sábado 13 de abril de 2024 12:40:03

NUEVOS FUNCIONARIOS PARA QUE AJUSTEN EN LA TV PÚBLICA Y RADIO NACIONAL Y LOS SUELDOS ASIGNADOS

Designan a Eduardo González como coordinador de Radio y Televisión Argentina con un sueldo de $ 4 millones por mes. También a dos gerentes con salarios de $ 3,5 millones mensuales cada uno. En el nuevo organigrama eliminan 57 direcciones de los medios públicos

La empresa estatal Radio y Televisión Argentina (RTA) designa a tres funcionarios con sueldos millonarios para que implementen el ajuste que anunció el presidente Javier Milei en la TV Pública y Radio Nacional.

Se trata del ingeniero Eduardo González, como coordinador general de RTA, quien comenzará a trabajar el próximo lunes 1° de abril, con “una remuneración mensual de $4.002.155,72”, según el expediente firmado por Marisa Rosano, gerenta de Administración y Finanzas de RTA, quien procedió “a realizar la registración presupuestaria correspondiente”.

Eduardo González es un directivo de confianza del interventor Diego Chaher, quien también trabajó varios años atrás en el Grupo América, de los empresarios Daniel Vila, José Luis Manzano, Daniel Hochbaum y Claudio Belocopitt (antes también estaba ahí Eduardo Eurnekian, quien fue en Corporación América el jefe del presidente Javier Milei y del jefe de Gabinete, Nicolás Posse).

El último trabajo de González en los medios fue en el Grupo América. Pero antes estuvo en Telefe, Canal 9, Austral y Aerolíneas Argentinas. Y luego de pasar por América, desde hace once años preside la consultora EGD, especializada en reingeniería de procesos, fusiones y adquisiciones de empresas (como por ejemplo, medios de comunicación), reposicionamiento e implementación de planes estratégicos.

La funcionaria Marisa Rosano también aprobó la asignación presupuestaria para que el 1° de abril comiencen a cobrar $3.479.675,43 otros dos funcionarios: Vanesa Paola Canale, como gerente de Personal de la Unidad de Negocios de la Televisión Pública; y Mario Fernando Viera, como gerente general de Gestión de Personal de RTA, la empresa estatal que maneja la TV Pública, Radio Nacional y Radiodifusión Argentina al Exterior (RAE).

Estos últimos dos funcionarios ya eran gerente y subgerente de Recursos Humanos en RTA, hasta que renunció el director de Recursos Humanos, Mateo Baldarenas, la semana pasada. Los tres muy cercanos al exministro Aníbal Fernández, quien había logrado designar a varios funcionarios en la gestión de Rosario Lufrano al frente de RTA.

A partir de la semana que viene, Viera y Canale van a pasar a estar a cargo de Gestión de Personal, como parte del nuevo organigrama que comenzará a implementar la intervención de los medios públicos encabezada por Chaher.

Este nuevo organigrama contempla la eliminación de 57 direcciones de RTA, que tenían sueldos millonarios, por encima de $2,5 millones mensuales, donde se incluyeron a todos los directores de las emisoras del interior de Radio Nacional, junto con los de las radios FM Clásica, Rock y Folklórica, la mayoría de los cuales ya había renunciado, pero que la intervención de Chaher decidió no volver a designar, según informaron fuentes oficiales.

Además, se elimina la Dirección de Géneros y Diversidad de RTA, que fue creada a mediados de 2020 por la entonces presidenta Rosario Lufrano, donde había designado a Susana Sanz, madre de Bernarda Llorente, la entonces presidenta de Télam.

En el nuevo organigrama de RTA también se elimina la Dirección de Administración y Finanzas, donde estaba Eugenia Bereciartua, quien renunció la semana pasada y su área queda como “Gerencia”. Y se elimina la Dirección de Relaciones Institucionales, que se va a incorporar en la nueva Gerencia de Medios Digitales e Institucionales, a cargo de Agustina Zeballos.

Todos estos cambios fueron precedidos la semana pasada por la imprevista renuncia del director ejecutivo de la TV Pública, Juan Parodi, luego de fracasada su gestión para poder relanzar una “pantalla de calidad”, como había prometido hace un mes cuando asumió la nueva gestión.

Un fin de semana frío en la TV Pública
Este fin de semana extra largo será recordado en la TV Pública como uno de los más fríos de toda su historia, ya que por primera vez no habrá programas en vivo a lo largo de toda su programación.

Luego de 15 años al aire en la TV Pública, se despidió Cocineros Argentinos. “Este es un programa que no había forma de realizar si un medio público no apostaba por transmitir gastronomía, por llegar a todos los rincones del país”, dijo el conductor y cocinero del ciclo, Juan Braceli, en su última emisión del miércoles pasado, donde hicieron “el guiso federal más grande de la TV Argentina”, con más de 100 invitados en el piso del programa.

Cocineros Argentinos era el único programa tercerizado que se había salvado de la poda que hizo la TV Pública a principios de año, cuando resolvió no renovar los contratos de las tiras diarias que conducían Ernestina Pais (Mañanas Públicas), Coco Sily (Noches de Mente) y Luli Trujllo y Pablo Caruso (Desiguales).

Es que el miércoles se despidieron los últimos programas que salían en vivo en la TV Pública, con fuertes cargas de emoción: Cocineros Argentinos, Más de Vos, En Casa y los noticieros del fin de semana, que ya no saldrán más por el canal estatal.

Fuentes del Gobierno dijeron que todas esa medidas buscan “reducir el presupuesto” y “bajar el déficit” heredado de la gestión de Rosario Lufrano, que en 2023 se había disparado por encima de los $ 20.000 millones.

“Estos días vamos a pasar solo latas con programas grabados, series, películas, partidos y repeticiones. Pero nada en vivo, para reducir las horas extras del personal, que se pagan al 200% y acá ya no hay más plata”, aseguró una fuente oficial.

Casi todo el personal de la TV Pública recibió la orden de no concurrir estos seis días a su lugar de trabajo, ya que únicamente habrá una guardia mínima para monitorear la calidad técnica de la transmisión y garantizar la seguridad en los edificios de Figueroa Alcorta y Tagle. Y después de los feriados solo van a continuar en vivo los noticieros del mediodía y de la tarde.

Respecto a la posibilidad de venta de esos terrenos, las fuentes oficiales desmintieron esa opción. “Ahora no se renovaron los contratos que vencían a fines de marzo. Y en abril vamos a arrancar con los retiros voluntarios, un plan de jubilaciones anticipadas y la renegociación de los contratos que vencen este año, para reducir la planta de personal. Pero no hay plan de cerrar ni vender los terrenos, aunque si se puede nos gustaría avanzar con la privatización o el ingreso de capitales privados en la TV Pública y Radio Nacional”, aseguraron.

“La situación ahí es diferente a la de Télam, donde Milei anunció su cierre. En RTA queremos hacer una reestructuración y para eso fue que se aprobó el nuevo organigrama”, agregaron las fuentes oficiales.

De todos modos, los empleados temen que haya una ola de despidos masivos en los medios públicos, tal como está ocurriendo en la mayoría de las reparticiones públicas, donde el Gobierno despidió los últimos días a más de 15.000 empleados.

“El Gobierno sabe que cada vez que despidió gente en Télam, Radio Nacional y la TV Pública, aunque fueran contratos que no se renovaron, después la Justicia laboral los obligó a indemnizar a esos trabajadores con sumas millonarias. No creo que se arriesguen a repetir esos mismos errores”, dijo  un periodista de los medios públicos, que pidió mantener su anonimato.

Y otro añadió, con una crítica a la gestión libertaria: “El Gobierno designa a varios funcionarios en los medios públicos para que hagan un ajuste fuertísimo. Pero la plata de ellos siempre está, porque son como una casta y cobran sueldos más altos que los de diputados y senadores de la Nación, y casi que le empatan al sueldo de Milei”.

Más allá de los altos sueldos que paga la gestión de Milei, en estos meses se produjeron numerosas renuncias de funcionarios libertarios del sector de las comunicaciones del gobierno nacional.

Primero se fue Eduardo Roust, como subsecretario de Comunicación, a quien reemplazó Javier Lanari. También dejó su cargo la Secretaria de Comunicación, Belén Stettler, quien fue reemplazada por Eduardo Serenellini. Luego se fue el subinterventor de los medios públicos, Diego Marías, quien tenía firma compartida con el interventor Diego Chaher. Y a fin de febrero dejó su cargo Cristian Sedam, quien duró solo una semana como gerente general de Contenidos Públicos, la empresa que maneja los canales Encuentro, Pakapaka y DeporTV.

También se podría mencionar la salida de Iñaki Gutiérrez y Eugenia Rolón, que manejaban las comunicaciones digitales del Gobierno nacional, quienes fueron reemplazados en esa función por Juan Pablo Carreira, más conocido por su alias en la red social X (exTwitter) John Doe. Y la última renuncia fue la de Juan Parodi, la semana pasada, que duró poco más de un mes como director ejecutivo de la TV Pública. Fte. Identidad Correntina