miércoles 27 de octubre de 2021 🕒 06:13:28
El tiempo - Tutiempo.net

POLITICA: Mariotto comparó a Scioli con De La Rúa

El vicegobernador Gabriel Mariotto expuso en público una comparación habitual en sus charlas políticas privadas: en una velada crítica a Daniel Scioli, aludió al ex presidente Fernando de la Rúa para descalificar a los políticos «que trabajan para la imagen y para los medios de comunicación».

Dijo, sin mencionar a Scioli: «De la Rúa tenía la más alta imagen desde 1973 hasta que cayó». Y por si quedaban dudas de que aludía a su superior jerárquico, añadió: «La política no es ocuparse de los famosos y sacarse fotos con deportistas reconocidos. No entiendo cómo se pueden sacar fotos siempre con deportistas famosos». El gobernador tiene como eje de su política de comunicación las actividades con artistas y con futbolistas, como Carlos Tevez, Diego Maradona y Sergio Agüero, por citar los últimos casos.

Las declaraciones cayeron como una bomba en La Plata, en medio de las crecientes versiones de un intento kirchnerista por remover de la gobernación a Scioli. Pero no soprendieron: las diferencias entre Mariotto y el kirchnerismo duro con Scioli se intensificaron en las últimas semanas. La comparación con De la Rúa, de hecho, viene siendo promovida por varios interlocutores del vicegobernador.

Los motivos de esa escalada son, básicamente, dos. El primero afecta al relato. «Desde hace unos días que vemos que el discurso del sciolismo es que la Nación no puede socorrer a la provincia, porque es la Nación la que está en crisis», explicó un asesor de confianza del vicegobernador. Y continuó: «En medio de ese discurso, nos cae Scioli con la ley de emergencia para abrir el juego a que Córdoba, Santa Fe y otras provincias se sumen. Quieren consagrar que la causa de los problemas son nacionales».

El segundo foco de tensión pasa por el control político del PJ. El kirchnerismo está convencido de que, al anunciar sus aspiraciones presidenciales, Scioli logró condensar apoyos dentro del partido y más allá de las fronteras provinciales. A pesar del ahogo financiero y de las críticas de la Presidenta a su gestión.

Mariotto , como buena parte del kirchnerismo bonaerense, apuntan en esa dirección. Por eso no dejaron pasar que, en menos de tres semanas, Scioli propuso afrontar la crisis con decreto, una ley de emergencia propia y, finalmente, otra de adhesión a la ley de emergencia nacional.

«Vemos un desconcierto preocupante», señaló un hombre que conoce como pocos el pensamiento del gobernador, antes de reclamar que alguien «pague» por no haber previsto la crisis actual. Mariotto tiene nombre para esa persona: el ministro de Infraestructura, Alejandro Arlía. No tanto, quizás, por haber sido el arquitecto del presupuesto bonaerense, sino por haber castigado en público a los críticos de Scioli.

Mariotto habló ayer en un acto del sindicato de encargados de edificios, en Vicente López. Lanzó un duro discurso plagado de alusiones indirectas a Scioli . «Se terminó el tiempo de la tilinguería en la Argentina porque hay que ocuparse de los que verdaderamente necesitan, no de los famosos», dijo.

Arengó al público, de neto corte ultrakirchnerista, con frases que despertaron ovaciones: «No es momento para tibios. Siempre hay que tomar posiciones». Cuando habló de los que se sacan fotos con famosos, marcó otra diferencia: «Eso no es peronismo. Nosotros vamos a estar con los deportistas del barrio y los artistas callejeros».

Además, hizo público su rechazo a la extensión de las licencias de bingos que pretende decretar el gobernador. «Lo más lógico es que se haga licitación pública y que toda la población esté atenta para auditar una disciplina que está habitualmente sospechada con manejos turbios», opinó.

En el sciolismo acusaron el impacto de las declaraciones de Mariotto. El primero en reaccionar, por directiva de la gobernación, fue el diputado provincial Rodolfo Manino Iriart. Con singular ironía, recordó que Mariotto vivía en España cuando cayó el gobierno de De la Rúa.

«Calculo que le habrán contado lo que pasó en el país en el 2001 ya que él se dedicaba a vender daikiris en las costas de Mallorca, mientras el peronismo sostenía el país en plena crisis», lo atacó en un comunicado, en el que defendió a Scioli por su función como diputado y luego como secretario de Turismo en los días de la grave crisis.Fte.lanacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.