16 de agosto de 2022

EN EL CONFLICTO DE CAMIONEROS EL GOBIERNO DICTÓ LA CONCILIACIÓN OBLIGATORIA

Pablo Moyano , anunció que la rama del gremio vinculada a la recolección de residuos comenzó anoche una «retención de tareas», lo que originará «una disminución» del servicio «en dos o tres días», medida que se suma al paro nacional por 48 horas que desde ayer afecta al transporte de combustibles

El Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria en el conflicto que mantienen los camioneros en reclamo de aumentos salariales, que afecta el transporte de combustible y la recolección de residuos, y enviará inspecciones para corroborar el cumplimiento de la medida ante una inicial falta de acatamiento por parte del gremio, confirmaron voceros oficiales de la cartera laboral.

Por su parte, el secretario adjunto del sindicato de Camioneros, Pablo Moyano , anunció que la rama del gremio vinculada a la recolección de residuos comenzó anoche una «retención de tareas«, lo que originará «una disminución» del servicio «en dos o tres días«, medida que se suma al paro nacional por 48 horas que desde ayer afecta al transporte de combustibles.

En el marco de la negociación paritaria en la que el gremio reclama un aumento salarial del 42% y la modificación del impuesto a las Ganancias, Moyano afirmó que la protesta «se va a ir intensificando en cada rama» de la organización «hasta que haya respuestas«, y mencionó entre ellas al transporte de caudales, bebidas y alimentos, entre otros.

En tanto, el secretario gremial e interior de Camioneros, Marcelo Aparicio, confirmó que a partir de las 11 volverán a reunirse los integrantes del Consejo Directivo de la organización y advirtió que «durante las próximas horas podría profundizarse la huelga«.

«Anoche a las 21 empezó una retención de tareas en la recolección de residuos, lo que va originar que haya una disminución en dos o tres días de la recolección de residuos. La ciudad (de Buenos Aires) se va a complicar«, dijo esta mañana Pablo Moyano , en declaraciones a radio Nacional.

«Esperemos que el Gobierno de una vez por todas empiece a dar respuestas«, agregó, y se despegó de las especulaciones sobre la relación entre la CGT Azopardo, que conduce su padre Hugo, y el gobierno nacional.

«Cada organización defiende a sus trabajadores como cree que los tiene que defender. Nosotros siempre hemos estado en la calle«, dijo Pablo Moyano y recordó los «cinco paros a la gestión anterior» por el impuesto a las Ganancias.

Ayer, el sindicalista se refirió al paro en la distribución de combustibles como una «primera medida» y puso el acento en el reclamo por Ganancias, ya que -dijo- algunos trabajadores del sector sufren descuentos de entre 5.000 y 17.000 pesos en sus haberes.

«El Gobierno tiene que tomar ya cartas en el asunto, los trabajadores no quieren que el Estado les siga quitando con este impuesto al trabajo parte de su salario«, sostuvo el dirigente.

Aparicio opinó que la postura empresarial de ayer «no nos dejó conformes para nada«, ya que «solo ofrecieron un 28 % de aumento en tres tramos y nosotros reclamamos un 42%«.

«Este paro también reclama terminar con ese impuesto perverso que es el impuesto a las ganancias«, apuntó el sindicalista y criticó al gobierno al señalar que «hicieron campaña con el impuesto a las ganancias y cuando asumieron no hicieron nada«.

El sindicalista, en consonancia con lo expresado ayer por Moyano, reclamó finalmente que el Gobierno cumpla con «las promesas para todo el pueblo y no solo para un pequeño sector«, porque «les dieron grandes beneficios a las mineras, a los del campo y a los bancos y a los trabajadores solo nos dieron aumentos, aumentazos de la luz, el agua, el gas y en los alimentos«.Fte.El Día