El tiempo - Tutiempo.net

NARCOTRAFICO: En 2008 Henry de Jesús López Londoño había pedido refugio político

Publicación: 2/11/2012

Henry de Jesús López Londoño, también conocido como “Mi Sangre”, el jefe narco colombiano detenido el martes en Pilar, había solicitado en 2008 ser considerado un refugiado político en la Argentina . El pedido, que incluía a su mujer y a su hijo, fue rechazada por el Comité de Elegibilidad para los Refugiados (Cepara), según revelaron a […]

Henry de Jesús López Londoño, también conocido como “Mi Sangre”, el jefe narco colombiano detenido el martes en Pilar, había solicitado en 2008 ser considerado un refugiado político en la Argentina . El pedido, que incluía a su mujer y a su hijo, fue rechazada por el Comité de Elegibilidad para los Refugiados (Cepara), según revelaron a LA NACION altas fuentes del Gobierno.

López Londoño apeló la decisión del Cepara, pero finalmente la denegación fue confirmada por la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

López Londoño igualmente ingresó en el país en diciembre de 2011 con un pasaporte venezolano falso. Anteayer, tras ser detenido, ante el juez federal Sebastián Ramos volvió a argumentar su condición de perseguido político en Colombia. “Mi Sangre” enfrenta ahora un pedido de extradición de Estados Unidos por el delito de narcotráfico.

Ayer, personal de la Secretaría de Inteligencia y de la Policía Federal allanó la vivienda de Nordelta en la que viven la mujer y el hijo de López Londoño, donde se habría encontrado abundante y valiosa documentación.

Si bien “Mi Sangre”, por cuestiones de seguridad y contrainteligencia, residía en una estancia de Exaltación de la Cruz, en el cómodo inmueble de la ciudad pueblo de Nordelta guardaba importante documentación que podría dejar al descubierto sus movimientos de dinero y sus vinculaciones con el poderoso cartel Los Zetas, de México.

El persona de la Secretaría de Inteligencia (SI) secuestró papeles e información almacenados en soportes informáticos. Así lo informó ayer a LA NACION una alta fuente de la Policía Federal.

Los voceros consultados informaron que en el allanamiento los agentes de inteligencia también secuestraron un vehículo alta gama que quedó a disposición del juez federal Ramos.

Se trata del segundo vehículo secuestrado por la justicia argentina. A disposición del juez Ramos también hay un auto Kia Cerato, gris plata, que fue comprado en una concesionaria de Pilar, situada sobre la colectora de la ruta Panamericana.

En el Kia Cerato, “Mi Sangre” llegó al restaurante Fetuccine Mario, en Pilar, el martes a la noche, cuando fue apresado por agentes de la SI. Estaba acompañado por un ciudadano argentino de nombre Matías, que hacía las veces de chofer.

“El automóvil Kia Cerato estaba a nombre del ciudadano argentino, pero se sospecha que fue comprado por López Londoño, porque la persona que hacía las veces de chofer no tenía los medios económicos para adquirir el vehículo”, afirmó a LA NACION un investigador argentino.

“DEBILIDAD POR LOS VEHÍCULOS”

Sin que “Mi Sangre” lo supiera, su debilidad por los vehículos de alta gama y su precaución de cambiar los automóviles casi una vez por semana para evitar ser seguido por los investigadores, lo llevó a la trampa que le prepararon los agentes del SI.

“El automóvil que compró en una agencia de Pilar tenía un rastreador satelital que permitió a los agentes de inteligencia tenerlo ubicado y detenerlo en el momento oportuno”, afirmó una importante fuente que conoce los detalles de la detención.

Ayer, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación confirmó el rechazo a un pedido presentado por López Londoño para ser considerado un refugiado político.

Según informó la agencia de noticias Télam, previamente, el Comité de Elegibilidad para los Refugiados (Cepara) había denegado el pedido presentado por el ciudadano colombiano detenido el martes en Pilar.

Una Corte de Justicia del sur de la Florida, Estados Unidos, solicitó hace cuatro meses la extradición de López Londoño por cargos de narcotráfico, por lo cual se evalúa si la Argentina lo deportará a Colombia o lo remitirá directamente a territorio estadounidense, según informó a la agencia de noticias AP el director de la Policía Nacional colombiana, general José León Riaño.

“Como un hombre especialista en contrainteligencia, López Londoño elegía vivir en zonas abiertas para tener un control de los accesos y saber si lo estaban siguiendo”, afirmó una alta fuente del gobierno argentino.

Ayer, en declaraciones al canal de noticias C5N, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, afirmó que “Mi Sangre” se movía como “un empresario exitoso”.

Horas antes, Berni negó que narcotraficantes de grandes redes internacionales se “radiquen” en la Argentina, ya que “se van rotando permanentemente” con el objetivo de poder comercializar la droga en diferentes partes del mundo.

“CUATRO DE COPAS”

“No es una importante presencia en la Argentina, no es que viven y se radican acá, están un tiempo y se van a otro país. Se van rotando permanentemente. «Mi Sangre» es un ex paramilitar que viene de la lucha armada de Colombia”, agregó el funcionario a Radio 10.

Berni sostuvo, además, que: “No estamos hablando de un cuatro de copas. Son especialistas en lucha armada, por lo tanto los elementos de inteligencia y contrainteligencia los tienen muy aceitados. Londoño pasó por varios países que nunca pudieron detenerlo”.

López Londoño ingresó en la Argentina en diciembre del año pasado. Llegó junto con su mujer y su hijo. Ante las autoridades argentinas, presentó un pasaporte a nombre del ciudadano venezolano Rolando Suárez Rodríguez. Se trataba de un documento falso.

Durante 11 meses entró y salió del país las veces que quiso con al menos siete identidades falsas de distintos países de América del Sur, por donde viajaba con frecuencia. Se había realizado cirugías estéticas para cambiar su fisonomía y se había dejado crecer el pelo con rulos.

Se calculaba que hacía dos o tres veces volvió al país con intenciones de radicarse definitivamente, aunque fuentes colombianas tenían el dato de que planeaba irse a Ecuador, ya que tramitaba documentación en ese país. Se desconoce con qué documentó ingresó al país por última vez.

Según pudo saber LA NACION, en el penal de Ezeiza, “Mi Sangre” comparte pabellón con otro ciudadano colombiano que también tiene un pedido de extradición de los Estados Unidos: Ignacio Álvarez Meyendorff.

Para avanzar y conocer sus redes instaladas en la Argentina, los agentes de la SI esperan obtener información importante en la documentación secuestrada en Nordelta.

Deja una respuesta