martes 9 de marzo de 2021 🕒 04:55:52
El tiempo - Tutiempo.net

POLÌTICA: EL PRESIDENTE NO PIENSA EN CAMBIOS DE GABINETE AUNQUE MASSA Y CRISTINA PIENSAN DISTINTO

El kirchnerismo duro recela de Alberto Fernández y no tiene problemas en erosionar su figura pública si no alinea su agenda a los compromisos políticos de la Vicepresidente

Alberto Fernández aseguró en declaraciones periodísticas que “no tiene previsto cambios en el Gabinete”, mientras Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa consideran en privado que la actual crisis financiera y económica, la molicie de ciertos ministros y la imagen pública presidencial justifican un nuevo programa y nuevos jugadores en Olivos y la Casa Rosada.

La Vicepresidente y el Presidente de la Cámara de Diputados han conversado sobre este asunto con Alberto Fernández, y los tres asumen que un cambio de Gabinete sólo puede suceder si se cumplen dos hechos políticos: los ministros que vienen son mejores que los renunciantes, y el futuro programa económico tiene que exhibir más consistencia que las actuales medidas diseñadas por Martín Guzmán y Miguel Pesce.

El Presidente, CFK y Massa aún no han acordado qué referentes del Frente de Todos, economistas con presencia mediática o antiguas figuras del peronismo pueden remozar a un actual Gabinete que ya se piensa como una etapa superada del Gobierno.

La posición ética y política del Presidente respecto a las violaciones a los derechos humanos en Venezuela, exhibió la pelea ideológica que se traba en la Casa Rosada y Olivos al tiempo de definir una agenda de Estado. El kirchnerismo duro recela de Alberto Fernández y no tiene problemas en erosionar su figura pública si no alinea su agenda a los compromisos políticos de la Vicepresidente.

El apoyo al informe de la ONU fue aplaudido en la Unión Europea, los restos del Mercosur y la Casa Blanca, pero causa una guerra de guerrillas opaca y sin reglas entre Olivos y el Instituto Patria. CFK dejó hacer y enfiló contra Felipe Solá, que resistió en la Cancillería a pesar del malestar presidencial y las operaciones que Nicolás Maduro hizo en Argentina con tropa propia (venezolanos y referentes del Frente de Todos).

Alberto Fernández relativiza el fuego amigo, y busca soluciones a la crisis económica y financiera que Guzmán y Pesce no logran resolver. Resiste la posibilidad de forzar un cambio en el Ministerio de Economía y el Banco Central, pero sabe cómo funciona el poder de los mercados en la Argentina y que el tiempo juega en contra.

Las conversaciones reservadas entre el Presidente, la Vicepresidente y el titular de la Cámara Baja se enmarcan en un clima de desasosiego en la Casa Rosada, Olivos y el Parlamento. Ese ánimo personal y político se vincula a la situación en los mercados y al número creciente de muertos y contagiados en la pandemia.

Alberto Fernández habla con una sonrisa a sus amigos de la militancia y cavila en soledad qué hará hacia adelante. En Gobierno asumen que los mercados ya no confían en Pesce y Guzmán, y el Presidente busca un punto de equilibrio entre las pretensiones de CFK y los consejos de Massa. No tienen aún los nombres, y menos todavía los consensos con el poder real para acordar un programa económico de coyuntura. Por Romàn Lejtman para Infobae. Fte. Infobae