sábado 28 de noviembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

ECONOMIA: El reclamo de Italia por sus empresas

ARTICULO PRODUCIDO POR EL DR RODOLFO ROSSI EX PRESIDENTE DEL BCRA PARA EL MULTIMEDIOS PRISMA.

UNA PROXIMA PRESA: EL MERCADO ELÉCTRICO

Endesa, empresa controlada por la compañía eléctrica más grande de Italia, tiene en nuestro país, participación mayoritaria en las generadoras Endesa Costanera, Central Dock Sud, Censa y en la central hidroeléctrica El Chocón, adicional de la distribuidora Edesur. Hace unos días, el primer ministro de Italia Mario Monti, en carta remitida a nuestra Presidenta, citó expresamente, que estas empresas están sufriendo desde hace tiempo problemas de liquidez, que podría conducirlas a la insolvencia. Planteó como causante de tal situación, a la falta de actualización de las tarifas, que determina la fáctica posibilidad de realizar las inversiones necesarias en el país. Finalmente, con firmeza expresó, que el “congelamiento de las tarifas en Endesa, podría complicar y desalentar las relaciones bilaterales”.

Según el último balance de Edesur, en el año 2011, había registrado una pérdida neta de $ 461 millones, muy superior a la registrada en el año 2010, también de quebranto de $ 52,7 millones. Por su parte, Endesa Costanera tuvo en el año 2011, una pérdida de $ 170,8 millones. La respuesta de la Presidente argentina fue breve, omitiendo en su extensión, toda mención referida a las “tarifas”.

 

ANTECEDENTES

Hasta la sanción de la Ley N° 24.065, que estableció el nuevo régimen de la energía eléctrica en 1991, el sector operaba en un sistema de integración vertical en empresas de propiedad pública. A partir del nuevo régimen, el sector se articuló en tres segmentos independientes: Generación, Transporte, Distribución.

En tanto, que la Generación funciona bajo condiciones de libre competencia, el transporte y distribución son caracterizados como servicios públicos, que se prestan en condiciones de monopolio natural. En virtud de ello, es necesario la presencia del Estado como regulador y controlador de la actividad, función que desempeña el ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad). Otro organismo creado en 1992, CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Sociedad Anónima) tiene como funciones la coordinación de las operaciones de despacho, la responsabilidad por el establecimiento de los precios mayoristas y la administración de las transacciones que se realizan, a través del sistema interconectado nacional.

1)      Generación: La potencia instalada pasó de 14.000 MW en 1992, a 22.015 MW en el 2002 (+ 57,3 %), siendo en el 2011 de 28.8835 MW (+ 31,0 %). El mayor incremento se produjo en la incorporación de ciclos combinados, basado en el acoplamiento de turbina de vapor y de turbina de gas. En el área hidroeléctrica, las centrales más importantes son Yacyretá, Santo Grande, Piedra del Águila, El Chocón, Alicurá y Río Grande. El precio mayorista pasó de US$ 46 MW-h en 1992, a US$ 23,50 en el 2001 y, posteriormente a US$ 10,0, como consecuencia de la “pesificación del año 2002”. Tal precio quedó prácticamente congelado, en términos nominales, hasta la actualidad. El parque de generación está compuesto por 61,7 %  de térmica, incluida la nuclear (3,5 %) y 38,3  % de hidráulica.

2)      Transporte: En 1992, se contaba con reserva de capacidad de transporte y transformación. En la actualidad se está mejorando la calidad, disminuyendo los tiempos de reposición y maximizando la capacidad de la red, aunque rigurosamente, no se acompañó plenamente, el crecimiento de la generación y de la demanda.

3)      Distribución: A partir del año 1992, se fue normalizando el servicio, con la realización de las inversiones necesarias en las redes de distribución. Las fallas en cantidad y duración, de las interrupciones de los servicios, se redujeron notablemente, hasta hace poco en que vienen reapareciendo. Los costos están superando ampliamente a las tarifas.

 

LA ACTUAL CRISIS DEL SECTOR ELÉCTRICO.

Hacia fines del 2001, el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) facturaba US$ 2.300 millones anuales, con una baja rentabilidad, especialmente en el subsector de Generación. La facturación del MEM, después de la crisis del 2002, pasó a US$ 880 millones anuales. Actualmente, alcanza a US$ 2.000 millones anuales. Se destaca, que, el subsector de Generación no cubre sus costos, con el consiguiente efecto de limitación de los mantenimientos integrales.

Los precios comparados del MEM, con la de otros países en US$ /MWh, son los que siguen: Argentina 10; Alemania 50; Bolivia 36;  China 45; EEUU 40; Chile 32; Canadá 29; Brasil 34; España 31; Japón 90; Perú 42; Reino Unido 31; Uruguay 120.

La Cancillería argentina, a raíz de la omisión, en la carta de respuesta al primer ministro italiano, del tema “tarifas”, manifestó “que la misma constituye una ratificación del Gobierno de que el congelamiento de las tarifas, forma parte de una política de Estado, que comenzó en el 2003, para atenuar un impacto social”.

Pregunta: ¿Cómo se puede ser tan insensato para sostener semejante absurdo?

El costo de las subvenciones al mercado eléctrico, en su conjunto, tuvo un costo fiscal de $ 41.000 millones (US$ 9.500 millones), en el año 2011. Los inversores privados no quieren ni deben participar, en tal despropósito. Lógicamente van a defender su inversión, pero no soportarían más quebrantos.

 

CONCLUSIÓN

Parecería,

en virtud de las actúales circunstancias, que el mercado eléctrico argentino sería la siguiente “presa del Modelo energético”, del Gobierno nacional. Frente a la cruda realidad de la flaqueza, que muestra el subsector generación (con la perspectiva de volver a los años ´80, cuando los “apagones” eran una característica de nuestra vida cotidiana), hay que estar preparado para que el mismo, sea operado, por empresas de propiedad pública. O sea, en términos generales, se “estatizaría” el sector. Y se omite hablar de las tarifas; y  van …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.