miércoles 19 de junio de 2024 00:02:19

MILES DE PERSONAS AFECTADAS POR LA MEDIDA DE FUERZA QUE LLEVA ADELANTE EL SINDICATO DE LA FRATERNIDAD

Como consecuencia de esta protesta, se duplica el tiempo de viaje en las líneas metropolitanas. Los ferroviarios reclaman una mejora salarial, y ya anunciaron un paro para el próximo 4 de junio

Tal como lo había ratificado este miércoles, el Sindicato La Fraternidad lleva adelante la medida de fuerza programada para este jueves 30 de mayo, luego de que no se llegara a un acuerdo salarial con las empresas ferroviarias. Por este motivo, la formaciones de las líneas de trenes metropolitanos circulan a un máximo de 30 kilómetros por hora, lo cual provoca importantes complicaciones, entre ellas que que se duplique el tiempo de viaje. Además, el gremio confirmó que el próximo martes 4 de junio habrá un paro total de las actividades.

Por medio de un comunicado de prensa difundido ayer, el gremio informó que la audiencia organizada por la Secretaría de Trabajo, Empleo y Seguridad Social no tuvo resultados positivos, debido a que rechazaron la propuesta ofrecida por parte de los representantes empresariales.

Como respuesta al pedido de incrementar los salarios en un porcentaje acorde al crecimiento que tuvo la inflación en los últimos meses, desde las empresas ferroviarias propusieron otorgar un 2% de aumento correspondiente al pago de abril, seguido de un 7% restante que sería aplicado en la liquidación de mayo. Asimismo, el plan de pago establecía que ambos porcentajes serían abonados en conjunto con los haberes de junio.

“No estamos dispuestos a regalar los salarios de los ferroviarios”, sentenciaron desde la organización al ratificar que el “Plan de Lucha” continuará en marcha. De esta manera, señalaron que la medida de fuerza consistirá en aplicar un tope de velocidad tanto en las formaciones destinadas para el transporte de pasajeros como en aquellas utilizadas para el traslado de carga.

En consecuencia, las formaciones de las líneas Roca, Belgrano Sur, San Martín, Mitre, Sarmiento y el Tren de la Costa circulan este jueves a un máximo de 30 km/h, lo cual genera complicaciones y fuertes demoras para los miles de pasajeros que suelen viajar en los ferrocarriles metropolitanos.

Ante este escenario, los andenes de las principales estaciones de las líneas afectadas por la medida de fuerza amanecieron abarrotadas de pasajeros que aguardaban el arribo de las formaciones.

Consultada sobre su opinión respecto a la medida de fuerza que lleva adelante el gremio La Fraternidad, una pasajera que estaba en la estación Lanús del tren Roca dijo que “los trabajadores siempre estamos en contra”. Y en diálogo con el canal de noticias TN, agregó: “Yo soy empleada doméstica. Ahora tengo que hacer un trámite, dejo de trabajar para ir y pierdo el tiempo porque si yo tenía que entrar a trabajar al mediodía, ahora no puedo. No sé a qué hora voy a llegar”.

Miles de pasajeros se ven afectados por la medida de fuerza del gremio La Fraternidad, que reclama una mejora salarial.
Ante la falta de respuestas, el sindicato profundizó el reclamo al anunciar que el próximo martes 4 de junio se realizará un cese total de las actividades. No obstante, desde el Gobierno ya pactaron una nueva audiencia para el 6 de junio a las 11 horas, con el objetivo de llegar a una conciliación entre las partes.

El secretario general Omar Marturano apuntó: “No queremos aumento del sueldo, queremos empatar la inflación”, durante una entrevista que brindó el domingo por la noche al canal A24. Incluso, expuso las dificultades y deficiencias en seguridad que sufrieron en los últimos meses por la falta de inversión estatal.

“No hay una inversión ni una política para el modo ferroviario. Nosotros trabajamos sin insumos, atando algunas veces con alambre algunos objetos y así salimos con los trenes”, denunció el representante gremial al señalar: “Y yo le pondrían un sinónimo, que estamos trabajando con bajas condiciones de seguridad”. En paralelo, reclamaron que hubo un recorte del 59% del presupuesto ferroviario desde que asumió Javier Milei y que esto generaba impedimentos en la compra de insumos básicos para que las líneas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) funcionaran de manera regular.

Previo a esto, el dirigente había denunciado una situación similar luego de que ocurriera el choque de trenes de la Línea San Martín en Palermo. En esa oportunidad, el accidente se produjo entre una locomotora y un vagón vacío que se encontraban detenidos en la vía y una unidad que transportaba a unos 90 pasajeros.

El choque de trenes de la línea San Martín provocó que más de 60 personas resultaran heridas (EFE)
Según relató Marturano en diálogo con Radio 10, el conductor que llevaba a las personas había recibido la señal de que el carril se encontraba libre, pero no se había detectado la presencia de la otra formación porque el sistema de señalamiento no funcionaba.

“Hace 10 días que estamos trabajando así porque se roban los cables de señalamiento, venimos reclamando que los reparen pero no hay repuestos. Hay una degradación total de la empresa. No hay repuestos para señalamientos pero tampoco para los trenes”, reclamó al indicar que, de todas formas, el maquinista circulaba con precaución por un protocolo aplicado para afrontar este tipo de situaciones.

En este sentido, el sindicalista denunció que “no hay presupuesto para los choques eléctricos, tenemos 60 locomotoras paradas chinas que se compraron nuevas”. De la misma manera, señaló que el área de señalamiento y de los talleres sufrieron un impacto ante el despido de parte del personal de esos sectores.

La medida de La Fraternidad es la segunda en el año, ya que el 21 de febrero se produjo una paralización total de actividades también para obtener una mejora en los salarios. En esa oportunidad, se produjo un acuerdo por el pago de deudas en concepto de bono de presencialidad y por el Día del Ferroviario con Trenes Argentinos–SOFSE y Belgrano Cargas y Logística.