El tiempo - Tutiempo.net

JORGE BACIGALUPO EL HOMBRE QUE ENTREGÓ LOS CUADERNILLOS A LA PRENSA

Publicación: 4/08/2018

Bacigalupo estimó que Baratta confeccionó los cuadernillos con el objetivo de “cubrirse ante cualquier eventualidad”

Mediante una entrevista del diario La Nación, que recibió los 8 cuadernos, se presentó el encargado de hacer público lo que Oscar Centeno, el ex chófer de Ricardo Baratta, escribía con tanto detalle. “Soy Jorge Bacigalupo, argentino, 73 años, sargento retirado de la Policía Federal Argentina. Trabajé como remisero desde el año 98 hasta el 2007, anteriormente tuve taxi y como remisero”, comenzó su relato.”En el año 97 conocí a Oscar Centeno, quien hoy está detenido por el caso de los cuadernos de las coimas”, señaló, al tiempo que destacó que su acercamiento fue en 1998 o 1999, cuando ambos trabajaban en una agencia de Martínez. Asimismo, relató que se encontraban casi cotidianamente en sus horas laborales hasta que Centeno comenzó a trabajar para el ministerio de Planificación. “A partir de 2003, cuando Kirchner asumió como Presidente. Y nos seguimos viendo como amigos: él venía a casa, yo iba a la de él, no con suma frecuencia pero como una amistad común”, explicó Bacigalupo, al tiempo que destacó que en septiembre u octubre de 2017 el chofer de Baratta se encontró con él y le pidió que le guardara una caja. Según narró el hombre: “Un día me trae una caja cerrada y me dijo: por favor, guardame esto. Yo le pregunté: ‘¿qué hay acá adentro?’. Y me dijo que eran anotaciones de él de su trabajo en el Ministerio con Baratta”. La razón por la que decidió guardarlo fue sencilla: “Por confianza”, aunque en lo que respecta a conocer el contenido de esas páginas, Bacigalupo señaló recién se enteró junto al periodista Diego Cabot. Por otro lado, al hablar de la esposa de Centeno, Hilda Horovitz, recordó que cuando la denuncia se hizo pública la mujer comenzó a tener miedo, es por eso que el hombre aseguró que en más de una oportunidad, sin conocer qué era lo que decían los escritos, le aconsejó al chófer “Ponete a disposición” de la Justicia, le sugirió. “Pero [en Centeno] hubo una serie de dudas que a mí no me cerraron. Entonces pensé: ‘este muchacho está identificado ideológicamente con la gente con la cual trabaja”, estimó, es por eso que aseguró que prefería acercarlos a la prensa. “Mi intención era que esto se conozca. Esta gente se llevó puesto todo”. En tanto, ante un posible deseo de extorsión, Bacigalupo lo desestimó: “A mí no me cierra cómo una persona que hubiera querido extorsionar a nadie porque sino lo hubiera hecho, en ningún momento a Baratta le pidió nada”. Es por eso que estimó que los confeccionó con el objetivo de “cubrirse ante cualquier eventualidad”. En tanto, ante la gran duda sobre la veracidad de los cuadernos, Bacigalupo aseveró: “Sí, los vimos juntos, cuando los abrimos en casa”, al tiempo que argumentó que nadie más, además del periodista, pudo hacerse con esos textos. Para finalizar, el hombre que entregó los cuadernos a la prensa recordó cuando se los devolvió a Centeno, quien al encontrar la caja abierta se lo marcó. “Pero, y lógico. Si yo lo tengo que derivar a terceras personas tengo que saber lo que hay adentro”, le respondió Bacigalupo al chofer de Baratta y agregó: “Y te digo más: yo no sé lo que hay acá, yo no leí nada. Ahí se los llevó”. Fte. El Intransigente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.