3 de febrero de 2023

ROMA: Francisco le pidió a Cristina afianzar «la concordia, el diálogo y la reconciliación»

francisco-mate_0Francisco instó a las autoridades a trabajar «infatigablemente por tejer lazos que afiancen la concordia, el diálogo, la reconciliación y el entendimiento entre todos», según una carta que hace un mes le envió a Cristina Kirchner.

La misiva, dada a conocer hoy por el diario La Nación, no figura entre las informaciones difundidas por la Presidencia pese a que el Papa envió saludos al «amadísimo pueblo argentino».
Las únicas menciones al Máximo Pontífice en la web oficial durante marzo aludían al viaje de la presidenta a Roma y la entrega de una rosa blanca que la jefa de estado envió a una parroquia de El Calafate.

La carta también fue destacada hoy por el gobernador bonaerense Daniel Scioli, quien resaltó la necesidad de trabajar con «armonía, concordia y diálogo» que, dijo a radio Mitre, son «reflexiones que nos deja Francisco por valores que se van afianzando cada día más».

Según la publicación del escrito, el Papa agradeció la visita de la Presidenta a Roma y le dijo que encomendaba a la virgen de Luján «a todos los argentinos: a los que están constituidos en autoridad, para que busquen en el servicio su mejor aliado y trabajen infatigablemente por tejer lazos que afiancen la concordia, el diálogo, la reconciliación y el entendimiento entre todos».

Además, en un texto de párrafos extensos, Francisco destacó a los argentinos «que se esfuerzan cada día por dar lo mejor de sí mismos» y «anhelan ser protagonistas de un presente sereno y constructores de un futuro luminoso».

El Papa también abogó por los niños «que tienen derecho a un mundo que se distinga por la virtud y los valores que dignifican a la persona». Y, destacó «a los pobres y a los que sufren, para que hallen siempre una mano amiga que los ayude y sostenga en sus justas aspiraciones». «A todos llevo en mi corazón sin postergar a nadie y pidiendo por la entera Nación y sus destinos», añadió el pontífice.

Francisco finalizó su carta enviando un «saludo cordial y, por vuestro medio, a todos sus colaboradores, así como el amadísimo pueblo argentino, sobre el que invoco abundantes bendiciones divinas».