martes 28 de mayo de 2024 17:55:57

LA UTA NO LLEGO A UN ACUERDO CON EL GOBIERNO NACIONAL Y PODRÍA CONVOCAR A UN PARO NACIONAL

El gremio de transportistas exige la adición de una suma no remunerativa de $ 250.000 pactada para febrero al salario básico de marzo

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) podría convocar a un paro de colectivos a partir del jueves en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), afectando así a millones de usuarios que recurren al servicio. Así se dejó entrever este martes luego de que fracasaran las negociaciones entre el Gobierno nacional y las cámaras del transporte sobre el conflicto salarial con los choferes.

El reclamo
Cabe recordar que el servicio estuvo a punto de interrumpirse este lunes, pero a último momento se desestimó la medida, aunque ahora se reflotó esa posibilidad para las próximas horas. Los trabajadores reclaman que al básico de marzo se le incorpore la suma no remunerativa de $ 250.000 pactada para febrero, cuando el sueldo inicial alcanzaba los $ 737.000.

Es decir, el sindicato pide que el básico a cobrar sea de $ 987.000. Tras la audiencia en la Secretaría de Transporte, el vicepresidente de la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (Aaeta), Luciano Fusaro, admitió en declaraciones televisivas la dificultad de la situación y la necesidad de paciencia por parte de todos.

Aunque se comprometió a revisar las cuentas, señaló que la falta de recursos impide una solución inmediata. Durante la reunión, las cámaras de transporte automotor presentaron sus necesidades y demandas, mientras que el secretario de Transporte, Franco Mogetta, solicitó comprensión a los empresarios ante la situación del país y los instó a resolver el conflicto con UTA para garantizar el servicio a los ciudadanos en condiciones normales.

La discusión
La Secretaría de Transporte sostiene que no tiene autoridad en los acuerdos de paritarias entre la UTA y la patronal, ya que no forma parte de dichos convenios ni es responsable de su negociación. Afirman que su rol se limita a reconocer los costos del sector y mantener un diálogo con las cámaras correspondientes. Según la Secretaría, al no ser parte del conflicto, no pueden intervenir de manera directa en él.

El enfrentamiento entre las partes persiste y el próximo miércoles se llevará a cabo una nueva reunión, dejando el desenlace aún incierto. El resultado de estas negociaciones determinará si millones de personas podrán regresar a sus hogares utilizando el transporte público ese día, en un contexto donde, además, aumentó la tarifa de los servicios de transporte público de pasajeros.