jueves 25 de febrero de 2021 🕒 22:31:25
El tiempo - Tutiempo.net

CAFIERO SALIÒ AL CRUCE DE AMNISTÌA INTERNACIONAL “A NOSOTROS NO NOS TIENEN QUE VENIR A DECIR QUE HACER CON “LOS DERECHOS HUMANOS”

Nosotros, dijo el Jefe de Gabinetes somos hijos de las madres y de las abuelas, así que a nosotros no nos tienen que venir a decir qué tenemos que hacer con los derechos humanos”

Amnistía Internacional solicitó este fin de semana la intervención del Estado frente a la situación que atraviesa Formosa con las reiteradas denuncias de violaciones de derechos humanos. Paola García Rey, directora adjunta del organismo en Argentina, afirmó que si el Gobierno no responde acudirán a “instancia internacional”.

“¿Hoy en Formosa se están violando los derechos humanos? Absolutamente sí: hay detenciones arbitrarias, condiciones inhumanas de aislamiento, maltratos a niños detenidos en las mismas condiciones que los adultos, mujeres y varones en los mismos lugares violando la intimidad”, manifestó García Rey. La directora de Amnistía reiterò una de las principales denuncias que surgen de los centros de aislamiento de Gildo Insfrán“La gente entra a los lugares y no sabe cuándo va a salir; entran con hisopados negativos, por ser contactos estrechos, y en el día 14 cuando se supone que van a ser liberados, pueden dar positivo en el día 13 y van a foja cero, vuelven a empezar los días”. En ese sentido remarcó que en ocasiones “se extienden los aislamientos por más de 30 días”.

No necesitamos que nos digan a los argentinos, mucho menos a nuestro espacio político que tiene siempre una especial sensibilidad en el respeto de los derechos humanos; nosotros somos hijos de las madres y de las abuelas, así que a nosotros no nos tienen que venir a decir qué tenemos que hacer con los derechos humanos”, aseguró Cafiero.

La oposición y diversos organismos sociales denunciaron al gobierno del peronista Gildo Insfrán por la violación de derechos humanos durante la pandemia, especialmente en los centros de aislamiento de los enfermos con coronavirus. También hay objeciones sobre la política aplicada en las fronteras de la provincia, tema que provocó la intervención de la Corte Suprema.

El tema no está terminado para nada, pero tampoco hay que hacer un estiramiento político. Muchos de los que están en los centros de aislamiento están enojados y enojar más a los enojados no va a servir de nada”, completó.