El tiempo - Tutiempo.net

INSEGURIDAD: Mirtha Legrand dijo que le sustrajeron pesos, dólares, euros y joyas

Publicación: 6/12/2010

El encargado del edificio en el que vive Mirtha Legrand, Francisco Alberto Vega, participó hoy de una rueda de reconocimiento que no arrojó resultados positivos. Es que el empleado, de 62 años, no pudo reconocer a los supuestos ladrones que en la madrugada del domingo lo maniataron antes de ingresar al departamento de la conductora. […]

El encargado del edificio en el que vive Mirtha Legrand, Francisco Alberto Vega, participó hoy de una rueda de reconocimiento que no arrojó resultados positivos. Es que el empleado, de 62 años, no pudo reconocer a los supuestos ladrones que en la madrugada del domingo lo maniataron antes de ingresar al departamento de la conductora.

Según los últimos datos obtenidos por los investigadores, la caja fuerte que fue robada del vestidor de Legrand pesaba más de 100 kilos y fue transportada “a mano” por los delincuentes desde el departamento hasta un automóvil que los esperaba en la vía pública.

En esa caja -detalló el periodista de C5N Paulo Kablan- la diva guardaba dinero en diferentes monedas (pesos, dólares, euros) y joyas, algunas de las cuales tenían un alto valor sentimental para la actriz, ya que las mismas habían sido un obsequio de su fallecido esposo.

Si bien en un principio se había estimado que el botín total sumaría cerca de $600 mil, algunos investigadores llegaron ahora estimar cifras muchísimo más altas y en dólares, lo que significaría un golpe con pocos antecedentes en el país. La propia Legrand evitó dar detalles sobre cuánto le robaron en sus apariciones públicas.

Los tres delincuentes entraron cerca de las 2:00 del domingo al edificio de Avenida Libertador al 2900. Maniataron al encargado, subieron hasta el piso de la conductora, revolvieron todo y en menos de 20 minutos bajaron con la caja fuerte. Un automóvil los esperaba afuera.

Se cree que los ladrones habrían investigado los antecedentes del encargado, quien por un problema de salud no puede estar sentado durante varias horas seguidas. Los tres delincuentes esperaron a que Vega se parara para ingresar al edificio y atacarlo.

Para evitar sospechas, ya que el hall del inmueble es totalmente vidriaron, abordaron al empleado cuando salía del baño, evitando así ser vistos desde el exterior.

Deja una respuesta