jueves 26 de noviembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

POLITICA: La Casa de Moneda contratará a la ex Ciccone para fabricar 400 millones de billetes

El Banco Central aprobó el contrato para encargar la impresión de 1.205 millones de billetes de 5, 50 y 100 pesos a la Casa de Moneda.

Pagará por el servicio 573 millones de pesos.

Del total de billetes, la empresa estatal que conduce Katya Daura solo podrá hacerse cargo de la impresión de unos 800 millones de unidades . El resto, se imprimirán en la planta de Compañía de Valores Sudamericana (CVS), “la ex-Ciccone” , envuelta hoy en una polémica que alcanza al vicepresidente Amado Boudou y a sus presuntos socios. Se estima que CVS podrá facturar por el trabajo que se le encargará unos 170 millones de pesos .

Los números gruesos del contrato son los siguientes: 180 millones de billetes de $ 5, a un costo de $ 383,92 el millar (así está expresado en el documento). El precio cotizado asciende así a 69,1 millones de pesos .

180 millones de billetes de $ 50, a un costo de $ 492, 17 el millar, por lo que se pagarán por esta emisión $ 88,59 millones.

845 millones de billetes de $ 100, a un costo de $ 492,17, lo que implica un gasto de 415,88 millones de pesos .

En el mercado impresor se dice que por la antigüedad de las impresoras de Casa de Moneda, el costo de fabricación es entre un 15 y un 20% más alto que los valores internacionales para este tipo de operaciones.

La contratación se decidió ayer por la tarde con el voto de la titular del BCRA, Mercedes Marcó de Pont, el vicepresidente Miguel Pesce y cinco de los seis directores que están en funciones: Santiago Carnero, Sergio Chodos, Gabriela Ciganotto, Waldo Farías y Carlos Sánchez.

No votó, ausente, Carlos Pérez, quien llegó a ese cargo por sugerencia del ex titular del BCRA, Martín Redrado. Ayer se decía que Pérez no asistió para no verse obligado a fundamentar su voto en contra.

Para darle luz verde al contrato, Marco del Pont y el resto del directorio esperaron la luz verde del área legales del Banco Central, que dictaminó a favor de un punto clave. La posibilidad de que Casa de Moneda pudiera subcontratar servicios a una empresa privada.

El dictamen legal fue firmado el miércoles por Marcos Moiseeff, al frente de la Subgerencia General Jurídica. Moiseeff es un funcionario de carrera que jugó un papel clave en el desplazamiento de Martín Redrado del Central, a principios de 2010.

El 5 de enero de 2010 el abogado emitió el dictamen recomendando a Redrado acatar el DNU del Ejecutivo que había dispuesto, a fines de 2009, la creación del Fondo del Bicentenario y la transferencia de 6569 millones de dólares de las reservas al Tesoro, para pagar deuda en dólares.

El dato anecdótico, que en su momento causó cierto revuelo, y enojo en Redrado, es que Moiseeff firmó el dictamen el 5 de enero de 2010 en Villa La Angostura, donde estaba de vacaciones.

La Subgerencia jurídica buscó y encontró respaldo legal para permitirle a Casa de Moneda subcontratar a otra empresa, y también para aceptar que el Banco Central avanzara en una contratación directa sin previa licitación . Apeló a la ley de contrataciones del sector público y a la ley de compre nacional . Esto último fue un factor clave para dejar a un costado la Unión de Empresas Transitorias que formaron Casa de Moneda y su par brasileña, que permitió imprimir billetes de $ 100 en Brasil, cuando estalló la crisis por la falta de esos billetes a fines de 2010.

El 30 de enero de este año, el ex titular de Casa de Moneda de Brasil, Luiz Felipe Denucci Martins, fue exonerado de su cargo por severas sospechas de corrupción, entre ellas, una cuenta en un paraíso fiscal con 25 millones de dólares, presuntamente provenientes de cobro de coimas , según informó en su momento la prensa brasileña.

La contratación de la ex Ciccone había sido contemplada dos años atrás, como primera opción antes de apelar a los brasileños.

En ese momento, el directorio del Central se encontró con un escollo insalvable. La ahora CVS enfrentaba un proceso de quiebra y se disputaba la propiedad de su planta impresora con Boldt S.A ., la empresa que preside Antonio Tabanelli, y que ahora también está envuelta en el huracán a partir de las acusaciones que lanzó sobre esa firma el vicepresidente Boudou.

El seguimiento del flamante contrato con Casa de Moneda (plazos de provisión, por ejemplo) estará a cargo de la gerencia general del Banco Central. Es una posición vacante y cuyas funciones asumió Marcó del Pont.

El cargo lo ocupaba hasta el mes pasado Benigno Vélez , un hombre de Boudou que quedó alcanzado en este caso porque se sospechaba que motorizó dentro del Banco Central la contratación de CVS.

La aceptación de la oferta de Casa Moneda votada ayer es una de las decisiones administrativas y política (en el contexto de las denuncias judiciales) más trascendente del año para el directorio del Central. El gasto que se afrontará por la provisión de billetes supone consumir el 40% del presupuesto operativo para este año.Fte.clarin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.