domingo 27 de septiembre de 2020
El tiempo - Tutiempo.net
RADIO EN VIVO

JUSTICIA: Muerte de Kevin la Justicia no se atreve a dejarme en libertad dijo el acusado

Eduardo Sukiassian, condenado por atropellar y matar al adolescente Kevin Sedano en 2002, cree que la Justicia no se atreve a dar por cumplida su sentencia por temor a la repercusión social y mediática.

Así se lo dijo hoy el defensor de Sukiassian, Germán González Campaña, al romper el silencio ante lo que él considera una nueva embestida para que su cliente vaya preso.

Viviam Perrone, madre de Kevin y presidenta de Madres del Dolor, manifestó en los tribunales de San Isidro para pedir el arresto del conductor condenado por homicidio culposo.

“Me quedaré en la puerta del Tribunal día y noche, con frío o con calor, hasta que detengan a Sukiassian. Si a mi persona le llega a ocurrir algo mientras estoy esperando la detención responsabilizo a las juezas; y si Sukiassian se fuga, también”, dijo Perrone.

Tras apelaciones ante las Cortes bonaerense y nacional, la Justicia de San Isidro debe resolver si Sukiassian vuelve o no a prisión para terminar de cumplir los tres años de condena.

No está claro si la medida debe tomarla el Tribunal Oral 7 de San Isidro, que dictó la condena, o el juzgado de Ejecución Penal, pero la mujer sostiene que estos jueces demoran la orden de la Corte para que el acusado vuelva a la cárcel.

“La Corte Suprema no ordenó que vuelva a la cárcel. Solo desestimó los planteos de la defensa apelando la sentencia -dijo a DyN el abogado de Sukiassian-. Si esto fuera un caso común y no se tratara de Sukiassian, Kevin Sedano o Viviam Perrone, esta causa ya habría terminado hace un montón de tiempo”.

La defensa reclama que “como en cualquier otro caso” se compute como válido el tiempo que Sukiassian estuvo excarcelado, lo cual -señaló- daría por cumplida la pena.

Para la defensa, los jueces “sienten una enorme presión porque si resuelven lo que harían en el cien por ciento de los casos, la presión de los medios va a ser terrible”.

“Cualquier padre o madre de una víctima haría lo mismo que hace esta señora, pero cuando esa presión va acompañada de los medios, sin que nadie que haga sonar la otra campana, hace que los jueces no se sienten libres para resolver”, dijo el abogado.

Además sostuvo que el caso presenta “aberraciones jurídicas”, como que “el tribunal oral que lo condenó lo haya enviado a la cárcel con el argumento de que ‘es necesario dar un mensaje ejemplificador a la sociedad'”.

“En cinco fallos distintos, la Corte Suprema ha dicho que es arbitraria la sentencia a cumplimiento efectivo cuando la condena es de tres años porque no tiene un fin resocializador”, dijo.

El 1 de mayo de 2002 Kevin Sedano, de 14 años, fue atropellado frente a la Quinta Presidencial de Olivos cuando escapaba junto a un amigo de una patota que lo perseguía.

“El auto de Sukiassian, que venía con la onda verde, tuvo la mala suerte de atropellar al chico -dijo el defensor-. No creo que haya sido el único auto que lo lastimó, pero Sukiassian fue el único que se detuvo y se anotó su patente. En los medios se expuso que se había fugado, pero a su criterio él se quedó allí hasta que supo que la ambulancia estaba en camino. De todas maneras, el Tribunal lo condenó por su responsabilidad en el hecho y ya no hay nada que discutir”, dijo el abogado.

El 14 de marzo de 2007 Sukiassian fue condenado a tres años de prisión efectiva y quedó inmediatamente arrestado; dos semanas después, el tribunal dispuso de oficio la reclusión domiciliaria. Luego Sukiassian obtuvo la excarcelación. Por Luis Sangiorgio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.