jueves 23 de septiembre de 2021 ūüēí 20:54:20
El tiempo - Tutiempo.net

ECONOM√ćA: POR EL CONGELAMIENTO TARIFARIO LOS USUARIOS SOLO PAGAN UN TERCIO DE LO QUE CUESTA PRODUCIR ELECTRICIDAD

El Gobierno difunde en la propaganda electoral el freno a los aumentos de tarifas como una de sus decisiones positivas para la sociedad

El Gobierno comenz√≥ a difundir varios mensajes de propaganda que buscan resaltar los logros alcanzados en la primera mitad de gesti√≥n. Uno de ellos dice: ‚ÄúVos sab√©s que frenamos la suba de las tarifas de servicios p√ļblicos‚ÄĚ. Y agrega: ‚ÄúNosotros sabemos que falta recuperar el poder de compra de los salarios para poder crecer. Muchas cosas hechas. Muchas por hacer‚ÄĚ.

Si bien cuando asumi√≥ el presidente Alberto Fern√°ndez, en diciembre de 2019,¬†sus funcionarios repet√≠an que hab√≠an aprendido de los errores del pasado y no iban a congelar tarifas,¬†esa medida fue una de las primeras que extendieron -la gesti√≥n de Mauricio Macri hab√≠a tomado la misma decisi√≥n a mitad de ese a√Īo, previo a las elecciones- antes de que comenzara la pandemia.

Como contrapartida, en el primer semestre de este a√Īo los subsidios a la energ√≠a aumentaron 65.4% ¬†con relaci√≥n al mismo periodo de 2020 (un crecimiento de 14% real, seg√ļn la consultora LCG), y¬†se espera un incremento mayor en la segunda parte del a√Īo, cuando el consumo de gas es mayor. Seg√ļn las proyecciones privadas, se estima que los subsidios a la energ√≠a finalizar√°n este a√Īo en US$8400 millones, un incremento de 34% con relaci√≥n a los US$6259 millones de 2020. Estas transferencias se cubren o con m√°s emisi√≥n monetaria, m√°s deuda o m√°s impuestos.

El panorama se agrava, si se tiene en cuenta que¬†los costos en d√≥lares no son mayores porque el Gobierno decidi√≥ atrasar el tipo de cambio este a√Īo. En 2022, si el Gobierno quiere disminuir el gasto en subsidios, las tarifas deber√°n aumentar por arriba de la tasa de depreciaci√≥n, una medida que parece poco probable.

En n√ļmeros concretos, en junio,¬†el costo promedio de la generaci√≥n el√©ctrica se dispar√≥ a $8252 el MWh (US$85), el doble de los $4508 que cost√≥ la energ√≠a en el mismo mes de 2020, seg√ļn datos de Cammesa, la compa√Ī√≠a con control estatal encargada del despacho el√©ctrico. De ese total, los usuarios residenciales del √°rea metropolitana de Buenos Aires (AMBA) pagan una tarifa promedio de $2402 el MWh (US$25).

El mayor costo se explica en parte por la caída de 34% de la generación hidroeléctrica (producto de la sequía), que es más económica, y a la menor disponibilidad de gas, que debió ser sustituido con más importaciones de combustibles líquidos, más caros.

En los próximos meses se espera que el costo de energía eléctrica disminuya a US$68, ya que con las mayores temperaturas habrá menos necesidad de importar combustibles. Esto permitiría que los usuarios paguen una mayor proporción del costo de generación (podría subir a 35%). Sin embargo, seguiría siendo el nivel más bajo desde 2015.

Con relaci√≥n al gas, a fines del a√Īo pasado el Gobierno lanz√≥ el Plan Gas.AR y firm√≥ nuevos contratos en d√≥lares con las productoras a precios mayores, de modo tal de que haya m√°s inversiones y as√≠ frenar el declino de producci√≥n.¬†Pero no pudo trasladar a los usuarios residenciales esos precios y tuvo que absorber parte de los mayores costos.¬†Por lo tanto, en la actualidad,¬†subsidia alrededor del 25% de la tarifa residencial de gas.

Durante los gobiernos de¬†N√©stor y Cristina Kirchner, el congelamiento tarifario fue una apuesta pol√≠tica que le permit√≠a a los usuarios percibir una mejora en el poder adquisitivo.¬†En el √ļltimo mandato de la actual vicepresidenta, los usuarios de electricidad llegaron a pagar menos del 25% por la generaci√≥n el√©ctrica. Si se toma en cuenta tambi√©n los costos de transporte y distribuci√≥n,¬†los clientes de luz en el AMBA pagaban solo el 15% del total.

Algunos analistas económicos consideran esta medida como el talón de Aquiles de su gestión,  ya que el congelamiento tarifario generó una caída en la producción de gas y electricidad, que debió ser sustituida con importaciones, algo que a su vez implicó un stress cambiario. Esto generó que se perdieran el superávit comercial y fiscal, que habían sido la base de crecimiento durante el gobierno de Néstor Kirchner. Además, el servicio eléctrico se deterioró y se masificaron los cortes de luz.

En la primera parte del a√Īo,¬†las importaciones de energ√≠a representaron US$2281 millones, lo que implica una suba de 59,3% en comparaci√≥n al primer semestre de 2020 y un impacto directo en las reservas del Banco Central. Solo por gas, las estimaciones privadas se√Īalan que¬†en el a√Īo se importar√°n US$1992 millones, considerando un precio promedio anual de importaci√≥n desde Bolivia de US$5,7 el mill√≥n de BTU (medida inglesa que se utiliza en el sector) y de US$7,8 en GNL (sin incluir regasificaci√≥n). Fte. LN