martes 27 de octubre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

ECONOMIA: Brasil pasó a ser la sexta potencia económica mundial

RIO DE JANEIRO.- Fue el mejor regalo de Navidad que podría haber soñado el gobierno de Dilma Rousseff. Gracias a la crisis en Europa y al boom de exportaciones a Asia, Brasil se ha convertido en la sexta economía mundial , sólo detrás de Estados Unidos, China, Japón, Alemania y Francia. Así lo consigna un informe revelado ayer por el Centro de Investigaciones en Economía y Negocios, de Gran Bretaña, país que por primera vez quedó ubicado debajo de una nación latinoamericana en este ranking de poderío económico internacional.

“Brasil ha vencido a los países europeos en fútbol por mucho tiempo, pero derrotarlos en términos económicos es un fenómeno nuevo. Nuestra tabla de la liga de potencias económicas muestra cómo está cambiando el mapa mundial, con los países asiáticos y las economías que producen materias primas subiendo escalones mientras nosotros en Europa retrocedemos”, apuntó Douglas McWilliams, jefe ejecutivo del Centro de Investigaciones en Economía y Negocios (CEBR, por sus siglas en inglés), una destacada firma de consultoría fundada en 1993, con sede en Londres.

El ascenso de Brasil, ocupando el lugar de Gran Bretaña , ya había sido anticipado por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que todavía no divulgaron sus cifras para este año, así como por otras reconocidas consultoras, como The Economist Intelligence Unit.

Además, el informe predijo que la economía británica superará a la de Francia (actualmente la quinta) en 2016 y que Rusia y la India subirán, respectivamente, al cuarto y quinto escalón en 2020.

El anuncio sobre el ascenso de Brasil, publicado por los diarios británicos The Guardian y Daily Mail y divulgado por la BBC, saltó de inmediato al otro lado del Atlántico, donde los medios brasileños, un tanto incrédulos, festejaron el hito como si se hubiese tratado de la sexta victoria de la selección nacional en un Mundial de fútbol, y mantuvieron el eco de la noticia durante todo el día.

Recordaron que si bien el PBI llegó este año a los 2,4 billones de dólares, las inversiones extranjeras alcanzaron el récord de casi 65.000 millones de dólares y el desempleo descendió el mes pasado a su mínimo histórico, 5,2%, el PBI debe cerrar este año con un aumento de tan sólo el 3%, muy por debajo del 7,5% de 2010, y que la inflación, del 6,5%, tocó el techo de la meta fijada por el gobierno a principios de año, en 4,5%.

El propio ministro de Economía, Guido Mantega, que en otras ocasiones se ha mostrado eufórico al realizar anuncios propios de éxitos económicos, celebró ayer con cautela los datos británicos y resaltó que Brasil todavía tiene mucho camino por delante para alcanzar el nivel de vida de la Unión Europea.

“Creo que es muy importante para el país haber alcanzado ese nivel. Es el resultado del desempeño de Brasil en los últimos años, cuando hemos crecido más que en el pasado y más rápidamente que otros países”, señaló en un comunicado.

“A pesar de tener el sexto PBI del mundo, el país todavía necesita invertir más en las áreas social y económica. Brasil puede demorar entre 10 y 20 años en lograr que el ciudadano brasileño tenga un nivel de vida europeo”, añadió.

En los ocho años de gobierno de Fernando Henrique Cardoso (1995-2003), del Partido Social Demócrata Brasileño (PSDB), Brasil logró a través del Plan Real controlar el flagelo de la inflación y equilibrar sus cuentas fiscales.

Luego, en los ocho años de gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), el país hizo notables avances sociales a través de programas de redistribución de los ingresos y mantuvo un fuerte ritmo de crecimiento económico, sólo comparable al de las otras naciones del emergente grupo de potencias apodado BRIC (Brasil, Rusia, la India y China).

Así, en los últimos diez años, 28 millones de brasileños salieron de la miseria y 36 millones se incorporaron a la clase media.

MENOS CRECIMIENTO

Este año, la crisis en la Unión Europea y el lento crecimiento de Estados Unidos ya impactaron en Brasil, y el equipo económico de Mantega, que ya redujo varias veces sus pronósticos de crecimiento, se asustó el mes pasado cuando se reveló que en el tercer trimestre de este año la economía se había estancado. Sin embargo, las proyecciones oficiales prevén que crecerá un 3,2% este año y entre un 4 y un 5% en 2012.

“Los países que más van a crecer son los emergentes, como Brasil, China, la India y Rusia”, afirmó Mantega al comentar el informe del CEBR.

“De esta manera, esa posición va a consolidarse, y la tendencia es que Brasil se mantenga entre las mayores economías del mundo en los próximos años y que esté en condiciones, incluso, de continuar superando a otros países europeos, que van a continuar en marcha lenta”, agregó el ministro.

El funcionario señaló que a pesar de que Brasil ha triplicado la renta per cápita en la última década -hoy está en 12.000 dólares por año-, esa renta debe llegar a 25.000 dólares o 30.000 dólares al año para que los 190 millones de brasileños puedan gozar de un nivel de vida satisfactorio.

“Eso significa que vamos a tener que continuar creciendo más que esos países, aumentar el empleo y la renta de la población”, afirmó Mantega. “Tenemos un gran desafío por delante. La buena noticia es que estamos en esa dirección y caminando a grandes pasos para que Brasil, en un futuro, sea un país mejor”, concluyó el ministro.

BRASIL, EN NÚMEROS

 

  • PBI: 2, 4 billones de dólares.

 

 

  • Exportaciones: este año totalizarán unos 250.000 millones de dólares contra 202.000 millones en 2010.

 

 

  • Importaciones: según se prevé, llegarán a 223.000 millones este año. En 2010, ascendieron a 181.000 millones.

 

 

  • Socios comerciales: los principales demandantes de productos brasileños en el exterior son China, Estados Unidos y la Argentina.

 

 

  • Crecimiento: el gobierno prevé que la economía se expanda menos a causa de la crisis: el alza estimada es de un 3,2% en 2012. Este año, el crecimiento fue del 3,5%.

 

 

  • Estimación: la Asociación de Comercio Exterior de Brasil (AEB) también espera un impacto de la crisis en el comercio exterior. La entidad calcula una reducción del 7% en las exportaciones brasileñas para 2012, mientras que estima una abrupta caída del 88,7% en el superávit comercial, que ascendería a los 3000 millones de dólares.

 

 

  • Inversión: la inversión extranjera directa alcanzó niveles récord en Brasil durante este año y se situó en los 65.000 millones de dólares. El monto equivale al 2,6% del PBI, y supera el récord del año anterior, de 48.438 millones de dólares.

 

 

  • Razones: la explicación del masivo desembolso de capital estriba en la falta de atractivo de los principales mercados financieros desde la crisis de 2008. También contribuyen las altas tasas de interés (12%); la realización de los Juegos Olímpicos y del Mundial de fútbol y el descubrimiento de las cuantiosas reservas petroleras submarinas conocidas como presal.

 

 

  • Empleo: en noviembre el desempleo se situó en un 5,2%, su mínimo histórico, muy cerca del 4% necesario para que se considere una economía en “pleno empleo”.Fte.lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.