sábado 13 de abril de 2024 14:06:01

EL GOBIERNO ANUNCIÓ EL CIERRE DE 59 CENTROS DE REFERENCIA EN TODO EL PAÍS: “SON CAJAS DE LA POLÍTICA Y REFUGIOS DE ÑOQUIS”

Aseguran que implica un ahorro de 5 mil millones de pesos anuales.Despedirán a más de 600 empleados públicos

El Gobierno anunció este lunes el cierre de 59 Centros de Referencia de todo el país, al asegurar que funcionan como “cajas de la política y refugios de ñoquis del Estado”. Según indicó el Ministerio de Capital Humano en un comunicado, con estos recortes ahorrarán 5.000 millones de pesos anuales.

Los Centros de Referencia son espacios locales de gestión de trámites que están ubicados en diferentes puntos del país. Fueron creados para acercar a la población las políticas públicas, pero desde el gobierno de Javier Milei afirman que reciben “muy pocas consultas por día, en la mayoría de los casos no resuelven el trámite y solo derivan a la gente a otro organismo”.

“Son la imagen más clara de la burocracia del Estado”, definió el Ministerio de Capital Humano a estos espacios. En el comunicado, la cartera que conduce Sandra Pettovello indicó que despedirán “a más de 600 empleados públicos que cobraban un total de 4 mil millones de pesos por año”.

Además, según puntualizaron desde el Gobierno, el cierre de los 59 espacios “implica un ahorro en el gasto de 88 millones de pesos anuales en alquiler”. También darán de baja “50 autos que generaban un gasto de más de 20 millones de pesos por año” y 42 teléfonos celulares.

Tras estos cierres, el ministerio explicó que “los trámites serán digitales para ahorrar gasto público, modernizar y ser más eficientes”. También habilitará una línea telefónica (0800-222-3294) para que quienes lo necesiten puedan comunicarse y realizar sus trámites en la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia.

Para argumentar la decisión de cerrarlos, desde Capital Humano aseguraron que visitaron recientemente un centro de más de 50 empleados registrados y que en plena jornada laboral “sólo estaban cubiertos menos de 20 puestos de trabajo”.

El Gobierno también eliminará en los próximos días unas 300 Unidades de Gestión que estaban a cargo de los movimientos sociales. Se trataba de cooperativas y los beneficiarios del Potenciar Trabajo, que trabajan allí unas 20 horas semanales. Ese programa dependía de la Secretaría de Economía Social que conducía Emilio Pérsico, líder del Evita, quien estaba “de los dos lados del mostrador”, pagando y cobrando los planes a través del movimiento que él conduce.

Ambas determinaciones van en línea con la intención del Gobierno de poner un freno a los punteros políticos y bajar el poder de fuego que manejan las organizaciones sociales y los piqueteros, que ofician de intermediarios de los beneficiarios de los planes, y que se quedaban con buena parte de los fondos que les correspondían a quienes percibían el Potenciar Trabajo. En ese sentido, también se decidió quitarle la intermediación en la entrega de alimentos para sus comedores comunitarias y se anunciaron licitaciones “transparentes” a través de la firma de convenios con Naciones Unidas.

La semana pasada se conoció que el Gobierno dividirá el Potenciar Trabajo con dos nuevos programas. Por un lado, el “Volver al Trabajo”, que se enfocará en el desarrollo de las competencias “sociolaborales de los beneficiarios que les permita alcanzar un nivel de empleabilidad inicial real y mejorar sus oportunidades de inserción laboral”.

Por su parte, “Acompañamiento Social” es otro área que promoverá la inclusión social y mejorar las condiciones de vida de los hogares, “apuntando a fortalecer su núcleo familiar y la comunidad en donde viven”. Así, se divide el principal programa de asistencia social de los últimos cuatro años, que no obstante, mantiene fondos que superan el billón de pesos para todo este período.

A la fecha, ya se giró el 21,54% de los recursos correspondientes, un total de $ 220.920 millones, por debajo de los $ 275.548 millones que se transfirieron a Políticas Alimentarias, el otro plan central de la Secretaría de Niñez y Adolescencia, pero muy por encima de lo estimado para haber transcurrido solamente dos mees.

Pettovello, dura con los intermediarios
El domingo por la noche, en LN+, la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, dio una entrevista por primera vez desde que asumió su cargo en diciembre y se refirió a la política alimentaria del gobierno de Javier Milei. Dijo que fue pensada “de un modo que no se hagan negocios” porque, sostuvo, esa metodología es “abominable”, en un palo por elevación a las organizaciones piqueteras.

La ministra, de las más cercanas a Milei, fue consultada por la causa penal que le inició el dirigente social Juan Grabois, quien dijo en su cuenta de X que “la casta come todos los días, los pibes no”. La funcionaria de Capital Humano fue enfática en que no iba a responderle a Grabois y sostuvo que no sabe el por qué de la denuncia.

Sin embargo, esbozó una teoría. “Les importa mucho (a los dirigentes piqueteros) el modo cómo se distribuye, se proyecta la política alimentaria. Nosotros planificamos que sea de otra manera. De una manera que evidentemente a los organizadores (sic) de las organizaciones sociales no les conviene”, dijo la ministra.