martes 18 de mayo de 2021 🕒 09:07:57
El tiempo - Tutiempo.net

POLITICA: Todos miran a Massa

Carlos Fara,foto de archivo. El intendente de Tigre es el político de mejor imagen en el conurbano bonaerense. ¿Qué hará? Muchos esperan que le presente batalla al kirchnerismo en el corazón del poder. El gobierno, mirando a 2015, no puede permitir que 2 años antes se despierte semejante grieta en la coalición oficialista; por otra parte, una cosa son las encuestas y otra depositar el sobre en la urna: algo del encanto se pierde por el camino.

Sergio Massa, dueño de la imagen positiva más alta en el área metropolitana desde hace muchos meses, tiene que resolver un interrogante: ¿qué hacer en 2013, para llegar con chances a 2015? En un panorama donde el gobierno parece tenerlo todo y la oposición muy poco, todo el mundo político especula con que se produzca un factor desequilibrante en el principal distrito del país.

¿Qué es lo que esperan, sobre todo el peronismo disidente? Que Massa clave una pica en Flandes, y le presente batalla al kirchnerismo en el corazón del poder. Se especula con que muchos adherirían en voz alta o en silencio, y que hasta podría llevar a Macri a establecer una alianza con él.

¿Es esto posible? Hoy por hoy, la respuesta es negativa:

1) el mismo Massa no está decidido;

2) los supuestos apoyos nunca terminan de ser tantos como se especula;

3) el gobierno, mirando a 2015, no puede permitir que 2 años antes se despierte semejante grieta en la coalición oficialista;

4) es una jugada muy riesgosa, y para que no sea abortada solo deberá ser definida con muy poco tiempo de antelación.¿Contra quién debería pelear Massa el año próximo? ¿Contra Alicia? ¿O contra Máximo? En cualquier caso, contra un apellido Kirchner, tal como también lo imagina la propia CFK para el próximo turno presidencial, si no hay reelección.

¿Sería para ganar? Contra todo el aparato nacional, probablemente no. Pero sacar un 20 % es un piso suficientemente interesante como para discutir cómo se reparte el poder en la Argentina en el próximo cuatrienio, sobre todo porque no estaría obligado a compartirlo con nadie. Sería enteramente propio.

Cuando suben mucho este tipo de especulaciones siempre surge la pregunta de: ¿se quiere ir, o está subiendo el precio para quedarse? Porque con las encuestas en la mano siempre las cosas suenan un poco color de rosa pero a la hora de depositar el sobre en la urna, algo de ese encanto se pierde por el camino.

Y si le fuese bien en la jugada, ¿es Massa gobernador o Massa presidente? Es un jugador muy propenso a ir rápido, pero con el tiempo ha aprendido a ser más cauteloso.

Teniendo en cuenta que parte de su marketing se debe a las cámaras de seguridad que generosamente muestra un canal de noticias por cable, ¿lo afectará que ese canal haya cambiado de manos hacia alguien que se lleva bien con el kirchnerismo?

Desde que fuera nombrado al frente de la ANSES, en la época de Duhalde, no ha hecho más que solidificar su poder, teniendo un rol central en el gobierno de Cristina, y sin por eso haber quedado entrampado. Los K no lo quieren, le desconfían absolutamente. Pero la política no se hace con el estómago.Por Carlos Fara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.