9 de diciembre de 2022

EE.UU:JOE BIDEN ALIVIANA SANCIONES A VENEZUELA Y ABRE LA PUERTA PARA LA INVITACIÓN A LA CUMBRE DE LAS AMÉRICAS

Estados Unidos emitió una autorización para que Chevron participan en las conversaciones con Nicolás Maduro. Se retomará el diálogo con la oposición en México.

La presión ejercida por México y otros países latinoamericanos parece empezar a dar sus frutos. Si bien Estados Unidos aún no envió invitaciones formales para la Cumbre de las Américas del 6 de junio en Los Ángeles, Joe Biden empezó a dar algunas señales de distensión que se oficializarán en las próximas horas.

Ayer, la Casa Blanca retomo una medida de Barack Obama suspendida por Donald Trump y restauró los vuelos directos a Cuba y levantó restricciones a las remesas. Esto fue tomado una victoria del mexicano Andrés Manuel López Obrador quien se convirtió en la voz más importante de los jefes de estado que rechazan la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la reunión presidencial.

Además, el debate interno en la administración Demócrata entre los que trabajan para descomprimir la relación con Caracas (el Consejo de Seguridad Nacional al mando de Jake Sullivan y cuenta con Juan Gonzalez con interlocutor directo) y los que prefieren continuar con la política de sanciones (el Departamento de Estado, sobre todo el ala diplomática).  Lo mismo vale para Cuba.

El Gobierno de Estados Unidos necesita retomar la compra de petróleo venezolano en medio de la guerra en Ucrania y las sanciones impuestas con Rusia. Eso comenzó antes de la guerra cuando el Departamento dio luz verde para la continuidad de Chevron en Venezuela, tuvo su punto máximo con la reunión en Caracas con Maduro de marzo y continúan su rumbo.

Ahora, Estados Unidos emitió una autorización para que Chevron participan en las conversaciones con Nicolás Maduro mediante el alivio a las sanciones que pesan sobre el régimen chavista. Los cambios  permitirán a Chevron Corp. negociar su licencia con la petrolera venezolana PDVSA, pero no perforar ni exportar petróleo de origen venezolano.

Estados Unidos emitió una autorización para que Chevron participan en las conversaciones con Nicolás Maduro mediante el alivio a las sanciones que pesan sobre el régimen chavista.

 Además, el gobierno venezolano se compromete a llevar a cabo una de las condiciones de Washington que es la reanudación de la mesa de diálogo de México, suspendida luego que el chavismo se levantara a modo de repudio por la detención del empresario colombiano Alex Saab, acusado de narcotraficante por la DEA.

El levantamiento o alivio de las sanciones contra Caracas supondría una victoria del ala política del gobierno de Joe Biden que busca dar vuelta de página y cambiar el sentido de las relaciones diplomáticas con Caracas para buscar un mejor entendimiento con el Gobierno e integra frenar el avance de Rusia y China en el país suramericano.

Fuentes cercanas a la negociación entre Venezuela y Estados Unidos confirman este avance y aseguran que la vuelta a los diálogos de México será clave. De todas formas, aunque lo consideran un gesto muy importante como el de ayer con Cuba, no se animan a confirmar que efectivamente la Casa Blanca invitará a Maduro a la cumbre de Los Ángeles. Fte.LPO