martes 30 de mayo de 2023 18:17:51

EL GOBERNADOR DE CÓRDOBA JUAN SCHIARETTI TIENE DECIDIDO SER CANDIDATO A PRESIDENTE EN EL 2023

El gobernador de Córdoba empezará a mostrarse más activo en el corto plazo. Las limitaciones electorales por su bajo conocimiento a nivel nacional y el armado en el que trabaja para competir en el 2023 con una alternativa al Frente de Todos y Juntos por el Cambio

Schiaretti tiene decidido ser candidato a presidente en el 2023. Es una decisión que maduró en los últimos meses y que ya tiene resuelta. Ahora es el momento de actuar en consecuencia. De empezar a mostrarse, de levantar el perfil. Lo necesita. Afuera de Córdoba, provincia donde concluirá su gobernación el próximo año, tiene un bajo nivel de conocimiento.

El “Gringo”, como lo apodan, necesita hacerse conocer. Que la gente conozca su cara y sus propuestas. Su idea de país y sus posiciones en los temas centrales de la agenda política. Para eso tiene que mostrarse más en público y aumentar sus actividades por afuera de los límites cordobeses. Es lo que hará.

“Es el momento de salir a la cancha. Ahora. Antes de que termine septiembre”, afirmó un hombre de confianza del Gobernador. En el entorno del mandatario hablan de la “primavera schiarettista”, porque estiman volcarse a la escenario nacional cerca del 21 de septiembre, cuando arranca la nueva estación.

Levantar el perfil implica visibilizar la mayoría de las reuniones que tenga, aceptar entrevistas en los medios de comunicación nacionales y protagonizar una campaña electoral adelantada. Todo con el fin de instalar su idea y su nombre como una opción para gobernar la Argentina a partir de diciembre del 2023.

El diputado de la UCR Facundo Manes visitó a Schiaretti en Córdoba durante el 2022El diputado de la UCR Facundo Manes visitó a Schiaretti en Córdoba durante el 2022

El gobernador de Córdoba ha amagado en algunas oportunidades con la idea de competir a nivel nacional, pero nunca terminó de definirlo. Esos amagues generaron que muchos dirigentes políticos, sobre todo del peronismo, dejaran de creer en la posibilidad concreta de que juegue todas sus fichas para llegar a la Casa Rosada.

En esta oportunidad, según aseguran en su entorno, no habrá amagues. Tampoco dudas. Schiaretti quiere ser un actor relevante en la discusión electoral del año que viene. El objetivo central es ser candidato a presidente pero, sobre todo, impulsar el armado de una alternativa política que vuelva a hacer el intento de ensanchar el camino del medio.

El mandatario lleva largos meses buscando acercar posiciones con diferentes dirigentes que están afuera del Frente de Todos y Juntos por el Cambio. Lejos de la grieta. En esa primera lista aparecen el ex gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, el diputado nacional Florencio Randazzo, los principales líderes del socialismo santafesino y nombres propios del peronismo disidente, que sobrevive en los márgenes del oficialismo.

Sin embargo, el grueso del armado político que proyecta se realizaría con funcionarios, legisladores, intendentes y gobernadores que hoy están bajo el techo de las dos coaliciones más grandes del país. La teoría del gobernador cordobés es que ambas se fracturarán antes del proceso electoral y perderán algunos de sus integrantes. fTE. i