jueves 21 de enero de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

EN DICIEMBRE SE VOLCARÁN A LA CALLE $200.000 MILLONES LA PREGUNTA QUÉ PASARÁ CON LA INFLACIÓN Y EL DÓLAR BLUE

El dólar blue podría empezar a subir en enero después de la fuerte emisión monetaria, el mercado financiero esperan nuevos aumentos en las tasas de interés que comanda el Banco Central  a medida que se conozcan nuevos datos de inflación

Las miradas están puestas en la emisión monetaria: se incrementará la liquidez  para financiar el déficit fiscal (el Estado tiene muchos pagos por hacer) y la necesidad de liquidez del sector privado para el pago de aguinaldos y otros gastos de fin de año. Por estos motivos el circulante (todo el dinero que está en poder de las personas y las empresas) puede aumentar $200.000 millones en diciembre en un escenario promedio, según cálculos de Delphos Investment. “En las condiciones de abundante liquidez que trae la economía este incremento debería ser absorbido por el BCRA  en los meses siguientes cuando la demanda de dinero estacional disminuya”, estima.

De esta manera, la clave será cuanto de pesos que se volcaron a la economía puedan ser retirados para no fogonear la inflación y el dólar en el mercado paralelo. El IPC de octubre fue de 3,8% y se cree que habrá un piso de 4% en los próximos meses mientras que el Gobierno “descongela” ciertos precios de la economía y ciertos sectores aumentos sus productos por recomposición de márgenes.

El dólar blue podría empezar a subir en enero después de la fuerte emisión monetaria. Con el dólar, si bien el blue está en torno a $165 y medianamente estable, el exceso de pesos en una economía donde la población rechaza esa moneda, podría disparar el precio del blue en los próximos meses.

Por lo tanto, en el mercado financiero esperan nuevos aumentos en las tasas de interés que comanda el Banco Central  a medida que se conozcan nuevos datos de inflación que confirmen este escenario de inflación cercana al 4%.

“En este sentido no esperamos un sesgo muy restrictivo por parte del BCRA, diferente al implementado por el nuevo titular del Banco Central de Turquía la semana pasada, quien incrementó la tasa de política monetaria en 4,75 puntos porcentuales (casi 50% de suba). Adicionalmente anunció que mantendrá una política monetaria contractiva hasta que la inflación descienda”, dice Delphos.

Es conocido que las tasa de interés pueden mantenerse en terreno negativo cuando se implementa un cepo cambiario como en la actualidad. Sin embargo, niveles muy negativos complican el manejo inflacionario y claramente incentiva irse al dólar.

Creen en el mercado que la tasa de interés que controla el BCRA  debería subir. Durante el cepo anterior la tasa real fue negativa con un promedio de entre 6% y 7% anual con gran volatilidad. Valores similares de tasa real en 2021 implicarían que el BCRA debería llevar progresivamente las tasas mayoristas a un entorno del 40% anual una vez que se confirme el entorno de mayor inflación.

“Niveles superiores no parecen compatibles con las restricciones que impone la recuperación económica post pandemia como también la proximidad de las elecciones de medio término. Un efecto negativo adicional sería el aumento del déficit cuasifiscal del BCRA por el pago de intereses por los pasivos no monetarios (Leliqs/Pases)”, señala Delphos.

En síntesis, agrega, en los niveles actuales las tasas de interés mayoristas se muestran en niveles negativos cercanos al 1% mensual, producto de la aceleración de la inflación  por encima de los aumentos impulsados por el BCRA en las tasas nominales de plazo fijo.

“Hacia adelante, la persistencia de niveles de inflaición mensuales cercanos al 4% junto con el incremento estacional de la liquidez en diciembre plantean la necesidad de un sendero creciente de tasas, que podrían aumentar hasta el 40% anual (BADLAR) de forma gradual. Las condiciones de abundante liquidez durante el verano obligarán al BCRA a mantenerse alerta ante signos de mayores tensiones inflacionistas”, advierte Delphos. Fte, IP