sábado 23 de octubre de 2021 🕒 06:08:28
El tiempo - Tutiempo.net

BOLIVIA: Morales expropia por sorpresa la filial de Red Eléctrica Española en Bolivia

El presidente boliviano, Evo Morales, anunció hoy inesperadamente la expropiación de las acciones de Red Eléctrica Española (REE) en una empresa transportadora de energía en Bolivia, medida que el Gobierno español analiza y considera en principio «muy diferente» del caso de YPF en Argentina.

Morales eligió una fecha simbólica para hacer su anuncio en un acto con motivo del Día Internacional del Trabajo, en el que presentó la nacionalización de la Transportadora de Electricidad (TDE) como «justo homenaje a los trabajadores y al pueblo boliviano que ha luchado por la recuperación de los recursos naturales y los servicios básicos».

El mandatario, que afronta en los últimos meses diversos conflictos con la población indígena, los sindicatos y huelgas sectoriales, justificó la expropiación en que «esa empresa internacional española en 16 años apenas ha invertido 81 millones de dólares, una inversión en término medio de cinco millones al año», que consideró insuficiente.

Tras leer el decreto, ordenó a las Fuerzas Armadas la custodia de las instalaciones de la compañía nacionalizada, cuyos trabajadores se declararon sorprendidos por la medida y reclamaron estabilidad laboral.

En Madrid, Red Eléctrica Española lamentó la decisión del Gobierno de Bolivia de expropiar TDE, de la que posee casi el 100 % y aseguró que pedirá una compensación adecuada.

Fuentes de Red Eléctrica dijeron a Efe que esperan alcanzar un acuerdo con el Gobierno boliviano para una compensación que se traduzca en un justiprecio que exigen todos los accionistas de esta empresa, con un 20 % de capital público y una mayoría de inversores de otro países.

Según el grupo español, acciones de este tipo «van en contra de las reglas de juego de libre mercado y la seguridad jurídica que debe presidir las inversiones internacionales».

La cifra de negocio de TDE representa el 1,5 % de la total del grupo, lo que supone unos 24,5 millones de euros de los 1.637 millones alcanzados el pasado año.

TDE, fundada el 17 de julio de 1997, es propietaria y operadora del Sistema Interconectado Nacional boliviano (SIN), que atiende el 85 % del mercado nacional y posee el 73 % de las líneas de transmisión en Bolivia.

Desde 2002, forma parte de Red Eléctrica Internacional (REI), compañía filial del grupo Red Eléctrica de España (REE), que controla el 99,94 % de su capital, mientras que el 0,06 % restante está en manos de los trabajadores de la empresa.

Su actividad es transportar la energía generada por los productores y entregarla a los distribuidores y consumidores no regulados, ubicados en distintos puntos de la red interconectada.

REI está presente también en la sociedad peruana Red Eléctrica del Sur (Redesur), de la que controla el 33,75 %.

El presidente Morales dijo que su Gobierno reconocerá las inversiones realizadas por Red Eléctrica Española en su país.

«Somos responsables con las empresas. Si lo que corresponde es devolver, hay que devolver. Si una empresa ha hecho inversión, reconocemos la inversión y siempre vamos a reconocer la inversión», aseguró en un acto en Cochabamba ante los trabajadores de la TDE, militares y partidarios suyos congregados en las instalaciones de la empresa en esa ciudad.

El Gobierno español se ha puesto en contacto con las autoridades bolivianas tras conocer su anuncio y el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, está siendo informado al detalle de los pormenores de la decisión y está en contacto con los ministros de Asuntos Exteriores, Jose Manuel García-Margallo, y de Industria, José Manuel Soria, cuyos departamentos analizan la situación.

Según señalaron fuentes del Ejecutivo a Efe, el Gobierno en su primera valoración de lo ocurrido ve la expropiación anunciada hoy en Bolivia como un caso «muy diferente» a lo sucedido con YPF en Argentina.

Evo Morales hizo el anuncio de la expropiación pocas horas antes de inaugurar con el presidente de la petrolera española Repsol, Antonio Brufau, la segunda planta procesadora de gas del campo Margarita, en el sur de Bolivia, que permitirá aumentar las exportaciones a Argentina.

La decisión del Gobierno boliviano se produce después de que el pasado 16 abril la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, ordenara la expropiación las acciones de Repsol en YPF, medida que causó el rechazo de la Unión Europea y del Gobierno español, que la calificó de «arbitraria» y «hostil» hacia España.Fte. textual eleconomista.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.