para que la lista de Leila Chaher y Alejandro Snopek – la adversaria- pudiera presentarse solamente con la dupla presidencial Juan Grabois-Paula Abal Medina.

En el Senado, cuando se negoció el quórum para la sesión, Guillermo Snopek exigió que no hubiera interna en su provincia y al fracasar la reunión en la Cámara alta, la Junta Electoral en tono de represalia optó por bajarlo de la competencia. Pero, la mediación de Massa, según confiaron fuentes parlamentarias, hizo que ambas listas desistan de las impugnaciones y fue acoplada nuevamente a la fórmula presidencial.

Ese sería el segundo dato que alienta la ilusión del kirchnerismo de convocar una sesión después del receso invernal. Pero sin embargo, el senador por Jujuy aumentó el precio a su misión de darle el quórum al oficialismo. Es que Snopek insiste ahora con la aprobación de su proyecto de intervención del Poder Judicial de su provincia.

Esperaba obtener dictamen de Asuntos Constitucionales en la reunión que había convocado la semana pasada, en la que también iba a ser ratificado como titular de esa comisión. Sin embargo todo se frustró por falta de quórum y la mirada quedó puesta en el ultra K Mariano Recalde, quien habría operado para que no avance la propuesta.

Snopek se quejó y avisó que no iba a aprobar los pliegos de los jueces que pedía el kirchnerismo mientras no se trate el pedido de intervención de la justicia jujeña. Algo que hasta este jueves, el senador y presidente del bloque Unidad Federal mantenía en pie.

 

Ana María Figueroa, una jueza clave en las causas contra Cristina Kirchner.

Ana María Figueroa, una jueza clave en las causas contra Cristina Kirchner.

El otro dato que avivó la posibilidad de una sesión sobre la hora para darle otros cinco años de mandato a Figueroa fue la visita que Massa hizo a Entre Ríos, donde supuestamente habló con Gustavo Bordet sobre el proyecto para disminuir las tarifas de servicio eléctrico impulsado por Edgardo Kueider, el otro senador que dejó sin quórum al Frente de Todos la semana pasada.

En este caso, la acción quirúrgica del ministro de Economía es de alta complejidad porque Kueider quiere la aprobación de la iniciativa. Pero la Secretaría de Energía ya alertó sobre las consecuencias que podría tener y reclamó un análisis más profundo. ya que también afecta a las represas de Yacyretá y Salto Grande.

Hasta este jueves, nadie del oficialismo se había contactado con Kueider para tratar de garantizar su presencia para una posible sesión. Incluso se mantuvo “inamovible” en su pretensión de conseguir la sanción definitiva de la propuesta.

El tercer senador que debía convencer el oficialismo es Alberto Weretilneck, gobernador electo de Río Negro, que es un aliado del oficialismo pero que tampoco bajo al recinto la semana pasada.

En el Frente de Todos dijeron que si estaban las condiciones para sesionar iba a bajar, pero desde la oposición pusieron eso en duda y advirtieron que el rionegrino “no quería quedar como el senador que le dio el quórum al kirchnerismo para aprobar los jueces afines”.

Por ahora, lo único concreto es que el Frente de Todos busca reunir el número para sesionar y trata de negociar con todos los bloques. Aunque todavía no tiene asegurado los 37 senadores y las opciones son exigentes para un gobierno que está inmerso en una fuerte crisis económica.

Desde Juntos por el Cambio, en tanto, se mantienen firmes y descartan la posibilidad de sesionar antes de las PASO. Hasta el momento, Alfredo Cornejo, presidente del interbloque opositor, no recibió ningún llamado del oficialismo. Fte. Identidad Correntina