lunes 27 de septiembre de 2021 ūüēí 04:49:39
El tiempo - Tutiempo.net

ECONOMIA: Ficciones y Fricciones

¬†Desde fines de Abril del corriente a√Īo, el D√≥lar estadounidense se viene revalorizando. Lo hizo hasta la fecha en un 8,15 %, en su relaci√≥n a la cesta de las principales monedas del mundo (Yen, Libra esterlina, Euro, D√≥lar Canadiense, Franco Suizo, Corona Sueca).¬†Esta revalorizaci√≥n, consecuencia de una mayor atracci√≥n a la tenencia de D√≥lares estadounidenses y de Bonos del Tesoro de EEUU a largo plazo, a veces inducida y, otras veces, resultado del grado de incertidumbre que se cierne sobre la econom√≠a global, es determinante de la baja en el precio¬†de las materias primas, de un menor intercambio comercial, del paulatino deca√≠miento de la actividad econ√≥mica global y de la mayor aversi√≥n al riego general.¬†
Las monedas se tienden a desvalorizar en relaci√≥n al D√≥lar estadounidense y hacen su aparici√≥n pr√°cticas proteccionistas y, lo que¬†se denom√≠n√≥ “la guerra de monedas”. Pero lo m√°s desgraciado de todo este atribulado contexto,¬†son las consecuencias sociales que trae¬†esta¬†situaci√≥n: La profundizaci√≥n de¬†la ca√≠da del empleo y el aumento de la probreza.¬†
Nuestro pa√≠s¬†– que se ha beneficiado – con la “debilidad del D√≥lar”- posterior al ajuste recesivo,¬†que iniciado en EEUU, se extendi√≥ al Mundo, entre Junio de 2008 y Marzo de 2009 – viene encarando, incluso desde tiempo m√°s remoto, su propio “modelo econ√≥mico”. No explicitado plenamente en su contenido, es de apreciar que el mismo se basamenta, en el t√©rmino del √ļltimo a√Īo,¬†en un fuerte crecimiento de la cantidad de moneda emitida (39,9 %); en el aumento de los medios de pagos (34,0 %); en el aumento de la recaudaci√≥n tributaria (34,4 %), en el incremento del gasto fiscal (36,5 %), en el crecimento de los pr√©stamos bancarios (47,0 %), en el aumento de los Salarios y Jubilaciones (29,5 %), quedando¬†rezagado, el valor del US$ administrado por el BCRA, que con un crecimiento nominal del 8 %,¬†ha estado beneficiado por la “debilidad”¬†de la moneda estadounidense hasta el citado mes de Abril pasado y por la revaluaci√≥n del Real brasile√Īo hasta Agosto del presente a√Īo, factores que permitieron¬†la citada administraci√≥n cambiaria –¬†aun con cierta perdida de reservas – sin mayores sobresaltos.
Obs√©rvese, que la ficci√≥n de un¬†√ćndice de Precios al Consumidor¬†informado por el Indec mensuamente y que actualmente verifica un nivel de crecimiento del 9,7 % en su dimensi√≥n anual, poco explicable¬†en relaci√≥n a todos los indicadores de la econom√≠a argentina anteriormente verificados, ha sido un factor sumamente importante en la pr√°ctica del “modelo econ√≥mico”. De haberse adecuado oficialmente, al resto de los indicadores econ√≥micos se√Īalados, hubiera sido imprescindible un aumento de las¬†tasas¬†de inter√©s de referencia (Pases Pasivos en¬†$ a 7 d√≠as)¬†actualmente del¬†9,5 % y Tasa de inter√©s Lebac¬†en $ a un a√Īo del 12,41 % (Agosto 2011), lo que hubiera,¬†en primera instancia, reducido el consumo, principal basamento del “modelo” aplicado.
Claro, que con ello se perjudica la plena confiabilidad de una econom√≠a que “crece” y con la menor confiabilidad, se perjudica el “Cr√©dito Argentino”, efecto que bien se nota en el valor de los Bonos Canje¬†de Reestructuraci√≥n de Deuda Parp en $ Ley Argentina (ajustados por el Cer), que cotizan a 45,60, con una paridad del 23,48 %, muy cercana a un “default”. Se deja expresamente de lado el valor del Riesgo Pa√≠s,¬†que alcanza actualmente, 967 puntos b√°sicos, pero que est√° afectado por la aversi√≥n al riesgo vigente, en la mayor parte del mundo.
Es de observar ahora, c√≥mo el BCRA hace frente por ahora, a la gran succi√≥n de D√≥lares Estadounidense,¬†que sufren la¬†mayor√≠a de los Bancos Centrales del mundo, por la revalorizaci√≥n de la moneda “patr√≥n”.
Inicialmente y hasta Julio pasado, el BCRA perdi√≥ reservas, no variando mayormente su pol√≠tica de administraci√≥n cambiaria. En Agosto, efectiviz√≥ el pago del pen√ļltimo cup√≥n del Bono Boden 2012, por cuenta del Tesoro Nacional (Decreto 2054/10 y 276/11), que determin√≥ una afectaci√≥n de reservas internacionales superior a US$ 2.800 millones. Se continu√≥ perdiendo reservas por la “acumulaci√≥n de US$ del Sector Privado no financiero” y buena parte de tal p√©rdida, se repuso a trav√©s de pr√©stamos del Bank for International Settlement, de Basilea, que¬†al 16 de Setiembre pasado,¬†acumulaba un cr√©dito contra¬†el Banco Central de US$ 2.792 millones.¬†Se aprecia que al 30 de Setiembre, las Reservas Internacionales ascender√≠an a US$ 48.628¬†millones (incluye dep√≥sitos de entidades financieras en US$ por 7.929 millones).¬†Sin embargo, con un balance cambiario favorable hasta el tercer trimestre del a√Īo, la continuidad¬†de p√©rdidas de las¬†reservas internacionales, aun con¬†el apoyo adicional del BIS, la utilizacion “ad-hoc” de la totalidad de los adelantos Transitorios del BCRA, que podr√≠an alcanzar a $ 3.972 millones (equivalente a US$ 945 millones), m√°s un “extrardinario” adelanto del BCRA por $ 14.443 millones, equivalente a US$ 3.435 millones, la hoja del balance financiero,¬†parecer√≠a encontrarse en dificultades. M√°xime cuando la tendencia de la Balanza Comercial, estar√≠a determinando un saldo negativo para los dos √ļltimos meses del presente a√Īo.
Seguramente por ello, es que se not√≥ una cierta vacilaci√≥n en el desarrollo cambiario de este mes de Setiembre, recientemente conclu√≠do.¬†Inicialmente, se prob√≥ con la fijaci√≥n de un “tipo de cambio alto”, para desaliento de los compradores; se continu√≥ con un tipo de cambio m√°s bajo con ventas al contado,¬†sin mayores resultados positivos y se termin√≥ estableciendo un tipo de cambio fijo, no solamente contado, sino tambi√©n para las operaciones a plazo, premi√°ndolas con la omisi√≥n de la tasa de inter√©s, en un ferviente deseo de “mostrar fortaleza frente a la demanda”. Finalmemente se perdieron en Setiembre de 2011, US$ 3.100 millones, que se fueron de la riqueza argentina.¬†De continuar esta “sangr√≠a”,¬†la transferencia al exterior de dinero argentino superariar√≠a en el a√Īo los US$ 22.000 millones. Seguramente,¬†se resentir√° el “Respaldo de la Base Monetaria” en moneda extranjera y disminuir√° la actividad econ√≥mica nacional.
Difícil contingencia de las autoridades del BCRA en particular y de todos los funcionarios en general, en esta circunstancia mundial adversa, que aparentemente podría tener una duración semejante a la sufrida en Junio de 2008 y que fué de nueve meses. En mi modesta opinión para entender estas cuestiones, considero que frente a la misma, se debería operar con toda transparencia y veracidad en la información de todos los indicadores economicos nacionales, para que el país comprenda una cruda realidad que con responsabilidad debemos afrontar y resolver. Con ello, también, ganaríamos el respeto de todo el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.