martes 13 de abril de 2021 🕒 22:35:00
El tiempo - Tutiempo.net

POLÌTICA: EDUARDO DE PEDRO VA AL CONGRESO BUSCANDO CERRAR UN ACUERDO CON RESPECTO A LAS PASO 2021

La llegada de la segunda ola resinsertó el tema en la agenda pública a raíz de la preocupación por la escalada de contagios

El pasado fin de semana, el presidente de Diputados, Sergio Massa, pidió que se suspendan, pero el Gobierno nacional terminó avalando propuesta del jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, para postergar un mes la fecha de los comicios. En este marco, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, asistirá a la Cámara baja buscando cerrar un acuerdo para el futuro de las Primarias.

Esto se debe a que una potencial modificación del calendario electoral requiere de una ley sancionada en el ámbito del Congreso Nacional, con lo cual, se necesitaría un amplio consenso tanto con la oposición como con el sector del Frente Renovador massista. “Lo tiempos nos corren. Estamos en abril y hay que avanzar. Por eso la visita a Diputados”, explicaron desde la cartera del Interior a la agencia NA.

La idea del Gobierno es esperar a que Juntos por el Cambio dirima sus diferencias sobre el tema y anuncie públicamente su posición, hecho que ocurriría mañana tras el cónclave de la plana mayor de la alianza opositora. El miércoles, entonces, De Pedro podrá sentarse a la mesa para negociar con la oposición sobre una base más concreta.

Massa sorprendió el fin de semana al marcar diferencias con la línea predominante en el oficialismo a favor de postergar las PASO, al proponer la suspensión de las primarias obligatorias o hacerlas coincidir con la fecha de elecciones generales. En realidad, su postura es coherente con el rol que había asumido meses atrás al oficiar de interlocutor y nexo con el grupo de gobernadores que presionó en bloque para lograr la suspensión de las PASO.

El presidente Alberto Fernández veía con agrado esa iniciativa, al visualizar que la segunda ola podía alcanzar su máxima altura a comienzos del segundo semestre. Sin embargo, el plan se deshilachó rápidamente porque la idea no ganó volumen en la opinión pública ni unificó al oficialismo, al tiempo que Juntos por el Cambio rechazó una modificación de “las reglas de juego” en medio del año electoral. En esas circunstancias, el jefe de Estado le soltó la mano a los gobernadores y Massa tomó prudencial distancia del tema.

La llegada de la segunda ola resinsertó el tema en la agenda pública a raíz de la preocupación por la escalada de contagios, y en ese contexto surgió la propuesta de Kirchner para correr el calendario electoral, con la expectativa de que hacia septiembre los avances en el operativo de vacunación apacigüen los efectos de la pandemia. A excepción de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, quien expresó reparos al plan para “cambiar las reglas en un año electoral”, en general no hubo un rechazo en el arco opositor a la idea de postergar las PASO.

De hecho, Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica-ARI, se adelantó a las deliberaciones de Juntos por el Cambio y se mostró a favor del plan oficial, aduciendo que el corrimiento de la fecha de elecciones podría convenir a Juntos, ya que en plena pandemia muchos adultos mayores – proclives al voto opositor- desistirían de concurrir a las urnas por temor al contagio.

Lo que sí generó mucho ruido fue la foto del encuentro en la Casa Rosada de referentes del Gobierno y del oficialismo con el intendente de Vicente López, Jorge Macri, y con el jefe de bloque PRO en Diputados, Cristian Ritondo. Estos dirigentes del ala moderada del partido de Bullrich recibieron pases de factura de parte los jefes partidarios de la coalición oficialista, por prestarse al juego de “manipulación” y “aprovechamiento político” del Gobierno, al que acusan de haberles tendido una emboscada al instalar la idea de que ya había un “pacto” consumado sobre el corrimiento de la fecha de elecciones.

De todas formas, el Gobierno nunca comunicó un “pacto”, sino que aquella fue la puesta en escena del comienzo de un diálogo en pos de incluir a la oposición en una decisión importante, a pesar de que el oficialismo ya tiene los votos suficientes para aprobar el proyecto.