20 de agosto de 2022

LA EX PRESIDENTA CRISTINA KIRCHNER ACUSÓ AL GOBIERNO DE TENER UN PLAN PARA REABRIR LA DENUNCIA DE NISMAN

En una seguidilla de tuits, apuntó contra el juez Claudio Bonadio, quien, recordó, «fue ex funcionario del ministro Carlos Corach, segundo juez de la causa AMIA que también fue separado de la misma por irregularidades»

Cristina Kirchner acusó hoy al Gobierno de tener «un plan» para reabrir la  denuncia en su contra que presentó el fiscal Alberto Nisman antes de  morir, por supuesto encubrimiento a Irán en el atentado a la AMIA, y  lo enmarcó en «una feroz persecución judicial» para perjudicarla.

A través de su cuenta de la red social Twiter, la ex mandataria aseguró que el Gobierno»tiene un plan para reabrir la  investigación de Nisman contra Cristina», lo que consideró parte de «una  feroz persecución judicial» en su contra.

Luego que trascendiera la presunta intención de un sector de  la Justicia y de autoridades de la DAIA para retomar la denuncia que había sido archivada en mayo de 2015, la ex presidenta sostuvo que «por planes» como éste las «víctimas y familiares» del atentado  a la AMIA «siguen esperando verdad y justicia».

Luego de hacer un repaso por eventuales planes que podría tener el Ejecutivo nacional como «solucionar el fenomenal desbarajuste  que armaron con las tarifas de servicios», «parar la inflación» o  «mejorar el poder adquisitivo», entre otros temas, afirmó que el  plan que tiene es reabrir la denuncia de Nisman.

«Mejor no sigo porque la lista de cosas que hoy en nuestro país necesitan un plan son demasiadas. Pero si, parece que tiene un  plan. ¿Qué plan y para qué? ‘Para reabrir la denuncia de Nisman  contra Cristina'», enfatizó la ex presidenta al apuntar contra el  Gobierno, al que sin embargo no nombró en ninguno de sus tuits.

La ex mandataria también sostuvo que «cuando ocurrió el  atentado contra la AMIA, en 1994», ella era «diputada provincial en  Santa Cruz  y todos los que hoy acusan eran funcionarios del gobierno  nacional o funcionarios judiciales que estuvieron a cargo de la  investigación del atentado».

«íPero no CFK! Es cierto que hay una feroz persecución  judicial en tu contra, pero aquella denuncia no tenía ni pies ni cabeza…», expresó sobre la presentación por supuesto encubrimiento que había hecho Nisman contra ella y otros funcionarios kirchneristas, como el ex canciller Héctor Timerman.

En una seguidilla de tuits, apuntó contra el juez Claudio  Bonadio, quien, recordó, «fue ex funcionario del ministro Carlos  Corach, segundo juez de la causa AMIA que también fue separado de la  misma por irregularidades».

Además, la ex presidenta cuestionó, sin nombrarlo, al fiscal  German Moldes, quien consideró que están «dadas las condiciones»  para que se reabra la investigación, y afirmó que planes como éste  se usaron «para encubrir responsabilidades, para desviar  investigaciones, para ocultar, destruir y/o plantar pruebas el peor atentado  terrorista de nuestra historia».

«Por eso a 22 años de la voladura de la AMIA aún no hay un  solo condenado. El juez y los fiscales originales de la causa están  procesados por encubrimiento, junto a otros funcionarios del  entonces gobierno nacional», cuestionó.