miércoles 27 de octubre de 2021 🕒 00:31:08
El tiempo - Tutiempo.net

EL MINISTRO DE TRABAJO REAVIVÒ LAS INTERNAS Y LE APUNTO A WADO DE PEDRO DIJO «NO HACE FALTA MANDAR UNA RENUNCIA A UN DIARIO»

“Es claro y evidente que uno no tiene derecho natural a ocupar un cargo, eso se terminó con la monarquía”, aseguró Claudio Moroni ministro de Trabajo.

Justo una semana después de la etapa más tensa de la crisis, y en medio de múltiples esfuerzos para tratar de recomponer los vínculos, el ministro Claudio Moroni, uno de los colaboradores de mayor confianza de Alberto Fernández, volvió a azuzar las internas con un mensaje directo a Eduardo «Wado» de Pedro, el primero de los funcionarios en renunciar con una carta pública al gabinete siete días atrás por orden directa de Cristina Kirchner.

«No hace falta mandar una renuncia a un diario», remarcó este jueves el ministro de Trabajo en una entrevista radial en la que aprovechó para detallar el alcance de la suba del piso de Ganancias, una iniciativa enmarcada en el paquete de medidas que el Gobierno lanza con vistas a la elección de noviembre.

Moroni trabaja desde hace años junto a Fernández: es parte del grupo de funcionarios que acompañó al Presidente y debatió en las horas más dramáticas de la crisis de manera acalorada sobre qué camino seguir en la disputa pública con Cristina Kirchner. Hasta ahora, el ministro no había dado su visión.

En la tarde de este jueves, primero dio una conferencia de prensa para dar precisiones sobre la mejora anunciada en torno al impuesto a las Ganancias, y después concedió una entrevista para desmenuzar la medida y ahondar sobre la publicación del índice de desempleo del 9,6% que publicó el Indec.

Después de eso, en diálogo con el programa «Mejor país del mundo» de Radio Con Vos, fue consultado sobre los cambios en el gabinete. «La firmeza del Gabinete depende de la decisión del Presidente, no depende de los ministros. Yo participo de aquellos que pensamos que no tenemos un derecho permanente al cargo público. La gente que piensa así está absolutamente equivocada», dijo.

Fue ahí cuando Moroni, uno de los apuntados por el kirchnerismo, apuntó de manera directa contra su par de Interior. «La firmeza depende de las decisiones del Presidente. Si el Presidente considera que un gabinete debe seguir, seguirá, si considera que debe cambiar cambiará. No es necesario hacer gestos ampulosos de presentar renuncias o cosas así, porque la verdad es el Presidente el que decide», resaltó.

Y aclaró: «No hace falta mandar una renuncia a un diario para que se sepa que tu cargo está a disposición del Presidente».

«Es claro y evidente que uno no tiene derecho natural a ocupar un cargo, eso se terminó con la monarquía», agregó.

El descargo de Moroni no es casual: la renuncia -sin aviso- de De Pedro, el ministro de mayor confianza de la ex Presidenta, le cayó pésimo a Fernández, que tenía un vínculo especial con el funcionario al que apodaba «Wadito».

Tanto molestó que incluso su entorno dejó trascender, antes de la carta de la vicepresidenta, que había aceptado la renuncia. Fue, según dicen, una «devolución de gentilezas» que después intentó subsanar Vilma Ibarra, la secretaria Legal y Técnica, para descomprimir un tsunami político puertas adentro que amenazaba con romper la coalición.
Massa, más armonioso

 

Sergio Massa, que se mantuvo como un articulador en medio de la pelea entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, también rompió el silencio este jueves, pero fue más armonioso que Moroni.

«Tenemos que tener la capacidad de sostener unidad en la diversidad, tolerar que esa diversidad a veces se expresa en debates privados y a veces en público. No tiene que generar temor», enfatizó Massa en diálogo con Radio 10.

En cuanto a los cambios en el Gabinete, consideró que «lo más importante es que lo dejen tranquilo y satisfagan al Presidente (Alberto Fernández), porque el Gabinete es facultativo a él».

«Nosotros podemos opinar pero quien decide y elige sus colaboradores, es el Presidente», subrayó el titular de la Cámara de Diputados.

«Somos una coalición de Gobierno que tiene sectores que expresan miradas distintas. Que podamos discutir un tema y pensar distinto, no significa que nos lleve ni a pelear ni a ruptura. Hay que aprender a debatir sabiendo que el camino hacia adelante es más Frente de Todos», enfatizó.