martes 24 de noviembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

INSEGURIDAD: Violó a una adolescente en su casa y huyó con 77$ y un celular

A las 8.30, Delia (73), una jubilada de Ensenada, se levantó de la cama y se disponía a ir al baño, cuando escuchó que alguien manipulaba el picaporte de la puerta de entrada de su casa. Creyó que era su nieto y abrió. Pero del otro lado se encontró con un delincuente que tenía la cara cubierta y usaba guantes. Lo que siguió fueron 60 minutos dramáticos y aberrantes, que por estas horas llenan de pánico a los vecinos de esa vecina localidad.

Es que el individuo, descontento por el escaso botín que pudo obtener en la vivienda, violó a una adolescente de 17 años, que desde hace un año cuida a la jubilada.

Todo sucedió anteayer, hacia las 8.30, en una casa situada en la calle Perú, donde Delia se encontraba con la adolescente de 17 años -cuyos datos no se revelan por motivos legales-, que debía ir al colegio pero faltó porque se sentía mal (ver recuadro).

De pronto, la dueña de la casa oyó que alguien manipulaba desde el exterior el picaporte de la puerta de acceso que da a los fondos. “Se metió por el techo de al lado, metió la mano por la venta y quería abrir”, dijeron allegados a la víctima. Al creer que se trataba de su nieto, la mujer abrió la puerta, pero se encontró con un hombre armado.

Era el inicio de una pesadilla, que se extendió hasta las 9.30. El sospechoso la amenazó, la obligó a dejarlo entrar a la propiedad, la redujo y le exigió dinero.

La jubilada le entregó lo poco que había en la casa: 77 pesos y un celular. Esto enfureció al asaltante, que, fuera de sí, reclamó más dinero.

Los familiares creen que el ladrón había “marcado” previamente la vivienda, ya que anteayer, antes del suceso, habían encontrado en la puerta de entrada un montículo de piedras que, según conjeturaron, fue colocado con el fin de dejarla señalada.

“La casa fue marcada por error, ella (la anciana) cobra una jubilación de mil y pico de pesos, no había plata en la casa”, aseguró un familiar. No obstante, seguro de que podía conseguir más dinero, el ladrón encerró a la mujer en el baño de la propiedad, la ató y comenzó a revisar las dependencias en busca de dinero o elementos de valor.

En su recorrida por las habitaciones, el delincuente ingresó en un cuarto donde dormía la adolescente, quien no había advertido lo que sucedía.

La joven es la encargada de cuidar a su jubilada y fue despertada a los gritos por el ladrón, que también la llevó al baño, la maniató y siguió exigiendo dinero. Pero cuando la chica le dijo que no había más, el asaltante la amenazó con herirla con una tijera que llevaba encima. Y, finalmente, la sacó del baño y, enfurecido, la llevó a una habitación donde la violó.

Tras concretar el abuso sexual, huyó con los únicos 77 pesos y el celular. Luego, transcurrieron casi 30 minutos hasta que la adolescente logró liberarse de sus ataduras primero y después desató a la jubilada. Finalmente, la mujer de 73 años, desesperada, pidió ayuda a su hija, cuya vivienda está en la parte delantera del mismo terreno.

La chica fue asistida por médico y trasladada al Gabinete de Delitos Sexuales, donde se le practicaron peritajes de rigor.

Por orden de la fiscal de Instrucción Ana Medina, peritos trabajaron en la casa a fin de obtener huellas y evidencias que permitan identificar al delincuente. Ya habría un sospechoso, reconocido por la víctima, por “modus operandi”.

“Las víctimas relatan que tenía ojos claros, pero no pudieron ver su rostro completo (…) Se aguarda que ambas mujeres estén en condiciones psicológicas de ampliar su declaración y de aportar más datos del hombre”, concluyó un investigador.Fte.eldia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.