sábado 17 de abril de 2021 🕒 08:06:36
El tiempo - Tutiempo.net

LUEGO DE LA FUERTE DISCUSIÓN E INCIDENTES AHORA LOS GOBERNADORES PONDRÍAN REPAROS PARA LA APROBACIÓN DEL PROYECTO

Los legisladores ya se pusieron en contacto con los gobernadores a los que responden y pidieron autorización para oponerse. “Si no están los consensos, no lo aprueben”, le dijo un jefe provincial a uno de los diputados nacionales

La Casa Rosada tendrá que hacer un esfuerzo para conseguir los 129 votos que necesita. Hasta hoy, el macrismo contaba con el respaldo del peronismo no kirchnerista para alcanzar la mayoría simple.

Ya había tenido ese apoyo en el Senado, por parte de la bancada que preside Miguel Pichetto, básicamente porque los gobernadores se habían comprometido a instruir a sus legisladores a votar la reforma tras acordar el pacto fiscal.

Pero la polémica y la tensión en la reunión de comisión espantó al interbloque que responde a los mandatarios provinciales, lo que incrementó la resistencia entre los legisladores a levantar la mano para autorizar lo que en la práctica será un recorte a los jubilados.

Los diputados del Bloque Justicialista, que preside el salteño Pablo Kosiner, no fueron a la reunión y no prestaron su firma para el dictamen. Hubo sí firmas de los diputados de Córdoba, que responden al gobernador Juan Schiaretti.

“Ellos (por el oficialismo) no defienden el proyecto. No nos dicen por qué hay que votarlo. Entonces por qué vamos a poner la cara nosotros para votar un recorte a los jubilados”, precisó uno de los diputados peronistas en diálogo con periodistas.

Los legisladores ya se pusieron en contacto con los gobernadores a los que responden y pidieron autorización para oponerse. “Si no están los consensos, no lo aprueben”, le dijo un jefe provincial a uno de los diputados nacionales.

Hoy fue la reunión del Bloque Justicialista, que tiene 19 miembros. El clima estuvo tenso. Hay casi unanimidad en rechazar la reforma jubilatoria. Nadie quiere defender algo que ni Cambiemos termina de apoyar con claridad.

Se iniciarán en las próximas horas las negociaciones del Gobierno con los mandatarios. Es posible que la Casa Rosada tenga que ceder alguna modificación. Es el escenario que más teme Macri, porque en ese caso el proyecto tendría que volver al Senado con futuro incierto. Pero así como está, la reforma podría quedar estancada.Fte.El Intransigente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.