miércoles 29 de mayo de 2024 06:36:18

SENADO: EL RABINO AXEL WAHNISH PROPUESTO COMO EMBAJADOR DE ISRAEL GUÉ FUERTEMENTE INTERPELADO A RAÌZ DE LA DECISIÒN PRESIDENCIAL DE TRASLADAR LA EMBAJADA A JERUSALÉN

Axel Wahnish, propuesto como embajador en ese país, asistió a audiencia pública ante la Comisión de Acuerdos. Aseguró que la decisión del presidente está “tomada” pero que se llevará a la práctica cuando esté la anuencia técnica de Cancillería.

El rabino personal de Javier Milei, Axel Wahnish, propuesto como embajador en Israel fue fuertemente interpelado este jueves en el Senado a raíz de la decisión del presidente de trasladar la embajada argentina a Jerusalén.

Luego de su exposición inicial, la vicejefa de Unión por la Patria, Anabel Fernández Sagasti, le consultó por el tema y recordó que en Argentina “hemos sufrido dos atentados que aún hoy no podemos encontrar justicia”. “¿Por qué esa decisión? Le quiero preguntar si no cree que con esa decisión nosotros entramos en un posicionamiento dificultoso en cuanto al terrorismo internacional. Si no nos pone en peligro“, expresó.

Wahnish aseguró que “la mudanza de la embajada a Jerusalén es una decisión de nuestro señor presidente en materia de política exterior, esto lo viene anunciando hace un año” y que “toda decisión genera variables secundarias con impacto”, pero Milei habrá tenido “en cuenta todos los impactos, todos los pro y todos los contra”.

Para el candidato, esta decisión “no tiene que ser vista en deterioro a relaciones con otros países”. “Es una decisión tomada”, aseveró, aunque agregó que se ejecutará “con paciencia, con sabiduría, siendo humilde y escuchando a todos los actores involucrados para que esta mudanza reduzca al mínimo los impactos negativos y multiplique o maximice los impactos positivos”.

“Con el terrorismo no se negocia, no se dialoga”, sentenció y justificó entonces que “tomar una política de Estado en función de un capricho de grupos terroristas sería justamente premiar los actos de terror”.

Más tarde fue consultado por el radical Martín Lousteau por el mismo asunto, pero desde “el impacto de la política de soberanía de Argentina en Malvinas” que tendría, ya que si bien en 1980 Israel consideró a Jerusalén su capital, una resolución de la ONU “considera que la parte este de Jerusalén es un territorio ocupado, un territorio en disputa”.

“Si la Argentina mudara su embajada a Israel reconociendo la totalidad, la integridad de la soberanía de Israel sobre Jerusalén, estaría diciendo que un territorio ocupado es reconocido por Argentina y eso tiene consecuencias internacionales para el reclamo de Malvinas”, advirtió.

El rabino contestó que “la ONU dividió Jerusalén en dos sectores, nosotros nunca iríamos a poner la embajada en el sector este, iríamos a poner la embajada en el sector que la ONU reconoció que es la parte de Israel”. “El impacto que pueda tener sobre Malvinas creo que es un tema muy importante y todo el cuerpo de Cancillería lo va a tener que evaluar y tomar todas las consideraciones necesarias para que esta decisión no impacte ni menoscabe en lo más mínimo el tema de Malvinas”, sostuvo.

Otro momento de tensión se dio cuando la catamarqueña Lucía Corpacci, en alusión a lo que el candidato había expresado sobre la guerra en Medio Oriente, lanzó: “A todos nos duelen los muertos en situación de violencia, sean del país que sean. Usted va a ser embajador argentino, argentino, en Israel. Argentina es un territorio de paz y, por lo tanto, cualquier decisión que se tome nos pone en situación de debilidad y conflicto a todos los argentinos. Y eso es algo que usted debe tener muy en claro”.

“Yo soy argentino, mis padres son argentinos, mis abuelos son argentinos, fui a escuelas públicas y me crié en este país. Tengo bien claro mi misión y que soy un ciudadano argentino que paso a representar los intereses de Argentina. Ahora yo le pregunto a usted, ¿por qué tuvo que hacer esa aclaración”, respondió Wahnish, a lo que intervino la presidenta de la Comisión de Acuerdos, la macrista Guadalupe Tagliaferri, y le pidió “no interpelar el origen de la pregunta de un senador o senadora”.

En defensa del postulante del Gobierno, el salteño Juan Carlos Romero recordó: “También tuvimos nosotros un embajador en el gobierno anterior en China, que era más chino que argentino, y nadie le anduvo preguntando. Y tuvimos en la OEA a un embajador que tenía el corazón con la camiseta puesta para defender las dictaduras latinoamericanas. Entonces no podemos prejuzgar aquí que el señor no nos represente adecuadamente, porque no hay ningún motivo para pensarlo”.

Pero el tema de la embajada volvió más tarde, cuando Lousteau le preguntó “si tiene noción, conciencia o conocimiento de la existencia de algún dictamen de Cancillería con respecto al impacto de la mudanza de la embajada”.

“Todo movimiento o acción que vamos a hacer va a ser tomada en cuenta analizando todos los puntos en cuestión con el Poder Ejecutivo y con Cancillería, no vamos a hacer nada hasta tener todo claro”, insistió Wahnish, que luego manifestó: “Me siento en un debate presidencial de por sí o no, y no me siento cómodo”.

Intervino entonces el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, el libertario Francisco Paoltroni, quien reveló que había llamado a Julio Mercado, funcionario de Cancillería. “Le pregunté si tenía conocimiento (de un dictamen técnico al respcto) y me dijo que él no tenía conocimiento, como yo tampoco lo tengo”, dijo.

“Igualmente es un tema que lo estamos charlando, no es que desconocemos. Con la canciller Diana Mondino es un tema que estamos investigando antes de tomar cualquier decisión práctica”, cerró el tema Wahnish.

En su exposición inicial, Wahnish le agradeció al presidente “por haber confiado en mí y encomendado esta enorme misión de poder representar a nuestro país en un destino tan sensible y desafiante como es Israel”. Tras presentarse y repasar su trayectoria educativo, hasta que llegó a ser rabino, reveló: “Desde los 20 años decidí abocar mi vida a todo lo que tiene que ver con educación, trabajo social y comunitario”.

“Después de Argentina, Israel es el país que más conozco. Conozco el idioma, su cultura, idiosincrasia, historia y estoy en muchísima relación y contacto fluido con los principales actores” de distintos sectores, expresó y se comprometió, en caso de ser avalado, a “reforzar y promover las relaciones bilaterales, siempre mediante el diálogo y el intercambio político, económico y cultural”.

En referencia a la guerra con Palestina, Wahnish indicó que “Israel está en una región sensible, y particularmente ahora está pasando una situación más sensible, y eso genera una enorme responsabilidad, cautela, y tener consciencia que cada paso tiene efectos geopolíticos transcendentes”.

“El presidente expresó que quiere reubicar a Israel como uno de sus aliados estratégicos y eso me pone una enorme responsabilidad” de lograrlo, dijo y destacó que “Argentina e Israel son dos países 100% complementarios, no competimos en nada, es un win-win”.

Sobre esta línea, detalló que “en 2023 el intercambio comercial fue de 525 millones de dólares, nuestras exportaciones duplicaron, pero igualmente sigue siendo un número bajo”. “Estoy muy interesado en lograr traer inversiones, para que inviertan aquí y para que con los recursos naturales que tenemos, se sume el valor y pueda salir el producto con un valor extra”, añadió.