16 de mayo de 2022

Argentina debería negociar directamente con los acreedores

De acuerdo a los últimos cables informativos, de la reunión que tuvo la delegación argentina con el juez Griesa, Argentina deberá negociar directamente con los acreedores la próxima semana (última de junio) en Nueva York.

«No quiero que Argentina se vuelva a reír de una sentencial judicial», afirmó el magistrado en el encuentro.

Según supo Infobae, los integrantes del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton (CGS&H) hablaron con el magistrado para que representantes del Gobierno negocien en forma directa con los acreedores. Por esto, la semana próxima funcionarios argentinos viajarán a Nueva York para concretar la reunión.
Los letrados llegaron al encuentro con Griesa con la instrucción del ministro de Economía, Axel Kicillof, de forzar un proceso de negociación con los holdouts. Todos en el edificio coinciden en que Griesa, uno de los más veteranos de este circuito judicial, no es sin embargo el más duro de los jueces en sus resoluciones. El magistrado es el mediador y quien tiene la última palabra sobre cómo se ejecutará su propia sentencia.
Ayer, Kicillof anunció que el Gobierno «está iniciando los pasos» para realizar un canje de títulos para pagar en la Argentina a los acreedores regulares, aunque reveló que enviará una delegación de abogados «para hablar» con el juez Griesa de Nueva York, de cuyas decisiones depende el pago de los próximos servicios de la deuda reestructurada.
Kicillof afirmó que «la Argentina tiene voluntad de pagar sus compromisos», pero advirtió que «si se aplicara la sentencia de (Thomas) Griesa y la Argentina se viera obligada a pagar a los fondos buitre, el país sería empujado a un default.

Ante esa posibilidad, el ministro expresó que hacer frente al desembolso de 1.330 millones de dólares, tal como lo dictaminó el juez, generaría nuevos reclamos por 15 mil millones de dólares. Pero, además, recordó que «Griesa dijo que no quiere llevar a la Argentina al default» y ante esa declaración anunció que enviará una delegación de abogados a Nueva York «para hablar» con el magistrado para interpretar esos dichos.

La intención del equipo económico es ver si existe voluntad para lograr que los holdouts se sienten a negociar en condiciones que permitan evitar un efecto dominó de nuevos juicios.

 

Fuente: Infobae