martes 28 de mayo de 2024 17:08:33

IMPUESTO A LAS GANANCIAS: EL GOBIERNO NACIONAL ALCANZA ACUERDO PARA FIJAR EL PISO EN 1,8 MILLONES DE PESOS

El impuesto a las Ganancias llega al debate en Comisión y se espera que sea ley a fines de abril

Tras intensas negociaciones, el Gobierno nacional ha llegado a un acuerdo con los bloques de la UCR y de Hacemos Coalición Federal para fijar el piso del impuesto a las Ganancias en 1.800.000 de pesos (brutos) para trabajadores solteros y 2.200.000 de pesos para aquellos casados con dos hijos. Este acuerdo, que contempla una escala progresiva de tributos que va desde el 5% hasta el 35%, busca garantizar una actualización por IPC para mantener la proporcionalidad inicial.

De acuerdo a datos de la agencia NA, el proyecto, que se espera sea enviado al Congreso este martes o a más tardar el miércoles, será tratado en comisión la próxima semana para llegar al debate en el recinto antes de fin de mes. Este acuerdo representa un importante logro para el Gobierno, que ha conseguido no solo retomar la discusión sobre el tema, sino también asegurar el respaldo de los bloques que abogaban por un piso de Ganancias aún más elevado que el inicialmente propuesto.

Las negociaciones, que tuvieron lugar en la Casa de Gobierno y contaron con la presencia del Jefe de Gabinete Nicolás Posse y el ministro del Interior Guillermo Francos, han sido clave para alcanzar este acuerdo histórico.

Con este paso, el Gobierno estaría revirtiendo la decisión tomada por el anterior ministro de Economía, Sergio Massa, de eliminar el piso de Ganancias, quien argumentaba que el salario no debía considerarse como una ganancia, sino como una retribución al trabajo.

¿Cómo funciona el cobro del impuesto a las Ganancias?
Cuando una persona trabaja bajo relación de dependencia, es decir, como empleado en una empresa, el impuesto a las Ganancias se retiene directamente de su salario mensual. Esta retención es realizada por el empleador y luego transferida al fisco, es decir, al gobierno. Por lo tanto, en la práctica, es el empleador quien realiza la retención y el pago del impuesto en nombre del trabajador.

Los trabajadores con ingresos más altos estarán sujetos a una tasa impositiva más alta que aquellos con ingresos más bajos en este esquema. Al aplicar tasas impositivas más altas a los trabajadores con ingresos más altos, se busca no solo recaudar fondos para el Estado, sino que las provincias recuperen ingresos a cambio de votar la Ley Ómnibus 2.