martes 28 de mayo de 2024 16:11:56

LA INFLACIÓN EN CABA FUÉ DEL 9.8% EN ABRIL Y ASCENDIÓ A 292,5% EN EL ÚLTIMO AÑO

Fue el primer índice de un dígito mensual desde el cambio del Gobierno nacional; el mes pasado hubo una fuerte suba en los rubros de la vivienda por la suba de las tarifas y de la salud por la medicina prepaga; qué pasó con los alimentos en el registro de la Ciudad

La inflación porteña llegó al 9,8% en abril, 72,6% desde enero y 292,5% en el último año, con los alimentos por encima del promedio general. Se trata del primer índice de un dígito mensual registrado desde el cambio de gobierno nacional en diciembre pasado.

La Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires dio a conocer el Índice de Precios al Consumidor (IPCBA), cuyo incremento el mes pasado “respondió fundamentalmente a las subas en las siguientes divisiones: Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, Salud, Alimentos y bebidas no alcohólicas, Información y comunicación y Restaurantes y hoteles”. Esos rubros “explicaron el 75% del alza del Nivel General”.

María Eugenia Lago, titular del organismo, expresó que se observa “un constante descenso de la tasa de inflación en la Ciudad desde el 21,1% observado en diciembre de 2023. Abril es el cuarto mes consecutivo de baja del índice que se ubica en un dígito por primera vez desde julio del año pasado”.

Se observa un constante descenso de la tasa de inflación en la Ciudad desde el 21,1% observado en diciembre de 2023. Abril es el cuarto mes consecutivo de baja del índice que se ubica en un dígito por primera vez desde julio del año pasado (María Eugenia Lago)
“Es un dato importante porque el índice refleja una tendencia a la baja. No obstante, el aumento de algunos rubros, principalmente aquellos vinculados a las tarifas de servicios públicos, transporte y alimentos mantienen la presión sobre las mediciones”, aclaró la funcionaria del gobierno porteño.

IPCBA según divisiones de la canasta. Índice y variación porcentual respecto del mes anterior, acumulado anual e interanual. Ciudad de Buenos Aires. abril de 2024

El mes pasado el mayor aumento correspondió al rubro de Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles promedió un incremento de 22,9%, contribuyendo con 3,7 puntos porcentuales al incremento mensual del IPCBA. Esto se basó “principalmente las subas en las tarifas residenciales del servicio de suministro de agua y de gas natural por red”.

En segundo lugar, quedó la educación por el fuerte incremento en las cuotas de los colegios privados porteños.

Luego se ubicó el rubro de la salud con el 13% por el incremento de las cuotas de la medicina prepaga, que fueron limitadas por el Gobierno al incremento del índice de precios al consumidor (IPC) del Indec. Por esta decisión, en mayo debería observarse una suba menor en este segmento.

En el cuarto lugar quedó el sector de información y comunicación con el 11,7% por el aumento en los abonos de internet y de la telefonía celular.

En tanto, el sensible rubro de Alimentos y bebidas no alcohólicas exhibió una suba de 5,1% el mes pasado y el 316% el último año.

En particular, “los principales impulsos provinieron de Leche, productos lácteos y huevos (9,5%), Carnes y derivados (5,9%), Verduras, tubérculos y legumbres (10,5%) y Pan y cereales (3,5%).

Por otro lado, el sector de Restaurantes y hoteles aumentó 6,1%, “como resultado de las alzas en los precios de los alimentos preparados en restaurantes, bares y casas de comida”.

María Eugenia Lago, directora de estadísticas porteña
En cambio, hubo una caída “en las tarifas del servicio de alojamiento en hoteles que contribuyeron a aminorar la suba de la división”.

En cuanto a la inflación del último año, “las divisiones Alimentos y bebidas no alcohólicas, Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, Transporte y Restaurantes y hoteles, fueron las principales responsables del incremento de los precios minoristas, explicando el 58,9% de la variación interanual del Nivel General”.

Bienes y servicios
El organismo porteño precisó que “el mes de abril los Bienes registraron una suba de 4,8%, por debajo de los Servicios que aumentaron 13,8%”.

En menor medida, “se destacaron las alzas en las cuotas de la medicina prepaga, en los precios de los restaurantes, bares y casas de comida y en los valores de los gastos comunes de la vivienda”.

“En los primeros cuatro meses del año los Bienes acumularon una suba de 61,8% y los Servicios de 81,8%. En términos interanuales, los Bienes desaceleraron su ritmo de suba hasta 305,5%, (-15 p.p. respecto del mes previo), mientras que los Servicios se aceleraron hasta 283,1%, (+22,5 p.p.)”, precisó el informe.

En el IPCBA, “la dinámica mensual de los Bienes respondió fundamentalmente a los incrementos en los precios de los alimentos (principalmente lácteos, carnes, verduras y panificados)”.

“Le siguieron en importancia, las subas en los valores de las prendas de vestir, de los combustibles y lubricantes para vehículos de uso del hogar, de los medicamentos y de los automóviles”.

El precio de los alimentos subió 316% en un año REUTERS/Mariana Nedelcu
En tanto, el comportamiento de los Servicios reflejó principalmente “los ajustes en las tarifas residenciales del servicio de suministro de agua y de gas natural por red. En menor medida, se destacaron las alzas en las cuotas de la medicina prepaga, en los precios de los restaurantes, bares y casas de comida y en los valores de los gastos comunes de la vivienda”.

Además, se precisó que en abril “la agrupación Resto IPCBA -proxy de la inflación núcleo- promedió un incremento de 7,4% y en términos interanuales, se desaceleró hasta 287,9%”.

“La agrupación Regulados aumentó 23%, destacándose las actualizaciones en las tarifas residenciales del servicio de suministro de agua y de gas natural por red. Le siguieron en importancia, los ajustes en las cuotas de la medicina prepaga y de los establecimientos educativos (de nivel inicial, primario y secundario)”. De este modo, “aceleró su ritmo de suba hasta 373,4% interanual (+72,6 p.p.)”.

Además, indicó que “los bienes y servicios Estacionales promediaron un alza de 2,2%, como resultado de comportamientos contrapuestos: incrementos en los precios de las prendas de vestir y de las verduras, que fueron parcialmente contrarrestados por caídas en los valores de los servicios turísticos (alojamiento en hoteles y paquetes vacacionales)”. En términos interanuales, “este agregado se desaceleró hasta 204,9% interanual”.

La semana próxima se conocerá el dato del Indec, que, según el Gobierno, también se ubicará en un dígito, en torno del 9% (tiene un peso menor de los servicios que CABA) y muy cerca del 300% anual, quedando posicionada una vez más como la más alta del mundo.