martes 28 de mayo de 2024 18:20:15

LA CGT SE MOVILIZÓ CON RECLAMOS AL GOBIERNO Y EN LA PREVIA AL PARO NACIONAL DEL 9 DE MAYO

Ratificamos el paro del 9 de mayo. Nunca estuvo en duda”, dijo Héctor Daer, uno de los referentes, al abrir la conferencia en la CGT

Como parte de su enfrentamiento con el Gobierno, la CGT desplegó su poder de convocatoria en una movilización por el 1° de mayo que tuvo su epicentro en el monumento Canto al Trabajo, en la avenida Independencia y Defensa. La cúpula cegetista participó de la lectura de un documento con fuertes reclamos al Gobierno, al que se acusó de instrumentar “un ajuste brutal”. La marcha de hoy es parte de la hoja de ruta de protestas, que contempla un segundo paro general contra la gestión de Javier Milei para dentro de ocho días.

La avenida 9 de Julio estuvo cortada al tránsito entre Carlos Calvo e Independencia, en ambos sentidos. La avenida Independencia fue el punto de concentración de gremios, movimientos sociales y agrupaciones de izquierda, que definieron confluir en distintas esquinas de esa arteria. Participaron, además de la CGT, organizaciones sociales y sindicatos vinculados a la CTA. El Ministerio de Seguridad de la Nación y sus pares porteños no activaron esta vez el protocolo antipiquetes y la marcha se desarrolla con normalidad.


Los jefes de la CGT avanzaron por la avenida Independencia en dirección a la sede de la central obrera, en la calle Azopardo al 800, para brindar una conferencia de prensa. El cántico predominante en esa columna fue el de “La Patria no se vende”, con entonación clásica de hinchada de fútbol. Al llegar a Paseo Colón y cruzarse con los gremios de izquierda, los triunviros fueron recibidos al grito de “Paro, paro, paro, paro general”. Los jefes de la CGT recibieron en la sede de Azopardo al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof.

“Ratificamos el paro del 9 de mayo. Nunca estuvo en duda”, dijo Héctor Daer, uno de los referentes, al abrir la conferencia en la CGT. Dijo, además, que la CGT tiene previsto reunirse con los senadores nacionales de los diferentes bloques para que no prospere la sanción de la Ley Bases.

“El paro del 9 de mayo va a mostrar el descontento de millones de personas. Tenemos en agenda ir a visitar a todos los senadores para que no voten esta ley nefasta que va en detrimento del pueblo argentino. Los 33 senadores del peronismo se comprometieron a votar en contra. Saben que no pueden votar para privatizar empresas, para que vuelva el impuesto a las ganancias”, dijo Pablo Moyano, otro de los jefes.

Sobre Independencia, hubo distintas columnas de sonido de la CGT, que llevaron como decoración banderas con la consigna de la marcha: “1° de Mayo. Día del Trabajador y la Trabajadora. La Patria no se vende. CGT”. Por los altoparlantes una voz leyó varias veces el documento de reclamos que los gremios emitieron para la ocasión.

En Independencia y 9 de Julio se concentraron también los militantes de las dos vertientes de la CTA. En ese lugar, se dispusieron mesas para reunir firmas contra el DNU 70/23 y para oponerse al cierre de la agencia nacional de noticias Télam.

Camioneros tuvo un amplio despliegue de militantes de las ramas de recolección y de aguas y gaseosas dispuestos sobre Independencia. Entre ellos, se mezcló el boxeador y usual custodio de los Moyano, Gonzalo”Patón” Basile. El dirigente peronista Carlos Kunkel pasó caminando por la zona, pero hacia 9 de Julio, en sentido contrario al grueso de la concentración.

Algunos de los gremios presentes sobre Independencia fueron Alimentación, Foetra, APTA, el sindicato de playeros de estaciones de servicio, los universitarios de Fatun, los textiles de Setia y AOT. Además tuvieron sus columnas el Smata, la APL, Dragado y Balizamiento, los pasteleros, Uocra, Capitanes de Ultramar, los docentes de Sadop y de UDA, Luz y Fuerza, La Bancaria, los judiciales de la UEJN, los panaderos y los obreros del calzado. Entre los gremios, hubo una columna del peronismo porteño, que incluye un micro decorado con iconografía peronista aportado por el gremip de encargados de edificios, de Víctor Santa María, uno de los jefes del PJ de Capital Federal.

Banderas de la CGT culminaron la columna más nutrida de los gremios en la esquina de Defensa, donde se escucharon distintas consignas desde los altoparlantes, como una de la UTEP que denuncia que el Gobierno cortó la ayuda alimentaria a los comedores y reclama declarar la emergencia en ese rubro.

Al llegar a Independencia y Paseo Colón, un vallado cerró la concentración. No hubo escenario dispuesto para dirigentes. En esa esquina, se amontonaron pasacalles de sindicatos de todas las ramas y confluyeron también las columnas del sindicalismo de izquierda (con sindicatos como el de los trabajadores del neumático o la agrupación de Unión Ferroviaria que lidera Rubén “Pollo” Sobrero) que avanzaron por Paseo Colón hacia Independendencia. En ese punto, también se mostró una columna del Frente Renovador de San Isidro, identificada con Sebastián Galmarini, director del Banco Provincia y cuñado del excandidato presidencial Sergio Massa.