sábado 24 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

POLITICA: El Ministro Randazzo dijo que en 2013 se podrá votar con cualquier documento

“La libreta del DNI es muy poco práctica. Nosotros aspiramos a que, en los próximos dos años, los 40 millones de argentinos tengan el nuevo documento”, afirmó ayer el ministro del Interior, Florencio Randazzo, al defender el proyecto enviado al Congreso para que dejen de expedirse las actuales libretas y se reemplacen por las tarjetas que ya se entregan al tramitarse el Documento Nacional de Identidad (DNI).

De todos modos, Randazzo aseguró que en las elecciones del año próximo “se podrá votar con todo tipo de documento”. Se refirió, así, a las viejas libretas cívica y de enrolamiento, a los documentos de color verde y celeste y a la tarjeta plástica.

El ministro confirmó la intención del Gobierno de que el padrón electoral tenga un troquel en la punta, con un código de barra, que se le entregaría al votante una vez que emita el sufragio, como certificado que cumplió con el deber electoral. Ello permitiría, una vez concluido el acto electoral, confeccionar una base de datos y “saber qué ciudadano votó y cuál no votó”, explicó el funcionario, al justificar el proyecto enviado por la Presidenta al Congreso.

En los últimos dos años, el propio Randazzo promovió personalmente en todo el país la tramitación de la libreta celeste del DNI, que en el futuro dejará de entregarse. Incluso, el Ministerio del Interior colocó muchos puestos en la costa atlántica y en centros de fuerte afluencia turística para facilitarle a la gente el acceso a la libreta celeste.

Ayer insistió, no obstante, en que para las próximas votaciones no será necesario tramitar el nuevo documento. “Lo importante es que no hay que cambiar ningún documento. Le estamos simplificando la vida al hombre común, no se la estamos complicando”, afirmó.

“Los 14 millones de documentos que hicimos en los últimos dos años sirven absolutamente para votar. Los que se hagan a partir de la sanción de la futura ley se confeccionarán con la tarjeta”, dijo Randazzo.

“Nosotros aspiramos a que, en los próximos dos años, los 40 millones de argentinos tengan un nuevo documento. Tendremos, así, una base actualizada con los datos faciales e impresiones dactilares, que nos permitirá trabajar en todo lo que atañe a la investigación de un delito, y pasaremos esa información al Ministerio de Seguridad”, precisó.

Al defender el cambio, el ministro aseguró que solamente en Sudáfrica el documento de identidad es con libreta. “En el resto del mundo se utilizan tarjetas”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.