viernes 1 de marzo de 2024 08:22:37

SERGIO MASSA ESTUVO EN LA CGT Y ADVIRTIÓ QUE JXC INTENTA QUITAR DERECHOS Y PIDIÓ MIRAR PARA ADELANTE PARA MEJORAR EL SALARIO

En un clima de campaña, el candidato oficialista criticó a la oposición, defendió los subsidios al transporte y la energía eléctrica y pidió “discutir francamente el nuevo mundo del trabajo

Sergio Massa tuvo su acto de bautismo sindical: en la visita a la sede de la CGT, el ministro-candidato fustigó en duros términos a Juntos por el Cambio, defendió los subsidios al transporte y la energía eléctrica por considerarlos “salarios indirectos” y pidió “discutir francamente el nuevo mundo del trabajo”. También hizo autocrítica: admitió que “los salarios no se recuperaron” y por eso propuso “mirar hacia adelante”. “Quiero que el 20 de diciembre puedan mirar a la casa Rosada y sentir que tienen un presidente de los trabajadores”, les dijo a los más de 300 sindicalistas presentes, en medio de ovaciones que finalizaron con la marcha peronista en un festivo clima de campaña.

El candidato presidencial de Unión por la Patria, en un discurso de 16 minutos, logró entusiasmar al auditorio que colmó esta tarde el salón Felipe Vallese, en el primer piso del edificio de Azopardo 802, aunque evitó los temas espinosos: mencionó una sola vez la palabra inflación y ni habló del aumento de los precios. Tampoco del acuerdo con el FMI. Sí, en cambio, pidió mirar “para adelante” al admitir que “pueden haber compañeros desilusionados o decepcionados” con el gobierno que integra. Le echó la culpa a “la pandemia, la guerra y la sequía”, aunque hizo autocrítica: “O nos faltó determinación en algunos temas. Los salarios no se recuperaron. Y ese es el primer desafío por delante”.

El saludo paternal de Héctor Daer hacia Sergio Massa, apenas terminado el acto en la CGT

El saludo paternal de Héctor Daer hacia Sergio Massa, apenas terminado el acto en la CGT

Tras afirmar que Patricia Bullrich “dice que va a quitar la indemnización” y Horacio Rodríguez Larreta “propuso terminar con las vacaciones pagas”, el jefe de Gabinete no habló de la gestión oficial, pero sí reclamó “defender los derechos (de los trabajadores) con el voto o defender los derechos en la calle”, donde, según anticipó, habrá “represión como en Jujuy” si JxC gana las elecciones.

Lo escuchaban, en el escenario, los principales dirigentes del Consejo Directivo de la CGT, entre ellos Pablo Moyano (Camioneros), en su regreso a la actividad oficial cegetista, y en las primeras filas del auditorio se ubicaron Hugo Moyano (Camioneros) al lado del ministro Eduardo “Wado” de Pedro, quien a su lado tenía sentado a Carlos West Ocampo, el histórico líder del Sindicato de Sanidad que ya dejó el cargo, un enemigo declarado de Cristina Kirchner y La Cámpora. Este dirigente, a su vez, tenía a su derecha al ministro de Trabajo bonaerense, Walter Correa, otro referente kirchnerista. Detrás de ellos se ubicó Antonio Caló, el ex titular de la UOM desplazado por los K. Quizá fue un milagro de la campaña oficialista. O de las necesidades de unirse para evitar una derrota.

La dirigencia cegetista construyó la visita de Massa como la primera parte de un operativo de fuerte apoyo a su candidatura que incluirá el 8 de agosto un acto en el que hablará el ministro de Economía, en el estadio DirecTV Arena en Tortuguitas, en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas. Pero este encuentro en la histórica sede de Azopardo 802, inaugurada por Juan Domingo Perón en 1950, fue diseñado para darle formalmente el apoyo a su candidatura y escuchar su mensaje a los trabajadores.

Sergio Massa habló ante un salón de la CGT con 300 sindicalistasSergio Massa habló ante un salón de la CGT con 300 sindicalistas

Al presentarlo ante los presentes, Héctor Daer (Sanidad), uno de los cotitulares de la CGT, afirmó que la situación electoral actual se asemeja a “una rotonda en la que, según la salida que tome el pueblo argentino, iremos para un lado o para el otro”, luego de lo cual dijo: “Queremos que ustedes dos (dirigiéndose a Massa y Rossi) conformen la fórmula que represente a los trabajadores”.

Luego de Rossi, cuya intervención terminó entre fuertes aplausos, Massa comenzó con un agradecimiento “por la invitación, el respaldo y el acompañamiento” y enseguida adhirió a las duras palabras de su compañero de fórmula sobre “las dos Argentinas que se definen como camino en las próximas elecciones”. Por eso propuso “transmitir las preocupaciones a nuestros compañeros y a nuestras compañeras, a nuestros delegados en cada lugar de trabajo, de qué se pone en juego”.

El titular de Economía preguntó a los presentes “qué hay para atrás”, en alusión al gobierno de Cambiemos: “Ya lo vivieron. Para atrás está el intento de quitar derechos, está el intento de subir el Impuesto a las Ganancias, como les pasó entre 2015 y 2019 a 2 millones y medio de trabajadores; para atrás está el recorte a los jubilados porque quienes hoy compiten con nosotros son los que lo llevaron adelante para atrás; está el intento de intervención de organizaciones sindicales; para atrás está también la política de ir recortando indemnizaciones y vacaciones porque porque, en realidad, para atrás lo que hay es un concepto de que el trabajo es un costo. No hablan del trabajo como instrumento de transformación en la vida de un ciudadano sino del costo laboral y para nosotros, que entendemos lo que representa el trabajo como instrumento de la movilidad social ascendente en la Argentina, el trabajo es el motor más importante de crecimiento que tenemos en nuestra sociedad”.

Eduardo "Wado" de Pedro, ministro y candidato oficialista, estuvo sentado en primera fila en el acto de la CGTEduardo “Wado” de Pedro, ministro y candidato oficialista, estuvo sentado en primera fila en el acto de la CGT

Fue el único tramo de su discurso dedicado a castigar a Juntos por el Cambio, ya que de inmediato dijo: “¿Qué hay para adelante? Entendiendo de dónde partimos, sabemos que hay compañeros nuestros desilusionados o a lo mejor decepcionados porque en estos años o por la pandemia o por la guerra o por el impacto de la sequía o porque nos faltó determinación en algunos temas, algunos pueden sentir la desilusión de que si bien creció 33 meses consecutivos el ingreso al mercado de trabajo en la Argentina, los salarios no se recuperaron como se tenían que haber recuperado”.

Por eso Massa planteó que “ahí tenemos para adelante un primer desafío, que es tomarnos de la mano, defender en la puja distributiva el rol del salario en la distribución del ingreso en la Argentina, poner al Estado como equilibrador de las relaciones sociales y empujar para recuperar ingresos en la Argentina, peleando contra la inflación, pero también mejorando el salario de nuestros trabajadores y nuestras trabajadoras, y esa es una tarea que tenemos que encarar juntos”. Fte.I