8 de agosto de 2022

JUSTICIA: EL DETENIDO BÁEZ DECLARÓ POR ESCRITO Y ENVÍO VARIOS MENSAJES POLÍTICOS

En el escrito no nombró a De Vido, pero dijo que «el proyecto de obra [para las represas] se realizó a través de un llamado a licitación pública nacional e internacional a través del Ministerio de Planificación»

Báez no contestó preguntas. Por eso, su visita al juzgado de Sebastián Casanello duró poco más de media hora. El negocio: la construcción de las represas santacruceñas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic. Su socio en el emprendimiento: Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri. El hombre que los perjudicó y les hizo perder la licitación: Julio De Vido , ex ministro de Planificación Federal durante el kirchnerismo. Todo esto contó Báez en su escrito, un documento de 17 hojas. Lejos de arrepentirse, el empresario dijo que esta causa tenía métodos de la «Inquisición». Señaló que respondía a un «sentimiento de venganza popular (y judicial)» y que estaba empujada por «una exigencia mediática de castigo».En el escrito no nombró a De Vido, pero dijo que «el proyecto de obra [para las represas] se realizó a través de un llamado a licitación pública nacional e internacional a través del Ministerio de Planificación». Báez recordó que finalmente la licitación fue adjudicada a un grupo encabezado por Electroingeniería. «Se le otorgó al vencedor la posibilidad de incorporar una nota modificando su oferta», se quejó. Dijo que así tuvo ventajas, a espaldas de los demás, que fueron determinantes. Otra causa penal, que se tramita en el juzgado federal de Marcelo Martínez de Giorgi, investiga desde hace tiempo las supuestas irregularidades de esa licitación. No se quejó del trato de sus carceleros, pero sí dijo que a veces tenía dificultades para recibir a tiempo sus medicamentos, que los abogados se ocupan de llevarle. Su intención, ayer, era evitar la audiencia. Había pedido una prórroga con el fundamento de que tenía problemas psíquicos, pero sin pruebas de que fuera cierto. Casanello se negó a concedérsela.Hoy será el turno de Martín Báez, su hijo.