17 de agosto de 2022

COLOMBIA: GANÓ EL NO Y POR EL VOTO POPULAR SE CAYÓ EL ACUERDO DE PAZ

La única formación que pide que su rechazo es el partido de derecha Centro Democrático, cuyo máximo jefe es el ex presidente y ahora senador Álvaro Uribe, quien asegura que el pacto no puede ser aprobado porque convertiría a Colombia en “comunista

De manera sorpresiva, luego de que todas las encuestas vaticinaran un amplio triunfo del Si, se cayó el acuerdo de paz en Colombia: el No se impuso con el 50,23% con el 99,64% de las mesas escrutadas. En un clima de incertidumbre, se espera que el presidente Santos hable en las próximas horas. La pregunta que tuvieron que responder marcando “sí” o “no” es: “¿Apoya usted el acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera?” Las mesas de votación estarán abiertas de 8 a 16, y se espera que el resultado se conozca unas tres horas después del cierre. El referéndum ya será válido porque se superó un umbral del 13% (unos 4,5 millones de votos). Partidarios del “sí” y del “no” hicieron ayer varios actos, pero en general la campaña no despertó gran interés en la población. Y, como el voto no es obligatorio, se espera una alta abstención.

Los defensores del “sí”, que son casi todos los partidos políticos, sindicatos, organizaciones sociales y asociaciones de víctimas, argumentan que es una oportunidad única para que el país cierre 52 años de conflicto con las FARC.

La única formación que pide que su rechazo es el partido de derecha Centro Democrático, cuyo máximo jefe es el ex presidente y ahora senador Álvaro Uribe, quien asegura que el pacto no puede ser aprobado porque convertiría a Colombia en “comunista” y porque el Gobierno le “entregó el país a las FARC”.

Las últimas encuestas publicadas esta semana le dieron la victoria al “sí”. Según la firma Ipsos Napoleón Franco, el “sí obtendría el 66% frente a un 34% del “no”. Cifras y Conceptos lleva la aprobación al 62% y el rechazo al 38%. Y Datexco Company habla de un 55% a favor y de un 36,6% en contra.

Tanto el Gobierno como las FARC se han mostrado optimistas del respaldo popular en el plebiscito y han coincidido en que un eventual rechazo no implicaría una renegociación, sino una ruptura del proceso porque los acuerdos no podrán ser implementados. Fte. Clarín