17 de mayo de 2022

ECONOMIA: Gobernadores de provincias buscan acordar un tope de 25% en tres cuotas

prisma-140208-sciolidanielCoordinados por la ministra de Economía bonaerense, Silvina Batakis, y sin ocultar su preocupación por la economía nacional, funcionarios de Hacienda de 15 provincias discutieron ayer en un restaurant e del microcentro porteño las inminentes demandas de aumentos salariales de distintos gremios (en especial, los estatales), consecuencia directa de la inflación, que parece haber entrado en una curva ascendente en las últimas semanas.

¿Habrá una respuesta consensuada a las demandas de los sindicatos en negociaciones paritarias? En la reunión circuló, según afirmaron a LA NACION cinco fuentes, la suma de 25% como tope con el que se intentará contentar a los gremios.

La propuesta es, sobre todo, de gobernadores de provincias kirchneristas, porque, según revelaron varios asistentes al encuentro, «es el número que se puede pagar»,

El porcentaje de aumento propuesto por las provincias coincide con la intención del gobierno nacional de moderar los reclamos de los gremios en los días previos al comienzo de algunas paritarias clave, como las de los docentes y los estatales. En muchos casos los reclamos superan el 30%.

Durante la reunión, a la que no asistieron los representantes de Córdoba, Corrientes ni Chaco, entre otras provincias, se acordó, además, invitar al ministro de Economía, Axel Kicilloff, al próximo encuentro, que se celebraría dentro de dos semanas, para intentar acordar medidas en común.

Poco después de las 10, los quince funcionarios se reunieron en el restaurante de la Casa Sueca. Además de Batakis, funcionaria del gobernador Daniel Scioli, estuvieron representantes de gobernadores kirchneristas o aliados (Chubut, Mendoza, Salta, Santiago del Estero, Formosa, Entre Ríos, Tierra del Fuego, Río Negro, Neuquén, La Pampa, San Luis y Catamarca), a quienes se sumaron los secretarios de Hacienda de Santa Fe, Carlos Fernández, y de la Capital, Roberto Gigante, que responden al socialista Antonio Bonfatti y al líder de Pro, Mauricio Macri, respectivamente.

Entre las ausencias se destacaron las de los representantes de Corrientes (el ministro Enrique Vaz Torres adujo a LA NACION problemas con los vuelos desde su provincia); Chaco (provincia del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich); Misiones, y Córdoba, cuyo gobernador, José Manuel de la Sota, advirtió sobre la posibilidad de otorgar aumentos por encima de 25 por ciento.

El diálogo, que uno de los asistentes calificó como «técnico, casi aburrido», se orientó hacia la política impositiva de las provincias, financiamiento a corto plazo y, por supuesto, las paritarias que se vienen. «Los ministros, con la venia de los gobernadores, quieren buscar un mecanismo en común para llegar a acuerdos respetando la realidad de cada provincia», contaron cerca de uno de los gobernadores kirchneristas que enviaron a sus representantes.

A pesar de la dificultad en encontrar un consenso, los ministros «intentarán fijar en común acuerdo, un porcentaje de aumento salarial para todas las categorías y para todas la provincias», a pagarse en dos o tres cuotas, continuó la fuente.

El porcentaje del 25 por ciento, esgrimido por gobernadores cercanos a la Casa Rosada, fue apoyado por el macrismo y relativizado por el socialismo santafecino. «Fue una reunión cordial entre personas con problemas en común», afirmó Gigante, número dos del ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti. En línea con su jefe, consideró «lógico» un aumento de «23 o 24 por ciento» para estatales y maestros.

«La reunión fue positiva y la iniciativa, saludable», afirmó a LA NACION el socialista Fernández, aunque descartó un acuerdo en el monto de aumento a trabajadores estatales, «porque cada provincia tiene sus particularidades, vienen de situaciones distintas y de realidades sindicales diferentes».

Bonfatti, que comienza mañana la negociación con estatales y docentes, afirmó: «Lo que tenemos que garantizar es que los trabajadores no pierdan poder adquisitivo con respecto al salario», afirmó el gobernador.

Los funcionarios de las distintas administraciones coincidieron a la hora de invitar al ministro de Economía, Axel Kicillof, a la próxima reunión, que ya tiene fecha y lugar: el próximo miércoles 26 en la sede porteña de la Casa de Salta.

La discusión por el monto del aumento de los salarios se dio también fuera de la reunión. Para el senador kirchnerista Aníbal Fernández, por ejemplo, «debe encontrarse un tope lógico» que «no perjudique el crecimiento y el desarrollo», sin hablar de cifras, como sí lo hizo el titular de su bancada, Miguel Ángel Pichetto, para quien las paritarias no deberían superar el 30 por ciento de incremento.