miércoles 25 de noviembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

Independiente vapuleó a Lanús y dejó a River como único líder del torneo

Independiente, con esta victoria, llegó a 30 puntos, la misma cantidad que Lanús, y quedó a tres de River, el líder, y a dos de Racing, el escolta

torneo-primera-division-1934063w620 torneo-primera-division-1934063w620 torneo-primera-division-1971973w620Independiente goleó a Lanús por 4-1, en un partido que jugaron en Avellaneda por la 16ta. fecha del torneo de Primera División y que dejó al Rojo a tres puntos de la cima, que sigue siendo propiedad de River. Silvio Romero, a los 2 minutos, puso en ventaja al equipo de Guillermo Barros Schelotto, pero Sebastián Penco y Daniel Montenegro, a los 27 y 35, respectivamente, dieron vuelta el marcador para el conjunto local en el primer tiempo; mientras que Juan Martín Lucero y Víctor Cuesta sellaron la goleada, a los 43 y 46 de la parte final. El visitante terminó con nueve por las expulsiones de Facundo Monteseirín y Maximiliano Velázquez.

Independiente, con esta victoria, llegó a 30 puntos, la misma cantidad que Lanús, y quedó a tres de River, el líder, y a dos de Racing, el escolta.

Los dos equipos salieron a buscar el partido, más allá de los diferentes dibujos tácticos, y de ahí que dejaron muchos espacios en defensa, lo que derivó en un partido de ida y vuelta. Lanús golpeó de entrada con el gol de Romero (2) y hasta pudo haber marcado otros dos tantos, a través de Lautaro Acosta y Diego González. El equipo de Guillermo Barros Schelotto lució rápido, preciso y profundo en ese cuarto de hora inicial, aunque con el transcurrir de los minutos se desdibujó. Entonces con dos jugadas precisas revirtió el marcador con un cabezazo de Penco (27) y un derechazo de Montenegro (35).

El conjunto de Jorge Almirón capitalizó al máximo las desatenciones del fondo de Lanús, que repitió los errores que cometió el miércoles pasado ante Tigre (0-3), en Victoria, en los 45 minutos que restaban del partido que se había suspendido por lluvia.

Y además su gente, con el 2-1 a favor, dio el veredicto al cantar «El rey de Copas no va nunca para atrás» para dejar en claro que no quería que su equipo «le regalase» los tres puntos a su adversario, más allá de que un triunfo propio le pueda servir a Racing en la definición del torneo.

La diferencia entre un equipo y otro estuvo en la contundencia, ya que los dos buscaron continuamente el arco rival y cometieron groseras fallas en defensa. El segundo tiempo fue todo de Independiente, ya que entendió mejor el juego, ganó en solidez atrás y fue más profundo en ataque. Lanús fue pura confusión: muy flojo atrás, perdido en la mitad de la cancha y nulo en ataque. Las expulsiones de Monteseirín (35) y Velázquez (39) fueron el reflejo del equipo de Guillermo Barros Schelotto, que demoró muchísimo en realizar los cambios.

Y sobre el final Independiente, con los goles de Lucero (43) y Cuesta (46), redondeó un triunfo notable que le permite soñar con el título, algo que parece estar cada vez más lejos de un Lanús que no logra controlar su temperamento.Fte.lanacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.