jueves 30 de mayo de 2024 19:11:37

MALA SEÑAL PARA LOS MERCADOS LA DECISIÓN DEL GOBIERNO DE PAGARLE A LAS ELÉCTRICAS CON UN BONO QUE DERRUMBÓ LAS COTIZACIONES

Las empresas rechazaron la propuesta oficial para saldar la deuda de Cammesa y hubo repercusiones negativas. El S&P Merval perdió 1,1% en su tercer día de baja y las acciones argentinas cayeron hasta 9% en Wall Street, con caídas generalizadas en el sector energético

El mercado bursátil evidenció el jueves un clima de pesimismo, con caídas de precio para acciones y bonos. En las dudas de los operadores incidió con fuerza la disputa entre las empresas de energía y el Gobierno por la deuda de Cammesa.

El conflicto con el pago en bonos a las empresas de electricidad, tal vez sea el problema más complicado para los inversores porque afecta a la seguridad jurídica y, por lo tanto, siembra incertidumbre y afecta a la cotización de los títulos privados.

 A ese duro cruce, con una propuesta del Gobierno que fue rechazada de plano por el sector privado, se añade la tensión política por el tratamiento de la ley Bases en el Senado cuyo destino no está claro y es seguido muy de cerca por los operadores.

En su tercer día consecutivo de pérdidas, el índice bursátil S&P Merval de Buenos Aires cedió un 1,1%, a 1.434.921 puntos, luego de resignar un 3,5% en las anteriores dos sesiones hábiles. El panel de acciones líderes registró un récord nominal intradiario de 1.505.718 puntos en la mañana del martes.

En Wall Street las acciones y ADR de compañías argentinas negociadas en dólares concluyeron con sesgo negativo. En el sector de energía, damnificado por la señal oficial, cayeron Central Puerto (-2,2%), Pampa Energía (-1,1%) y Transportadora Gas del Sur (-1,1%). Además YPF cayó 0,3 por ciento.

El descenso de las acciones argentinas estuvo impulsado por las bajas en los papeles de las compañías del sector energía, luego de que el ministro de Economía, Luis Caputo, adelantó que pagará con el bono AE38, que hoy cotiza un 50% bajo la par, una deuda de USD 1.200 millones acumulada por el Estado por no pagar los costos de generación de energía y provisión de gas natural para usinas térmicas.

El planteo implica, en los hechos, un incumplimiento de contratos que fue recibido de manera negativa y obliga a los privados estén dispuestos a aceptar una quita de la mitad del capital adeudado por CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima). El ministro sostuvo que la cotización de los bonos subirá en los próximos meses a medida que se estabilice la macroeconomía.

En la Bolsa porteña, las empresas ligadas al rubro de energía tuvieron rojos generalizados: Transportadora Gas del Norte (-1,8%), Central Puerto (-1,4%), Pampa Energía (-0,7%), Transportadora Gas del Sur (-0,7%) y Transener (-0,4%).

El CEO de AES Argentina, filial de una empresa de Estados Unidos, Martín Genesio, aseguró este jueves que recibió llamados del Fondo Monetario Internacional (FMI), el Departamento de Estado norteamericano, el de Energía y la Embajada de ese país por la decisión del Gobierno de diferir con un bono en dólares a 2038, con una paridad del 50%, la deuda que mantiene Cammesa con las generadoras por diciembre y enero.

“Todo el mundo sabe que en esta semana que pasó, tuvimos una resolución mediante la cual se decidió no respetar ciertos contratos y hacer un pago desde la mesa a las generadoras eléctricas, tomando una quita, digamos, en ese pago. Eso es una señal muy mala.

Somos una de las pocas compañías multinacionales grandes del sector. Y para dar un ejemplo puntual, en el día de ayer yo recibí llamados del Fondo Monetario, del Departamento de Estado de los Estados Unidos, del Departamento de Energía de los Estados Unidos y de la Embajada. Y la pregunta era sólo una. ¿Qué pasó? ¿Por qué el Gobierno hizo esto? Pongo el ejemplo concreto para que nos demos cuenta que cuando un contrato no se respeta el impacto es gigantesco”, dijo Genesio durante su presentación en el VI Foro Nacional de Energía, Libertad & Seguridad Energética de LIDE, celebrado en el Alvear Palace Hotel.

En el mismo sentido, la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) envió una misiva destinada a Caputo y al secretario de Energía, Eduardo Rodriguez Chirillo, en rechazo a la Resolución de la Secretaría de Energía 58/2024 que dispuso la forma de pago de la deuda de CAMMESA.

“Le informamos que la mayoría de los Productores nucleados en esta Cámara rechaza la modalidad de pago dispuesta en la Resolución”, dice la respuesta que lleva la firma de Carlos Ormachea, presidente de la CEPH. “La resolución afecta los derechos contractuales de los productores al amparo de los contratos celebrados con CAMMESA”, añadió.

Día negativo para los mercados
Los bonos soberanos negociados en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) bajaron un 1% en su promedio en pesos, tras un 1,4% negativo del miércoles. Entre los bonos en dólares destacó el descenso de 3,1% en los AE38, justamente el título que quiere utilizar Caputo para el pago de la deuda de Cammesa. El riesgo país de JP Morgan avanzaba 30 unidades para Argentina, en los 1.263 puntos básicos.

Las acciones argentinas restaron hasta 9,4% en Wall Street, con mayores pérdidas para la tecnológica Globant. Un broker argentino, quien pidió reserva de identidad, señaló a Bloomberg que el sector del software en los EEUU se suele mover en tándem en el mercado internacional de renta variable. En otras palabras, ante menores perspectivas de facturación comunicadas por uno de los líderes del rubro, EPAM, los inversores reaccionaban este jueves vendiendo también acciones de Globant”.

La nueva toma de ganancias se dio a la par del achicamiento de negocios en línea a un extendido paro nacional de sindicatos contra la política ultraliberal del presidente Javier Milei. La protesta nacional fue convocada contra el drástico ajuste fiscal del Gobierno y paralizó parcialmente la actividad, con escaso transporte público, más cierre de la atención al público en bancos y supermercados, entre otros rubros.

La operatoria en el mercado informal sigue con marginales variantes diarias. Este jueves el dólar libre cerró ofrecido a $1.045 para la venta, con un alza de cinco pesos. En lo que va de mayo la divisa no muestra variantes entre puntas. Con un dólar mayorista que ganó 50 centavos a $882, la brecha cambiaria quedó en el 18,5 por ciento.

En el contexto del paro general, el monto operado en el segmento de contado del mercado mayorista volvió a decaer este jueves, para contabilizar unos USD 249,6 millones, unos USD 124,5 millones o 33,3% menos que el miércoles. El Banco Central acotó las compras de divisas del día a USD 59 millones, la cifra más reducida desde el 25 de abril.

La entidad elevó a USD 879 millones la absorción de divisas en el primer tramo de mayo. Por otro lado, las reservas internacionales ganaron escasos USD 4 millones, a 28.036 millones de dólares.

“Más allá de los transitorios efectos que puede tener el paro general, en las últimas ruedas ya se viene detectando un mayor ritmo de liquidaciones y por ende de compras del banco central, previsible dado que tras la demora ya estaban por arrancar las ventas de la cosecha”, dijo el economista Gustavo Ber.