domingo 29 de noviembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

FUTBOL PARA TODOS: La historia de lo que no pudo ser ganó La Campora

600x0_662215«Profesor, tengo una mala noticia. Se retrotrae todo a pedido de la Presidente. El Fútbol para Todos queda en manos de La Cámpora«, escuchó Marcelo Tinelli anoche mientras definía con su equipo cómo sería la transmisión de la primera fecha del campeonato. Del otro lado de la línea estaba el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. Eran las 23:30 y el proyecto del Fútbol para Todos (FPT) cambiaba definitivamente de rumbo. El conductor se sabía fuera de juego y ya no había marcha atrás.

El plan para renovar las transmisiones del fútbol argentino empezó a discutirse el lunes 6 de enero en la Casa Rosada. Hasta allí llegó Tinelli para reunirse con Capitanich. El diálogo entre ambos fue el que sentó las bases de cómo sería la nueva puesta en escena de los partidos del campeonato argentino. El ex gobernador chaqueño le pidió al empresario su opinión sobre el Fútbol para Todos y sin dar vueltas el vicepresidente de San Lorenzo contestó: «No me gusta». «¿Por qué no te haces cargo?», invitó Capitanich. La posibilidad entusiasmó al conductor de Showmatch y pautaron un nuevo encuentro para el 20 de enero.

La presencia de Tinelli en la Casa de Gobierno pasó desapercibida en la primera reuniónpero no en la segunda. Al llegar a Balcarce 50, el empresario se encontró con varios fotógrafos en la puerta y una mesa más grande de la que esperaba. Al encuentro que habían pautado en forma personal con Capitanich se sumaron el secretario de Legal y Técnica,Carlos Zannini, el vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, y el coordinador del FPT,Pablo Paladino.

«Explicales a ellos tu plan», le dijo Capitanich a Tinelli. «No tengo ningún plan. Te dije que puedo cambiarlo pero tenemos que trabajarlo», fue la respuesta que ensayó el prestigioso conductor.

En el medio del encuentro se abrió la puerta del despacho y apareció la presidente Cristina Kirchner. La mandataria le dio la bienvenida a Tinelli y le pidió que se ponga a trabajar para avanzar con una nueva estética en las transmisiones de los partidos de fútbol.Con la venia de la propia jefa de Estado ya no había marcha atrás: el proyecto comenzaba a tomar forma.

La idea del Gobierno era que el empresario televisivo desembarcara en el FPT con su empresa Ideas del Sur Sports y que la producción de las transmisiones la hicieran en conjunto con la empresa Torneos, ex socia de Clarín en la etapa anterior de la TV en el fútbol. Un lavado de cara, una propuesta diferente para los televidentes y la incorporación de un especialista en la materia televisiva como Tinelli: hacia allí apuntaba el plan inicial.

Después de la reunión, el conductor activó a sus equipos y comenzó a trabajar en la nueva estructura de las transmisiones. Preparó un logo, encargó trajes de la marca Etiqueta Negra,compró cámaras, contrató relatores, conductores y productores que hasta ahora no formaban parte de los partidos.

El primer traspié se desencadenó por el logo. El parecido con el escudo que tiene la aerolínea chilena LAN desató un reproche del Gobierno y un pedido para rediseñarlo. «Desde Santa Cruz no lo aprobaron», le dijeron a Tinelli.

Meses atrás la compañía aérea se enfrentó con el Gobierno por los espacios del Aeroparque Metropolitano. Uno de los dirigentes que levantaron la bandera contra los chilenos fueMariano Recalde, militante de La Cámpora con llegada al hijo de la Presidente, Máximo Kirchner.

A la primera traba le siguió el pedido para que Javier Vicente, «el relator militante», y Alejandro Apo, un periodista muy identificado con el Gobierno, continúen formando parte de las transmisiones. El vicepresidente de San Lorenzo aceptó pese a que no le convencía la idea.

«Fútbol para Todos no está para hacer plata, está para hacer política», sostuvo ayer Hebe de Bonafinien un mensaje directo al corazón del proyecto que ya estaba en marcha. Esos dichos comenzaron a detonar la alianza entre la productora y el Poder Ejecutivo. Es que desde el entorno del conductor de televisión se enteraron de que la titular de Madres de Plaza de Mayo había recibido una indicación desde la Casa Rosada para salir a hablar del tema. Y se desató el principio del fin de un proyecto que apenas llevaba un mes de vida y todavía no había tenido aire.

Las últimas horas del jueves se consumieron en forma vertiginosa. Todo estaba preparado para una gran inauguración de las transmisiones del FPT. El bailarín clásicoMaximiliano Guerra iba a presentarse en el Estadio Único de La Plata, donde Estudiantes y Arsenal abrirán el Torneo Final. Los equipos iban a salir juntos y no iba a haber interpretaciones ni banners políticos. La nueva producción quería una transmisión con planos cortos, similares a los del fútbol europeo.

Ya estaba definido que Mariano Closs y Juan Pablo Varsky viajarían a Rosario para relatar Newell’s-Boca y que Sebastián Vignolo y Diego Latorre comentarían River-Gimnasia. Además habían circulado los nombres de otros cinco periodistas que se sumarían este fin de semana a la televisación de los partidos. Hoy se supo que al final no estarán.

Cerca de las 23, mientras se ultimaban detalles, los productores de Ideas fueron desalojados de la oficina en la que estaban trabajando. «Se acabó, ustedes ya no están más», les dijeron. Y media hora antes de que el jueves se convirtiera en viernes se concretó el quiebre definitivo. El Fútbol para Todos no tendrá cambios. La agrupación política liderada por Máximo Kirchner se quedó con el control de las transmisiones. Así lo escuchó el propio Tinelli cuando le avisaron que estaba afuera.Fte.infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.