domingo 28 de noviembre de 2021 🕒 15:28:48
El tiempo - Tutiempo.net

RECALDE REPRESENTANDO AL KIRCHNERISMO QUEDÓ TERCERO

elecciones-2015-2032744w300El kirchnerismo sufrió ayer una dura derrota en la ciudad de Buenos Aires: en simultáneo a una contundente consagración de Mariano Recalde como candidato de la fuerza para las elecciones del 5 de julio, el Frente para la Victoria (FPV) quedó relegado a un doloroso tercer lugar, detrás de Pro y ECO.

Con el 60% de las mesas escrutadas, el conjunto de las siete listas kirchneristas obtenía el 18,7% de los votos, a casi 30 puntos de distancia de Pro y a casi 4 puntos de la sumatoria de ECO. El resultado está muy por debajo del 25% que esperaba sumar el kirchnerismo y es un retroceso respecto de las cifras que había alcanzado en las últimas dos elecciones en la ciudad.

En la competencia interna, Recalde se imponía con el 66% de los votos, seguido por Gabriela Cerruti, con el 11,3% y de Aníbal Ibarra, con el 11%. Cuarto aparecía Carlos Heller, quinto Gustavo López, sexto Víctor Ramos y séptimo Carlos Oviedo.

Con la mala noticia del tercer puesto como dato político del día, el triunfo de Recalde es una victoria de La Cámpora hacia el interior del kirchnerismo. Heller e Ibarra, que habían presentado una lista propia para la Legislatura, no superaron el piso del 25% en la interna y se quedaron con las manos vacías.

El peso del resultado pareció posarse sobre los hombros del presidente de Aerolíneas Argentinas, cuando subió al escenario, a las 22.17. «Tarde o temprano va a haber un cambio en la ciudad. Tenemos tiempo, tenemos paciencia y convicciones», dijo, ausente de toda euforia. Fue lo más parecido a la admisión de una derrota de parte de los dirigentes que se reunieron en el NH Tango, sede del búnker del FPV, a metros del Obelisco.

«La gran mayoría de la ciudad se pronunció por un cambio y está pidiendo algo nuevo», se esforzó Recalde, en un mensaje en el que exhibió parte de lo que será la estrategia para las generales: dijo que irán por una ciudad con todos los colores, también el amarillo. En la lectura de los dirigentes más cercanos al presidente de Aerolíneas Argentinas, el FPV se vio perjudicado por los votantes que se volcaron por Gabriela Michetti con el objetivo de perjudicar a Mauricio Macri.

Recalde no hizo referencia a las cifras del escrutinio provisional. Tenía un justificativo válido: el portal oficial colapsó y los datos se conocían cona cuentagotas. Lo acompañaron en el escenario los otros seis precandidatos a jefe de gobierno del FPV y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, cabeza de la lista ganadora en la competencia interna para la Legislatura.

Camisa blanca sin corbata, Recalde estaba parado detrás de un atril, en el centro de un escenario súper poblado: la plana mayor del gobierno nacional y los principales dirigentes del kirchnerismo. Sólo faltó la Presidenta. Debajo del escenario, la militancia alentaba como si se hubiera ganado. «¡Para el proyecto, la reelección!», cantaron.

Diseñada con antelación, la puesta en escena tenía que ver con el mensaje que el kirchnerismo comunicó desde temprano: con la suma de todas sus vertientes internas, el FPV recuperaría el segundo lugar en la ciudad y quedaría posicionado como alternativa al macrismo. Lo dijo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. «Le sacamos cinco puntos al ECO. Nos consolidamos como una alternativa en la ciudad», declaró alrededor de las 20, cuando todavía no había cifras oficiales.

El libreto se mantuvo durante toda la tarde. Los precandidatos presidenciales del FPV iban apareciendo de a uno, lo mismo que los postulantes para la provincia de Buenos Aires. Había un clima de celebración moderada. Con la difusión de los primeros números del escrutinio provisional los ánimos cambiaron.

«Tenemos un problema con el electorado porteño. No hay nada que hacerle. El techo siempre va a ser bajo», reconoció a LA NACIÓN uno de los armadores políticos del Gobierno, a la salida del búnker. En el escenario intentaron disimular las caras largas. Sonaba «Va a escampar», de la Vela Puerca. Cuando terminó de hablar Recalde todo quedó cubierto de papelitos celestes y blancos. Había que usar el cotillón preparado para los festejos.Fte.lanación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.