El tiempo - Tutiempo.net

POLITICA: Los cambios en el impuesto a las Ganancias se aprobó con 139 votos a favor, 91 en contra y cinco abstenciones

Publicación: 5/09/2013

La Cámara de Diputados aprobón general el proyecto de ley de modificación del impuesto a las Ganancias, impulsado por el Poder Ejecutivo. La aprobación se logró con 139 votos a favor, 91 en contra y cinco abstenciones. La iniciativa del oficialismo, en sus lineamientos generales, deroga algunas exenciones existentes para el pago del impuesto a […]

600x0_662215La Cámara de Diputados aprobón general el proyecto de ley de modificación del impuesto a las Ganancias, impulsado por el Poder Ejecutivo.

La aprobación se logró con 139 votos a favor, 91 en contra y cinco abstenciones. La iniciativa del oficialismo, en sus lineamientos generales, deroga algunas exenciones existentes para el pago del impuesto a las Ganancias, como los beneficios otorgados para poseedores de acciones de SRL que no cotizan en Bolsa, que se entronca con el decreto presidencial que elevó el mínimo no imponible para el pago del referido gravamen a 15.000 pesos.

El jefe del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Alfonso Prat Gay, cuestionó el proyecto por considerar que incorpora “materia tributaria” y aumenta “impuestos”, sobre todo “a las PYMES”, por lo que propuso discutir otro que grave “la renta financiera” así como la baja del IVA para los productos de la canasta básica familiar y del impuesto al cheque”.

Además, opinó que las exenciones planteadas por el oficialismo hace que el proyecto “ni es necesario, ya que -según entendió- “en lo que va del año el Gobierno recaudó 16.000 millones pesos de Ganancias por encima del presupuesto aprobado por el Congreso”, con lo cual se podría cubrir los recursos que se afectan con la elevación del mínimo no imponible.

Al mismo tiempo, defendió el proyecto en minoría firmado por su bloque, el PRO, la UCR, el socialismo y el Peronismo Federal, que -apuntó- promueve que toda modificación del impuesto en cuestión debe ser por ley, propone la movilidad del mínimo no imponible y que se pague a partir del ingresos que superen los cuatro salarios mínimos vital y móvil, y extiende el beneficio, que hoy alcanza solo a los empleados bajo relación de dependencia, a los autónomos, monotributistas y jubilados.

En el mismo sentido, el diputado nacional Felipe Solá, alineado al massismo, aseguró que desde el Gobierno nacional se “tuvo miedo” de hacer una ley que grave y castigue “la actividad especulativa”.

Según Solá, el gobierno quiere que se vote “un proyecto que no se animó a castigar en serio la especulación o al menos ponerle equidad a las hora de trabajo” y señaló que con el actual sistema impositivo “el que gana plata está protegido por un Estado que dice querer fomentar la producción del ingreso”.

En cambio, recordó que los diputados del Frente Renovador, que orienta el intendente de Tigre Sergio Massa, presentaron “un proyecto sustentable de bajo costo que mejoraba la vida cotidiana de cientos de miles de argentinos” y que “grava en serio la renta especulativa”.

En tanto, el diputado Carlos Heller (Nuevo Encuentro) respaldó el proyecto oficial al afirmar que es “un avance en la construcción de un régimen tributario más justo, más equitativo y más progresivo”.

Heller, quien preside la Comisión de Finanzas, también defendió que no se grave la compra-venta de acciones de empresas que cotizan en Bolsa “partiendo de la idea de que hace muy pocos meses este Parlamento sancionó una nueva ley de mercado de capitales destinada a promover un verdadero mercado de capitales ya que la Argentina tiene un escasísimo desarrollo en la materia”.

“Se trata de un proyecto de ley, enviado por el Poder Ejecutivo, que forma parte de la política tributaria y fiscal del Gobierno nacional. Lo digo y quiero destacarlo porque creo que se trata de un error tratar esta iniciativa como una medida aislada o electoralista o como un cambio tributario parcial“, replicó las críticas que hablaban de una medida electoralista.

OPORTUNISTA

El diputado nacional Eduardo Amadeo (Peronismo Federal) señaló que el proyecto oficial “es oportunista, es pan para hoy y hambre para mañana”, al tiempo que reclamó actualizar “automáticamente” el mínimo no imponible del tributo.

“Si el Gobierno no quiere que la inflación siga comiendo los ingresos de los trabajadores, lo desafío a que acepte actualizar automáticamente el mínimo no imponible“, planteó Amadeo, quien ahora milita en las filas del massismo.

El legislador sostuvo que “el Gobierno no quiere que gravemos la renta financiera porque dice que se necesita ahorro e inversiones”, pero acotó que “agrediendo a las empresas extranjeras o ignorando la seguridad jurídica es la peor manera de quedarnos sin ahorros, mucho mas que poniendo impuestos a los especuladores”.

Por su parte, el diputado Omar Duclós (GEN-FAP) consideró que el alcance de la iniciativa es “insuficiente”, y lamentó que el “cepo legislativo que impone el kirchnerismo impide la sanción de una ley superadora”.

“El cepo legislativo que impone el kirchnerismo impide la sanción de una ley superadora que aporte una solución equitativa y permanente a los trabajadores sobre la actualización del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias”, recriminó.

Para el presidente de la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, el kirchnerista Roberto Feletti, el proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias tiene como objetivo fundamental restituir “ingresos a los trabajadores”.

Al hablar en el recinto, señaló que las vías para financiar esa medida es por la eliminación de exenciones “a la compraventa de paquetes accionarios de empresas que no cotizan en bolsa”, así como “la igualación de las inversiones extranjeras y las inversiones nacionales” y al gravar “la distribución de dividendos”.

El diputado nacional del GEN y candidato del Frente Progresista Cívico y Social, Gerardo Milman, afirmó que la medida es “sólo un parche que dentro de pocos meses tendremos que volver a discutir”.

Sostuvo que “es una medida transitoria porque justamente toma el tema con valores nominales en un país de alta inflación. Nunca el oficialismo ha querido discutir el tema tributario en este congreso y tampoco lo hace ahora”.

El legislador agregó que “aspiro que en la Argentina se pueda instalar el modelo de Uruguay donde hay dos impuestos que diferencian la renta de las empresas de la renta de las personas físicas porque no es lo mismo el salario de los trabajadores que la renta de las sociedades anónimas, empresas”.

DISCUSION INTEGRAL

El diputado nacional por Unidad Popular Claudio Lozano insistió en reclamar “una discusión integral del impuesto a las Ganancias”, y dijo que la decisión del gobierno de avanzar con la reforma que discute la Cámara Baja surgió “tras el resultado electoral de las PASO”, pero aclaró que no es una cuestión “menor”.

Lozano, autor de un dictamen propio y alternativo al del oficialismo y al del resto de la oposición, opinó: “No se entiende por qué razón tiene sentido decir que no vamos a gravar las operaciones de las bolsas pero todos los conceptos asociados al salario, convenio colectivo, horas extras, productividad, sí son tomados en cuenta a la hora de hacer la cuenta de ganancias. La vedad que no tiene sentido”.

Y tras marcar que “estas son inconsistencias que tiene el régimen de ganancias en nuestro país”, añadió que hoy “tiene sentido gravar la renta financiera. Las cuentas públicas están en desequilibrio, sería razonable ir por la renta financiera” y reclamó que “este sistema tributario debe ser más equitativo”.

El diputado nacional del PRO Pablo Tonelli consideró innecesario “crear o ampliar ningún impuesto” para elevar el mínimo no imponible para el pago de Ganancias, dado que -a su entender- “el Estado recauda mucho más por efecto de la inflación”.

Reclamó “el ajuste automático no sólo del mínimo no imponible sino de las escalas” del referido gravamen y recordó que “los más pobres pagan en términos porcentuales mucho más por el IVA”.

Por último la diputada nacional socialista Alicia Ciciliani afirmó que el proyecto del Gobierno es “una medida aislada y electoralista”, al tiempo que defendió la propuesta respaldada por varios bloques de oposición.

Al mismo tiempo, señaló que “no hay razón para que en donde están los representantes del pueblo, que somos titulares y no suplentes de nadie, no se pueda debatir una reforma impositiva sin desfinanciar el Estado, pero sí dar equidad distributiva”, en el momento de proponer que también se discuta la creación de un impuesto a “la renta financiera”.Fte.laprensa

Deja una respuesta