6 de febrero de 2023

LOS DIEZ MOTORES QUE EMPUJARÀN LA INFLACIÒN EN 2023

Para este año se prevé que el índice de precios se acercará nuevamente al 100%

Annabella Quiroga. Tras el 94,8% de inflación de 2022, las expectativas para este año no ceden. El último relevamiento del Banco Central entre consultoras las ubica en 96,9%. Son varias las razones por las que el índice de precios se acercarà añ 100% este año.

Déficit fiscal

La economía argentina arrastra dos dìgtos de inflaciòn desde 2006. La escalada coincidió con el fin del superávit fiscal y el incremento del gasto público. El economista Camilo Tiscornia, de la consultora C&T, plantea que «el determinante principal de la inflación es la situación fiscal. Ahí se engloba el tema del déficit, el endeudamiento en pesos y el riesgo de refinanciación de la deuda en pesos que obliga a una emisión monetaria bastante importante».

Emisión

â??Para Martín Vauthier, director de la consultora Anker, estos niveles de inflación tan elevados están originados en el terreno monetario. «El deterioro del balance del Banco Central está explicado por el fuerte aumento del déficit fiscal durante la pandemia. Ese déficit se financia en gran medida con emisión y todos esos pesos fueron absorbidos por el Banco Central en pasivos remunerados. Hoy el Central tiene el equivalente a dos bases monetarias adicionales que están devengando intereses y que a su vez son una fuente de emisión todos los meses».

Expectativas

La suba de precios se retroalimenta con las expectativas al alza. Para Sebastián Menescaldi, de EcoGo, «en el último tiempo un gran componente de la inflación han sido las expectativas. Ante un balance del Banco Central que se deteriora la incertidumbre acerca de cuál va a ser el valor del dólar genera una remarcación de precios».

Inercia

â??Buena parte del gasto público -salarios, jubilaciones, prestaciones sociales- se ajusta por la inflación pasada. Y lo mismo ocurre con los precios del sector privado. La consultora LCG realiza su propia medición de precios y detalla que todos los precios relevados se ajustan cada mes y medio.

El economista Juan Manuel Telechea, dijo en declaraciones radiales que la inflación en Argentina «es un problema crónico. A medida que el proceso de inflación se va haciendo más elevado, las conductas de las personas, las empresas y los sindicatos se van adaptando a ese entorno y son conductas ya muy difíciles de erradicar».

Sequía

Por efecto de la sequía, la cosecha de trigo cayó 50%, Menos producción presionará sobre los precios y no solo en el caso de la harina y derivados.

Para GMA Capital, el freno en la suba de los alimentos en los últimos meses fue consecuencia de la baja en los precios de la carne, que explican en torno al 8% del total de la canasta. «Producto de la sequía, la oferta de carne aumentó considerable en los últimos dos meses del año, y en consecuencia, se observó una caída en términos reales de su precio». Pero si bien la carne fue fundamental para que la inflación no cerrara con tres dígitos en 2022, «el aumento anticipado de la oferta traerá más de un dolor de cabeza de cara al futuro».

Dólar

Para Tiscornia, «el ritmo de movimiento del tipo de cambio es un elemento clave para los precios». En 2022, el dólar corrió por detrás, aunque en el último trimestre del año se fue acelerando hasta terminar moviéndose en diciembre por encima de la inflación. «Poner un ritmo de actualización del 6% mensual para el dólar oficial le da una pauta a los precios, lo que complica que se muevan por debajo de ese nivel».

Tarifas

El año, pasado las tarifas subieron 55% en promedio y vienen atrasadas frente a la inflación en la última década. Para este año ya hay comprometidos una serie de ajustes que impactarán sobre los precios: energía, servicios públicos, transporte, prepagas, colegios son algunos de los rubros que planifican aumentos.

Salarios

Para este año, el Gobierno pretende que las paritarias se cierren en torno al 60%. Con la economía prácticamente estancada, los analistas ven pocas chances de que los salarios presionen sobre los precios y se recomponga el poder adquisitivo. Para Vauthier, «el salario real está hoy en los menores niveles de 2019 y eso le pone un techo a la inflación en el corto plazo».

Año electoral

La tensión política en torno a las elecciones puede sumarle presión a los precios. A esto se agrega que la campaña podría llevar a que se aumente el gasto público y se reactive una suerte de «plan platita», como ocurrió en las elecciones de 2021. Más gasto público suma incertidumbre y complica las metas de déficit pactadas con el FMI.â??

Credibilidad

Para bajar la inflación es central que el gobierno logre convencer a los actores económicos y sociales de que está comprometido con esa meta. En medio de la pulseada electoral y las acusaciones cruzadas la credibilidad es un bien escaso.

Telechea apunta que el Gobierno «tiene que convencer a los sindicatos y a las empresas de que dejen de mirar para atrás y en cambio miren para adelante». Pero advirtió que para eso «no alcanza con mostrar una camino de descenso de tres meses. No alcanza con políticas aisladas, la única manera es armar un plan».Por Annabell Quiroga. Clarìn. Fte. Identidad Correntina