miércoles 27 de enero de 2021
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

INSEGURIDAD: Pueblada en Cañuelas por la muerte de dos hermanos que eran comerciantes

Dos hermanos comerciantes, dueños de un supermercado de Cañuelas, fueron asesinados ayer a balazos en un hecho que aún no está claro. El brutal crimen derivó en una serie de protestas que terminaron casi en una pueblada en esa ciudad bonaerense: ya anoche, unos 3.000 vecinos se movilizaron hasta la Comisaría para pedir Justicia y seguridad; la manifestación se repitió esta mañana, pero, después de pasar frente a la comisaría, una multitud de vecinos ingresó a la sede de la Municipalidad. Los comercios de la zona se sumaron a la protesta y anunciaron que bajarán sus persianas en señal de duelo y en reclamo de mayor seguridad.

El ministro de Seguridad Ricardo Casal se trasladó con su equipo a Cañuelas. En medio del bullicio y los gritos del grupo de vecinos que protesta en el interior de la Municipalidad, alcanzó a decir que se hicieron ocho allanamientos y que trabajan en una hipótesis “muy concreta”. Sobre la posibilidad de que el móvil del asesinato haya sido un ajuste de cuentas dijo que “es probable” y que “la investigación está bastante avanzada”. Sobre el final del mensaje, prometió: “Estoy aquí con todo mi equipo para resolverlo. Vamos a quedarnos a trabajar acá hasta que la gente tenga una respuesta”.

Minutos antes, la intendenta Marisa Fassi había intentado dirigirse a los vecinos quienes, a los gritos, exigían su renuncia. “Estamos trabajando, estamos muy dolidos, se nos han ido dos comerciantes y vamos a trabajar para que se esclarezca”. La reacción airada de los manifestantes la obligó a recluirse nuevamente en su despacho, donde está custodiada por efectivos de Infantería. Casal intervino en su defensa: “La intendenta no es responsable de la Seguridad provincial. Los responsables somos nosotros”, subrayó.

Previamente, el jefe de la Policía Bonaerense, Hugo Matzkin, había intentado abrirse paso infructuosamente entre los vecinos que protestan en la Municipalidad. Fue imposible. A los reiterados pedidos de silencio, los manifestantes enfurecidos respondían con aplausos y gritos entre los que se mezclaban las consignas “asesinos” y “que renuncie”. Ni el pedido de silencio de Matías, el hijo de Leonardo Massa, una de las víctimas, pudo calmar a la muchedumbre.

El caso

El hecho se produjo ayer, cerca de las 19.30 cuando dos hombres armados llegaron en moto e irrumpieron en el supermercado “Doña Rosa”, ubicado en Libertad, entre Olavarría e Yrigoyen, de esa localidad bonaerense. Según el informe oficial, los hermanos Leonardo y Marcelo Massa, de 36 y 38 años, fueron baleados a quemarropa. Tras cometer el doble crimen, el agresor huyó en la moto con su cómplice y aún no fue localizado a pesar de los numerosos allanamientos realizados entre anoche y esta madrugada en Cañuelas, según fuentes citadas por las agencias de noticias.

Leonardo recibió un disparo en la nuca y murió horas después en el hospital; Marcelo recibió tres impactos en el tórax y murió antes de ser trasladado. “Uno entró fallecido y el otro en estado crítico. Fue ingresado directamente a quirófano y falleció a las 21.50 por las heridas recibidas, manifestó el director del hospital Angel Marzetti de Cañuelas, Gustavo Pascuas.

“Me lo mataron como a un perro y encima no le robaron nada. Entraron a robarle y le pegaron un tiro”, se lamentaba esta mañana Matías, hijo de Leonardo, que esta mañana fue recibido en la Municipalidad por autoridades municipales y policiales.

Aunque no descartaron ninguna hipótesis, la policía determinó que el atacante no robó nada y los investigadores creen que el caso podría tratarse de una venganza: seis años atrás, uno de los hermanos Massa fue asaltado y herido gravemente por delincuentes que lo asaltaron cuando salió de su comercio rumbo a su casa de Cañuelas; la víctima denunció a uno de los agresores, que fue detenido y juró venganza; hace poco, ese delincuente salió de prisión.

Anoche, familiares de las víctimas y unos 3.000 vecinos se concentraron frente a la comisaría de la zona en reclamo de seguridad y justicia. La protesta se repitió esta mañana, pero los manifestantes marcharon hacia la sede de la Municipalidad e ingresaron al edificio, mientras reclamaban respuestas de las autoridades comunales.

Algunos vecinos recordaron que hace 20 días, la Cámara de Comercio de Cañuelas se había reunido con autoridades policiales y municipales para reclamar por mayor seguridad ante una seguidilla de robos a comercios de la zona. El doble crimen es investigado por el fiscal de Cañuelas Roberto Rovato.Fte. clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.