El tiempo - Tutiempo.net

FUTBOL: Se retiró un grande “chaú Palermo”

Publicación: 13/06/2011

Martín Palermo jugó su último partido en el estadio xeneize; entre lágrimas, le agradeció al público, se abrazó con su familia y fue el centro de festejos en el círculo central; ni siquiera el empate sobre el final de Banfield (1-1) opacó la ovación para el goleador.En una rara conjunción de sentimientos, entre los hinchas […]

Martín Palermo jugó su último partido en el estadio xeneize; entre lágrimas, le agradeció al público, se abrazó con su familia y fue el centro de festejos en el círculo central; ni siquiera el empate sobre el final de Banfield (1-1) opacó la ovación para el goleador.En una rara conjunción de sentimientos, entre los hinchas se entremezclan rostros de alegría, de enorme emoción y también de congoja, de nostalgia y de tristeza. Todo es por culpa de un solo hombre, que eclipsó la fría noche con su sola presencia.

Ocurre que la de hoy fue la última función de Martín Palermo en la Bombonera. Nada más. Nada menos. El Titán de los goles imposibles, el optimista del gol, el que hizo 20 tantos en 19 partidos, el que hizo su gol número 100 con los ligamentos cruzados rotos, el que volvió después de seis meses y le hizo un tanto a River “con la muleta”, el que sufrió la insólita fractura de tibia y peroné por culpa de una muralla que se vino abajo cuando celebraba un tanto para Betis con sus hinchas, el del gol de media cancha contra Independiente, el del cabezazo inolvidable desde 40 metros contra Vélez, el goleador histórico de Boca, el quinto máximo artillero del fútbol argentino. Por eso, el público copó la Bombonera, que estuvo repleta para despedir a su gran ídolo. Si hasta por momentos parecía que hoy se jugaba el superclásico o que Boca jugaba una final de campeonato.

Los fanáticos coincidieron en una frase para demostrarle todo su cariño al ídolo que se retira: “Eternamente gracias”. Incluso las canciones habituales de la hinchada fueron levemente modificadas para incluir el nombre del goleador en sus estrofas.

Deja una respuesta