16 de agosto de 2022

MILES DE MUJERES REALIZARON UN PARO HISTÓRICO Y MOVILIZACIÓN A PLAZA DE MAYO

La manifestación y el paro tuvo réplicas en numerosas ciudades del interior como Santa Fé, Rosario, Córdoba, Mendoza, Río Gallegos, Santa Rosa, La Rioja, Catamarca, entre otras

Miles de mujeres realizaron ayer un paro histórico y marcharon a Plaza de Mayo, en la ciudad de Buenos Aires, y en otros puntos del país, contra la violencia de género y en reclamo de políticas para detener los femicidios.

El paro, que se hizo entre las 13 y las 14, fue convocado por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y contó con el apoyo de la Confederación General del Trabajo (CGT), en lo que constituyó la primera medida de fuerza en el país por reclamos de género.

La medida de fuerza y la marcha fueron acompañadas por una serie de acciones para concientizar sobre el aumento de femicidios, como un ruidazo, mujeres vestidas de negro y fotos de perfil alusivas en las cuentas de redes sociales de Internet con las leyendas #NiUnaMenos, “Vivas nos queremos” y #MiércolesNegro.

La convocatoria fue realizada por más de 50 organizaciones sociales y de defensa de los derechos humanos y de género, entre ellas el colectivo #NiUnaMenos, tras la violación, tortura y asesinato de la adolescente marplatense Lucía Pérez, perpetrado el 8 de octubre, cuando ayer se reportó la violación de una joven cometida en barrio Parque Palermo  de la misma ciudad.

La marcha principal comenzó a las 17 en el Obelisco, donde mujeres vestidas de negro en señal de luto marcharon bajo la lluvia hacia Plaza de Mayo cantando “vivas nos queremos, ni una menos”, con carteles que mostraron consignas como: “Todas somos Lucía”, “Basta de femicidios” y “No a la violencia de género”.

Mujeres de diferentes edades, desde niñas a adultas mayores, caminaron por Diágonal Norte, algunas con el cuerpo pintado de negro con la leyenda “ahora sí importa” y otras con fotografías de víctimas mortales por violencia de género.

“Mi cuerpo no pide tu opinión, dejame caminar tranquila”, decía el cartel que una joven colgó de su cuello, mientras otra que amamantaba a su bebé manifestó que “había que venir, una no se puede quedar sentada en la casa sin hacer nada” mientras otra mujer llevó un cartel que decía “Disculpen las molestias, pero nos están asesinando”.

La desconcentración de Plaza de Mayo comenzó alrededor de las 20 y se desarrolló de manera mayoritariamente tranquila, aunque un grupo de entre 15 y 20 personas con las caras cubiertas lanzó bombas de pintura contra la fachada de la Catedral y quemó basura frente a la puerta del templo, a la vez que pintó la palabra “aborto” en las vallas que protegían ese edificio.

La manifestación y el paro tuvo réplicas en numerosas ciudades del interior como Santa Fé,  Rosario, Córdoba, Mendoza, Río Gallegos, Santa Rosa, La Rioja, Catamarca, entre otras.

El paro y la marcha se realizaron cuando la organización Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá) informó que 226 femicidios fueron perpetrados en el país desde el 1 de enero hasta el 17 de octubre, de los cuales 19 se cometieron en este mes, cuando “una mujer murió cada 21 horas por violencia machista”.

Al mismo tiempo la Fiscalía de la ciudad de Buenos Aires advirtió que en lo que va del año hubo cuatro víctimas por hora de violencia doméstica en el distrito, y dijo que se registró un incremento del 42% en el número de personas asistidas en relación con el mismo período de 2015.

Como parte de las acciones, los carteles electrónicos de las estaciones del subte mostraron la leyenda #NiUnaMenos, que también se repitió en los avisos de la Autopista Buenos Aires-La Plata, mientras algunos edificios, como el Cabildo de Buenos Aires, mostraron banderas con el mismo texto. Fte.El Día textual