30 de enero de 2023

MARCHA: Se realizó por la legalización del aborto y hubo incidentes

Marcharon a la Casa Rosada para pedir que se debata en el Congreso el aborto seguro, legal y gratuito. Pero antes de llegar, un grupo de personas autodefinidas como “católicos” esperaba a la columna para fijar su postura: aborto significa asesinato. La pelea fue desigual. Los católicos estaban a salvo de cualquier agresión porque el vallado y el doble cordón policial podía cuidarlos de cualquier agresión. Pero las botellas cargadas con agua, los insultos y el gesto del “fuck you” que venían de su lado surcaron la protección, y del otro lado respondieron. Y así, anoche, hubo incidentes en Plaza de Mayo entre los que se manifestaban a favor del aborto y en contra.

La marcha fue convocada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, seguro y gratuito. Decidieron hacerla el mes pasado en el Encuentro Nacional de Mujeres que se llevó a cabo en Misiones. Había un motivo: ayer se cumplía un año desde que el Congreso debatió por última vez la interrupción voluntaria del embarazo . “Marchar era nuestra manera de interpelar el Ejecutivo y estamos conformes porque vino mucha gente que en general no participa en las organizaciones. Pero resulta que cuando llegamos nos encontramos con este grupo antiderechos que nos provocó, nos insultó y hasta arrojaron cosas”, contó Laura Canteros, miembro de la Campaña por la Ciudad.

Una facción de la columna, Las Rojas, arengó a los manifestantes para que le respondieran a ese grupo que ya estaba apostado en las escalinatas de la Catedral. Y aunque la gran mayoría llegó a la Rosada, se generaron los incidentes. Algunos contaron que con el rosario en una mano y una petardo en la otra, los católicos fueron los que provocaron los incidentes. A cada cántico de quienes reclamaron por una ley nacional de aborto, ellos respondían entonando el himno o un Padre Nuestro. No hubo desmanes porque los efectivos (unos cien para poco menos de 200 manifestantes) los separaron.

“Nosotros no somos de ninguna organización. Ellos sí, son sacrílegos. Vinimos a proteger a la Catedral de las pintadas que pudieran hacerles estos enviados del demonio”, contestó una mujer –que no quiso dar su nombre . Estaba del otro lado de la valla y empuñaba un rosario. La mayoría vivaba a la Virgen, sobre todo los jóvenes que conformaban la mayoría de lado de los Provida. “A ellos les conviene que haya incidentes”, opinó Canteros.Fte.clarin