s√°bado 17 de abril de 2021 ūüēí 09:16:31
El tiempo - Tutiempo.net

POLITICA: Cristina dijo “Dios ilumine” a la Corte Suprema de Estados Unidos y la lleve a rever el fallo

001El Gobierno anunció ayer la reapertura del canje a los bonistas que siguen en default y ofreció a los que sí entraron a las reestructuraciones pagarles en Buenos Aires en vez de hacerlo en Estados Unidos.

Tras el duro fallo del viernes,¬†en el que la C√°mara de Apelaciones de Nueva York confirm√≥ la sentencia favorable a un grupo de holdouts¬†, la Presidenta inform√≥ por cadena nacional sobre estas dos medidas y pidi√≥ que “Dios ilumine” a la Corte Suprema de Estados Unidos y la lleve a rever el fallo. “Ma√Īana vamos a enviar un proyecto de ley al Parlamento para abrir por tercera vez el canje de deuda para el 7% que no ha ingresado a los canjes de 2005 y 2010”, dijo Cristina Kirchner en su mensaje. La nueva oferta tendr√° iguales condiciones que la de 2010.

La Presidenta explic√≥ por qu√© se cambiar√° el lugar de pago de los bonos, que pasa de Nueva York a Buenos Aires. “Tomamos una decisi√≥n para la salvaguarda de quienes han confiado en la Argentina con un reemplazo de t√≠tulos¬†por la misma moneda y el mismo plazo, nada m√°s que cambiando el lugar de pago”,¬†indic√≥. Altas fuentes del Ministerio de Econom√≠a dijeron anoche a LA NACION que esta opci√≥n, para evitar un embargo, ser√° voluntaria.

Diversos analistas financieros advirtieron que el cambio de ciudad de pago podría causar temor entre los bonistas que tengan que girar sus dólares al exterior y ser interpretado como una forma de eludir a la justicia norteamericana.

Seg√ļn las fuentes de Econom√≠a, a diferencia de los canjes anteriores, ahora no se buscar√° alcanzar un porcentaje determinado, sino “mostrar buena voluntad” a los jueces que a√ļn deben tratar el caso. La Argentina tiene tiempo hasta el viernes de la semana pr√≥xima para apelar ante la c√°mara que dict√≥ el fallo que orden√≥ pagarle a un grupo de fondos buitre y de minoristas el 100% de lo que reclaman. Luego, tendr√≠a tres meses para pedirle a la Corte de Estados Unidos que revea esta decisi√≥n.

Dirigentes opositores advirtieron que, m√°s all√° de la voluntad de pago, existe la posibilidad de que haya otro default.

Sin embargo, la Presidenta intent√≥ exhibir un gesto de cumplimiento. “No somos deudores seriales como dijeron los jueces; somos pagadores seriales”, dijo, al rechazar las cr√≠ticas vertidas al Gobierno en la sentencia del viernes de la C√°mara Federal de Apelaciones de Nueva York.

Antes de precisar los anuncios concretos, la Presidenta formul√≥ una curiosa exhortaci√≥n: “Que Dios ilumine a la Corte Suprema de Estados Unidos”, expres√≥. En varias ocasiones, explic√≥ que s√≥lo el 7% de los bonistas est√° trabando el cierre de la salida del default, al no haber aceptado los canjes mencionados.

De lo contrario, advirti√≥, se “tirar√≠a abajo una de las reestructuraciones de deuda m√°s grandes de la historia y que influir√≠a en todo el mundo financiero internacional [SIC]”.

Así, reiteró un argumento que no convenció a los jueces en ninguna instancia, hasta ahora: que este tipo de fallos no sólo afectarán a la Argentina, sino a otros países que reestructuren su deuda soberana. Tampoco los jueces aceptaron el canje como una solución adecuada para los demandantes.

“Queremos mostrar la vocaci√≥n de hacer frente a compromisos asumidos por la Argentina”, subray√≥ la Presidenta. La intenci√≥n del Gobierno es reabrir el canje mientras avanza el proceso de apelaciones en EE.UU., que podr√≠a estirarse hasta el primer cuatrimestre de 2014.

Para destacar su voluntad de pago, agreg√≥ que “la certeza de la seguridad jur√≠dica no s√≥lo emana de nuestra convicci√≥n, sino de los hechos objetivos y concretos que ya hemos protagonizado pagando t√≠tulos pagados en la Argentina”. Por esta raz√≥n, explicaron en el Palacio de Hacienda, no habr√° “condiciones especiales” para los bonistas que acepten cambiar sus t√≠tulos, es decir, no se les ofrecer√° una tasa adicional. “Esta decisi√≥n no tiene la l√≥gica del mercado, porque esa l√≥gica la derrib√≥ la justicia de Nueva York el viernes al confirmar el fallo del juez Thomas Griesa”, se explic√≥.

Tampoco habr√° garant√≠as especiales sobre la libertad de giro de los d√≥lares para los acreedores, pese al cepo. “Hasta ahora se cobr√≥ en forma normal y as√≠ seguir√° siendo”, coment√≥ la fuente, con √©nfasis.

La fuente aclar√≥ que no se requiere una aceptaci√≥n previa de los bonistas que entraron en los canjes, porque “√©sta es una emisi√≥n nueva de bonos” y no un cambio en las cl√°usulas de los t√≠tulos previos. “√Čsta es una opci√≥n, no es una operaci√≥n de manejo de pasivos”, se indic√≥.

En relaci√≥n con los acreedores que tienen sus bonos en el extranjero y que no acepten cambiarlos por los locales, el funcionario jur√≥ que se respetar√° esa voluntad. “El suspenso decidido por la C√°mara de Apelaciones aplica, as√≠ que en la medida en que no haya ninguna dificultad, podremos seguir haci√©ndolo en el extranjero”, indic√≥ la fuente oficial.

Si se levantara el “stay” -ya que es probable que los holdouts que consiguieron el fallo del viernes lo pidan, argumentando que, con el cambio de jurisdicci√≥n de pago, la Argentina est√° eludiendo el cumplimiento del fallo-, “damos la certidumbre de que no haya ninguna dificultad de pago”, agreg√≥ la fuente de Econom√≠a.

En lo inmediato, el Gobierno dar√° dos batallas posiblemente imposibles de ganar: pedir que la propia c√°mara que ya fall√≥ y que un plenario de todos los camaristas revisen la sentencia del viernes, que conden√≥ al pa√≠s a pagar unos US$ 1500 millones. El abogado especialista en deuda Marcelo Etchebarne explic√≥ que “desde la fecha en que denieguen los pedidos de revisi√≥n habr√° tres meses m√°s para ir a la Corte Suprema, que, con justa causa, puede extender dos meses m√°s, pero es improbable que ocurra”.

El socio del estudio Cabanellas, Etchebarne, Kelly & Dell’Oro Maini explic√≥ que “la Corte Suprema generalmente resuelve a los 60 d√≠as de tener todo listo, por ejemplo la opini√≥n del procurador general, aunque si la Argentina tuviera buena relaci√≥n con Estados Unidos es posible que el gobierno de Obama la ayude a ganar m√°s tiempo”. El v√≠nculo bilateral est√° da√Īado por la presi√≥n de EE.UU. para que la Argentina les pague la deuda a los bonistas privados, al propio gobierno norteamericano en el contexto del Club de Par√≠s y a las empresas que ganaron sus juicios en el Ciadi. A estos reclamos se suman los referidos a las trabas a las importaciones, como los que efectuaron otros pa√≠ses.

En el plano político se agregó el rechazo de EE.UU. al acercamiento de la Argentina a Irán, por el acuerdo en torno del atentado contra la AMIA. De hecho, ayer se supo que, por esta controversia, el Departamento de Estado le sugirió al ex presidente Bill Clinton que no viaje a un congreso de economía previsto para octubre en Buenos Aires.

En tanto, el abogado Eugenio Bruno, socio del estudio Garrido, opin√≥ que el anuncio presidencial “es un mensaje para intentar revertir los fallos, ya que la ley cerrojo fue una de las causas principales que tomaron Griesa y los jueces de la C√°mara para considerar que la Argentina incumpli√≥ la cl√°usula pari passu”.

La ley cerrojo -que sirvió para presionar a los bonistas para entrar a los canjes previos- se levantará en el Congreso con el apoyo del oficialismo y posiblemente de varios bloques de la oposición con aspiraciones a llegar al poder en 2015.Fte.lanación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.